Actualizaciónes  | Medjugorje  | Mensajes  | Artículos y Noticias  | Videos[EN]  | Galería[EN] | Mapa del Sitio  | Sobre[EN]  | Libro de Visitas  | Enlaces  | Screensaver  | Wallpaper | Web Feed

www.medjugorje.ws » Eco de Maria Reina de la Paz » Eco de Maria Reina de la Paz 131 (Enero-Febrero 1997)

Other languages: English, Deutsch, Español, Français, Italiano
Download (72.0 KB )

Eco di Maria
Regina della Pace

Español 131

Enero-Febrero 1997




Mensaje de Adviento (25.11.96)

Queridos hijos, hoy os invito de nuevo a la oración, para que con la oración, el ayuno y los pequeños sacrificios, os preparéis para la venida de Jesús.
Que este tiempo, hijitos, sea para vosotros un tiempo de gracia. Aprovechad de cada momento y haced el bien, porque solo así podréis sentir en vuestros corazones el nacimiento de Jesús. Si con vuestra vida, dáis el ejemplo y os volvéis signo del amor de Dios, la alegría prevalecerá en los corazones de los hombres. Gracias por haber respondido a mi llamada.

"Vigilad y orad"
para acoger a Jesús

La Navidad en un don del cielo. Es una ocasión de gracia ofrecida a nosotros por pura iniciativa divina, para acogerla en un corazón bien dispuesto. Esta fiesta no es solo la conmemoración de un evento, sino es el "memorial" de un misterio que se repite, cargado con la misma gracia de hace 2 mil años. Dios toca todavía a nuestra puerta para comunicarnos la vida divina de su Hijo hecho hombre. Aprovechemos tan gran don y será tiempo de gracia y nos volveremos signos del amor de Dios. Así los hombres verán esta alegría a través de nosotros, y la podrán acoger: Paz en la tierra a los hombres que El ama. He aquí la savia del mensaje.
1. Desde los primeros mensajes la Virgen nos ha hablado de como preparar y vivir la Navidad; hoy nos explica las condiciones. Antes que nada os invito de nuevo a la oración. Hay que dar el tiempo y el corazón a Dios para que El pueda comunicarnos su amor, su sed abrasante de tenernos en la primitiva comunión de amor, el oir todavía que, junto con su Hijo, lo llamamos "Padre" y darnos todo, todo lo que nos hace verdaderamente felices.
Pero debemos crear las condiciones para poder rezar y acoger su amor, aprendiendo del Nacimiento, como nos enseña María: con la oración, el ayuno y los pequeños sacrificios os prepararéis a la venida de Jesús. Jesús nace en nosotros precisamente mediante la oración, la cuál es posible y eficaz cuando está preparada con el ayuno.
Esto es lo que quiere decirnos Pedro cuando nos exhorta: Sed sensatos y sobrios para daros a la oración (1 P 4,7).
2. Para poder rezar es necesario ante todo el ayuno del silencio ante la invasión cotidiana de los hombres y de las cosas. Hay que hacer decididamente cortes en todo lo que no es necesario, para que el corazón se vuelva una gruta de pobreza y de silencio, en la cuál pueda vivir Jesús. Dios no encuentra puesto en donde la mente está abarrotada por curiosidades vanas, por discursos inútiles, por lecturas, por fantasías y pasiones que ocupan el corazón. Recuerda el ayuno de la televisión.
Y tampoco Jesús encuentra puesto en donde hay saciedad de bienes materiales, apremio de infinitas exigencias y búsqueda continua y excesiva de todo lo que le gusta a la carne. El diablo se sirve de todo esto para adormecernos y aflojar nuestra atención hacia Dios hasta atenuar mucho o hacer desaparecer completamente el sentido del pecado.
El alma tiene que encontrar su quietud para poder rezar, estar atenta a las urgencias de Dios y no a las propias, para disponerse a sus divinas operaciones. El amor hará todo esto. Y también hará renunciar a tantas pequeñas cosas, es decir hacer pequeños sacrificios para alimentar el aceite en la lámpara.

3. Para que este sea un tiempo de gracia, tenemos que aprovechar de cada momento y disponer de nuestro tiempo, no para nuestro placer sino en la búsqueda continua de la voluntad de Dios, en las muchas ocasiones que El nos ofrece para hacer el bien, es decir hacer todas las obras que El desea, especialmente las de misericordia.
Para un don así tan grande se necesita el máximo empeño: tener siempre presente en el corazón la meta y no aflojar la tensión, como uno que corre a la meta y no tiene tiempo para voltearse ni a la derecha ni a la izquierda. Cada amor grande exige una tensión total del corazón y no admite cortes ni libres salidas. La mamá está tan atenta a su niño que no lo pierde nunca de vista, ni siquiera durante sus quehaceres y ni siquiera si se ausenta. Así debe ser el empeño, la atención del alma hacia el don de Dios. Nada nos puede distraer.
Los testigos de la primera Navidad fueron tomados totalmente por esa, y fueron a toda prisa a donde el Niño, refirieron el anuncio y regresaron glorificando y alabando a Dios por todo lo que habían oído y visto, conforme a lo que se les había dicho (Luc 2,16-18). Algunos vinieron desde lejos con muchos sacrificios, y ofrecieron todo (Mt 2). Y por qué debería ser hoy diversa nuestra Navidad?
Tenemos una gran responsabilidad, no dejar pasar en vano la venida del Señor. Si acogeremos la invitación de María, y Jesús vendrá a habitar en nosotros, difundiremos la alegría y la paz de la Navidad, y, a pesar de todo, contribuiremos a hacerlas prevalecer en los corazones de los hombres. d. Angelo


TU ES PETRUS!
Desde hace 50 años
sacerdote entre los sacerdotes.
No hay vejez para el sacerdote

Nunca ha habido una exaltación del "Sacerdocio en eterno" como aquella en ocasión del 50. de sacerdocio del S. Padre. Nunca ha habido una manifestación más familiar y sentida en un lugar tan solemne! 700 sacerdotes de la diócesis de Roma celebraron con él el 1. de Noviembre, y más o menos 1500 entre sacerdotes, Obispos y Cardenales de todo el mundo, ordenados como él en 1946, celebraron con él los cincuenta años de sacerdocio en las vísperas del viernes 7 de Noviembre. Continuaron después la fiesta el domingo 10 con el pontifical en S. Pedro y la manifestación pública en la plaza; después participaron al almuerzo común en la antecámara del aula Nervi.
No hay vejez para el sacerdote, parecía que quería decir el Papa a todos sus coetáneos: "Si a 50 años del Héme aquí pronunciado el día de la ordenación sacerdotal, las fuerzas corporales se van, disminuyen, no es así para la otra fuerza, la interior.
Somos ministros de Dios y de su Esposa, y por el tiempo que Dios querrá nos espera una tarea formidable. Que no nos tome la tentación de repetir el lamento de Jeremías: Ah, Señor! Mira que no sé expresarme porque estoy viejo... Día tras día ponemos a disposición de Cristo nuestros labios, nuestras manos... No, no puede haber vocación más grande que esta, y avanzar con los años no puede ser un impedimento". (7 de Nov.) " Queridísimos sacerdotes! Estamos hoy reunidos en esta Basílica para recordar aquel momento solemne de hace 50 años, cuando con emoción tomamos por primera vez en nuestras manos el caliz de salvación. Lo heredamos de Cristo mismo. Aquel caliz lo apretamos en nuestras manos reviviendo la atmósfera cargada de misterio de la última cena... (10 de Nov).

Testimonios y recomendaciones "jubilares"llegaron de parte de sacerdotes que estuvieron en la cárcel con todo tipo de aventuras. Citamos solo aquellas de dos ancianos sacerdotes del extremo oriente, quienes hablan con acentos conmovedores de sus iglesias perseguidas: Birmania y China. Al final osan recomendar algunos deseos que tienen en el corazón y que deberíamos hacer como nuestros: a) rigurosidad en preparar los sacramentos y en la formación de los sacerdotes; b) el celibato: es la primera garantía de que un sacerdote pertenece a todos. Quién abandona las promesas se vuelve más infiel de los que no creen, y demuestra de no ser ni siquiera una persona adulta; c) todas las Iglesias, también las más jóvenes, tienen que encargarse del mundo entero; (además una nostalgia por el latín y por el gregoriano...)
(Recuerdos y reflexiones de su vocación en el libro: "Don y Misterio", dedicado a los sacerdotes: Librería ed. Vaticana).

Triunfo e inmolación. Fueron días de consuelo, bien merecidos para el S. Padre. Pero el breve triunfo de Jesús en la fiesta de las Palmas, fué seguido por la pasión; y la cena pascual por la inmolación en la cruz. El Papa sabe que esta suerte le espera también a él como verdadero discípulo, es más, vicario de Jesús. Todo esto vendrá más por obra de enemigos internos que traman contra él, que de enemigos externos. Pero él, como cordero manso (Jer 11,19) no dice una sola palabra contra los adversarios que están alrededor, no hace notar lamentos sino solo palabras de paz: esto nos maravilla mucho más. En él Jesús se entrega todavía por nosotros. Recemos unánimes con fuerza, como hacía la Iglesia de Jerusalén por Pedro prisionero. Que el Señor lo conserve, lo fortifique... y no lo abandone en las manos de sus enemigos.

La preparación al gran Jubileo del 2000 ha comenzado con las primeras vísperas de Adviento, 30 de Noviembre de 1996. Esta meta está siempre presente en la mirada del Papa, esperamos que sea igual para quién es el destinatario de este gran don: "Todo el programa de preparación para el 3. milenio debería ayudarnos a descubrir la gloria de Dios, que se ha revelado en Cristo en el Evangelio, y a conducirnos, si Dios quiere, hasta los umbrales de la Puerta Santa, que será abierta la noche de Navidad de 1999: puerta de gracia y de misericordia divina.

La tragedia de 800 millones de personas en el mundo, a las cuales falta la comida necesaria, evocada por la FAO, y los centenares de millares de prófugos ruandeses y burundeses en Zaire, vagantes en las forestas privados de todo, han provocado las repetidas llamadas angustiadas del Papa: "Ninguna incertidumbre, ningún pretexto, ningún cálculo podrán justificar otro atraso en la asistencia humanitaria para aquellos hermanos. En la región de los Grandes Lagos se está consumando una tragedia atroz, y el mundo queda inerte". Y el Papa no teme de afirmar que "todos los miembros de la Iglesia que se han manchado de culpas durante el genocidio en Ruanda (1 millón de personas) tienen que tener el valor de soportar las consecuencias de lo que han cometido contra Dios y contra el prójimo. Le darán cuentas a Dios". Y a todos los prófugos se les debe preparar un regreso honroso en la dignidad y en la seguridad, en la reconciliación de los ánimos y en la verdad.

Ofrece el perdón, recibe la paz es el tema de la jornada de la paz, 1. de Enero de 1997: "La paz se construye sobre el perdón que dar y que recibir, que tiene una fuerza irresistible. La reconciliación, que viene de Dios, no elimina las exigencias de la reparación y de la memoria para aprender de las experiencias sufridas que solo el amor construye, mientras que el odio produce solo ruinas..."

Delante de la Inmaculada de Plaza de España, en Roma, el Papa, después de haber elevado un himno a la belleza de María, así rezó:
"Te damos gracias, oh Inmaculada, por estar en medio de nosotros - en esta imágen tuya en alto, - que recuerda el prodigio de la gracia - que el Señor ha realizado en Tí, - y que estimula nuestro constante empeño - en vencer todo tipo de mal. Te damos gracias, oh Virgen Santa, - por habernos convocado aquí - a contemplar tu Inmaculada Concepción, - y a renovar el empeño personal - de participación a la Misión ciudadana, - que quiere hacer resplandecer el rostro de tu Hijo - en todos los rincones de la ciudad.
Te agradecemos, oh Madre nuestra, - por el don de esta cita anual - con la cuál el misterio de tu belleza, - que nos maravilla cada vez, - porque única y casta. - Tota pulchra es Maria!"

El secreto de la fuerza del Papa

Juan Pablo II, 76 años, 50 de sacerdocio: los sufrimientos causados por las enfermedades, el atentado, las duras batallas en defensa de la verdad, en vez de debilitarlo lo han fortalecido más.
Se le preguntó a Mons. Vincenzo Thu, vietnamita, por 8 años secretario particular del Papa, hasta Febrero de 1996 junto con el polaco Mons. Dziwisz:
Cuál es el secreto de esta fuerza? Respondió: La S. Misa es un acto cotidiano que constituye el corazón de su jornada. Como dijo él mismo, no ha perdido nunca una Misa, ni siquiera cuando estaba enfermo: entonces se hacía instalar el altar cerca de la cama, uno celebraba y él lo seguía concelebrando. Ni siquiera los 72 viajes al exterior y la visita a 120 diócesis italianas lo han distraído de la Misa, que él siempre ha querido como momento central de sus encuentros.
El gran empeño con el cuál el Papa enfrenta la oración desde la 5:30 A.M. de cada mañana, con la Misa que sigue, genera en él un clima de comunión para toda la jornada; es la gran fuerza que lo sostiene. Queda sereno y tranquilo porque está siempre en unión con el Señor. (Otro colaborador cuenta: cuando vá a su capilla privada y reza, si no hay nadie se echa ante el Tabernáculo y está allí con los brazos en cruz. Se queda hasta por horas, hasta tarde en la noche. El sabe que está en compañía de aquel Cristo del cuál es Vicario en la tierra. Y a veces, como no se decide a ir a la cama, lo tienen que halar por los pies.

Como reza el Papa? Estar cerca de él y ver como reza es una experiencia única. Reza apasionadamente, con los ojos cerrados y con frecuentes invocaciones, como: Oh, Señor! Oh, Dios mío! "Yo tomo nota de las intenciones que indican las personas de todo el mundo - confía a los sacerdotes - y las conservo en mi capilla, sobre el reclinatorio, para que estén presentes en cada momento en mi conciencia, aún cuando no pueden ser repetidas expresamente cada día. Se quedan allí, el Señor las conoce..."
Cerrando los ojos se sumerge en la oración. Está tan embebido en la oración que a veces, cuando abre los ojos, ya no sabe a que punto estamos con el misal. Su abandono en la oración es tan total que entra casi en un estado de éxtasis. He visto a menudo, aún a Obispos y Cardenales concelebrantes que, fijando la mirada sobre el S. Padre quedan impresionados. Un Cardenal contó que durante el conclave, cada vez que durante la noche entraba en la Capilla Sistina, lo encontraba arrodillado en un rincón que rezaba.
Hace la Via Crucis cada semana, hace ayuno en serio, reza el Rosario entero todos los días. En su devoción a María se inspira,; como sabemos, a S. Luis M. de Montfort, de quién tomó el lema Totus Tuus; ha leído S. Teresa de Avila, S. Juan de la Cruz y S. Bernardo. Una mañana no lo veíamos llegar para las audiencias. Lo busqué y lo encontré con las manos en cruz que miraba en alto a la Virgen, pero con tal intensidad que me parecía un niño delante de la mamá.
Otra vez, en un rígido Diciembre lo buscábamos y lo encontramos en la terraza ante un pequeño altarcito con la Virgen de Fátima, arrodillado con un manto negro de sacerdote sobre las espaldas. Lo llamé pero él continuó a rezar por un poco de tiempo sin levantarse. Poniendo en orden algunas hojas suyas descubrí que, cuando escribe homilías o encíclicas, en una esquina de cada página hay una invocación a María...

Es un Papa que escucha y lee mucho? Dedica más o menos una hora a la lectura personal desde las 10:00 P.M. hasta las 11:00 P.M.: lee artículos o libros puestos aparte durante el día. Es también muy sensible a la escucha generalmente el martes, cuando convoca a 5 ó 6 expertos en varias disciplinas, ya preparados, para discutir sobre temas de gran importancia: desde cuestiones teológicas a la política; desde los nuevos descubrimientos de la física a las armas nucleares.

* El cetro de María a Wojtyla - El Card. Wyszynski contó un hecho "extraño" que sucedió en una procesión mariana que él guíaba en Cracovia. El Obispo Wojtyla estaba cerca de la estatua de la Virgen cuando un brusco movimiento de los portadores hizo caer el cetro de las manos de María. Wojtyla estuvo listo para tomarlo antes que cayera en el suelo. "La Virgen cedió su cetro a Wojtyla", comentó Wyszynski. (Avvenire 9 de Nov. 96)


UT UNUM SINT!
El Papa a los católicos chinos:
no cedáis, sed hombres de comunión
El Gobierno no debe temeros.

La mirada del Papa vá más allá de nuestros horizontes y mira a China, el inmenso campo que espera la cosecha: un millar de millones 200 mil personas, en donde la libertad todavía está sofocada pero que, por necesidad física, tiene que abrirse al mundo para utilizar su inmenso potencial. El Papa se dirige al pequeño rebaño de los católicos: más o menos 12 millones, de los cuales la mitad es fiel a la Iglesia de Roma y vive en la clandestinidad, y la otra mitad pertenece a la iglesia "patriótica", pero que no se siente, como pareciera, tan dividida de la otra, si en sus Misas, desde hace tiempo, se reza por el Papa y por la Iglesia de Roma, y la misma Santa Sede no los considera cismáticos.
El 3 de Diciembre, memoria de S. Francisco Saverio, patrón de las misiones, se celebraba el 70. Aniversario de las primeras ordenaciones episcopales en aquella tierra, y el 5O. de la institución de la jerarquía eclesiástica; Juan Pablo II envió, por primera vez, via satélite, un histórico discurso a la población china por medio de la Radio Vaticana, lo que le permitió a la Radio Veritas (la radio católica que cubre toda el Asia transmitiendo en los varios idiomas locales) de volverlo a lanzar en todos los rincones de China.
En el siglo pasado la fé nacida en China se había vuelto un instrumento de dominio de las potencias europeas victoriosas, de las cuales dependía la libertad de los misioneros para predicar el Evangelio. Pero al principio de este siglo, por obra de incansables precursores, entre ellos el Card. Constantini, se llegó a la "chinalisación" de las comunidades cristianas hasta ordenar Obispos chinos en 1926 e instituir una jerarquía regular en 1946, con 20 arzobispados y 79 diócesis. Y así la Iglesia china, que se volvió autóctona, pudo prepararse para el gran desafío del régimen comunista. 16 millones de católicos chinos, que se quedaron solos después de la expulsión de los misioneros extranjeros, dieron gran prueba de madurez en el martirio y en la evangelización hasta hoy día.
El Santo Padre, recordando los muchos mártires, pidió a los Obispos y a los católicos de quedar fieles a la única Iglesia de Cristo, sin compromisos, "no cediendo a las ideas de una Iglesia que no corresponden ni a la voluntad del Señor Jesús, ni a la fé católica, ni al sentimiento y a la convicción de la gran mayoría de los católicos chinos". Faltando tal fé "resultaría una división capaz de generar solo confusión, con perjuicio ya sea de la fé, ya sea de la contribución que los fieles pueden ofrecer a la patria como artífices de la paz y del progreso social".
Pero el Papa los invita también a ser "los hombres de comunión, y a instaurar un diálogo en la verdad y en la caridad también con aquellos que, por causa de las graves y duraderas dificultades se han alejado, en ciertos aspectos, de la plenitud de la verdad católica". Aquí es evidente la comprensión del Papa y su mano tendida hacia la Iglesia patriótica. Al mismo tiempo el Papa se dirige a las autoridades chinas para que "no tengan miedo ni de Cristo ni de su Iglesia" y las "ha tranquilizado porque un discípulo de Cristo puede vivir la fé en cualquier orden político, con tal que sea respetado su derecho a comportarse según la propia conciencia y la propia fé... Es más, a los creyentes pido de dar siempre más, con entusiasmo y dedición, la contribución de sus energías y de sus talentos para el desarrollo de ésta nación, que tiene un rol muy importante que cumplir en la comunidad de las naciones".
Al final del mensaje, verdaderamente extraordinario, el S. Padre expresó el "deseo de poder encontrar personalmente a los católicos chinos para expresar con la misma fé y con el mismo Amor, el agradecimiento al Padre cuando a El le agradará". Los horizontes de su pontificado verdaderamente se ensanchan siempre más.

"Beatos los perseguidos". Por ahora la libertad religiosa está todavía restringida porque en China cualquier acto de religión tiene que ser actuado en el ámbito de las organizaciones autorizadas por el Estado. Recientemente el régimen condenó a largas penas a 5 católicos, culpables por haber organizado la Legio Mariae en Zejiang; fueron derrumbadas las iglesias improvisadas, eregidas por los católicos "no patrióticos", sin autorización.
Otros 80 fieles fueron arrestados el 14 de Noviembre en Jiangxi, en donde los creyentes son 20 mil, para impedir la celebración de una gran Misa al aire libre para Navidad. La religión tiene que servir al poder político en China, ni más ni menos como hace un siglo a los poderes coloniales, que predicaban el sostén a las religiones, pero solo por el propio interés. Y sin embargo la "Palabra de la verdad no está amarrada", y estamos seguros que al final la Cruz será victoriosa. **

La Iglesia armena (6 millones de fieles), considerada monofisita (error según el cuál en Cristo habría solo la naturaleza divina) y que por tanto se quedó por 15 siglos afuera de la comunión de las Iglesias después de Calcedonia, superados los equívocos, está ahora unida en la misma fé a la Iglesia católica. Su jefe, el Catholicos Karekin I, y el Papa han firmado el 13 de Diciembre una declaración común en la cuál se afirma que "Cristo es Dios perfecto en su divinidad y hombre perfecto en su humanidad, y su divinidad está unida a su humanidad en la única Persona del Hijo de Dios", según la fé católica. Queda solo por superar el obstáculo de primado del Papa.

El Primado anglicano Leonard Carey, en la visita al Papa del 5 de Diciembre, firmó también con el Papa una declaración en la cuál se afirma "la necesidad de una ferviente oración por la gracia de la reconciliación" en vista del 2000. El Papa lo invitó a emprender "esfuerzos sinceros" en el camino de la unidad. En realidad la Iglesia inglesa no pareciera querer superar el surco profundo que se ha creado con la ordenación de las mujeres-sacerdotes: ahora se ordenan también las mujeres-Obispos. Y esto a pesar de la fuerte reacción de los sacerdotes y de la comunidad anglicana, que por esto han pasado a la Iglesia católica.


La trampa de Satanás
para los consagrados
solo una Iglesia "virgen"
puede ver a Dios

Hoy se habla mucho de Satanás, pero por lo que concierne su presencia extraordinaria a través de las desgracias, las posesiones, los maleficios, las opresiones, las infestaciones etc., que dañan el físico y la psique del hombre. Sí, Satanás es homicida desde el principio (Jn 8,44) y por tanto está fuera de discusión el hecho de que quiere arruinar al hombre, también en este sentido, para hacerlo blasfemar contra Dios atribuyéndole la causa de tantos males. Pero de lo que tenemos que tener más cuidado son las obscuras tramas que él tiende para la ruina de las almas y la devastación de la Iglesia.

Por esto, después de haber sido echado por el Más Fuerte en el Bautismo, como espíritu inteligente se esconde y se mimetiza bajo aspectos más innocuos y seductores, para engañar al hombre, y espía cada ocasión para asaltar a la presa y robársela a Dios: al acecho escondido como león en su guarida, para atrapar al desdichado, arrastrándole en su red (Sal 10). Su mayor ambición es llegar a donde su enemiga, la Iglesia, que tiene la tarea y el poder para derrotarlo, para sentarse él mismo en el Santuario de Dios (2Tes 2,4). Por esto sus artes están dirigidas para arrastrar a los ministros de Dios y a las almas consagradas. Contra ellos su acción es más insidiosa, subrepticia y astuta. Y ay! si falta la oración, la confianza en Dios y la vigilancia: caen en la red y es la derrota. La caída de los siervos de Dios lleva consigo la del pueblo de Dios.

Satanás trata de ofuscar en ellos la fé en la presencia y en la potencia de Dios, hasta dudar de El, de sus leyes y de los vínculos con su Iglesia. Ante Su Palabra él se insinúa como con Eva: pero es verdad?... Y ante la ley: el hombre tiene sus exigencias. y después de todo no es precisamente un gran mal. Todo esto él lo hace parecer natural, porque "ya todos los hombres están en este camino". Y así, si tu ojo está malo, todo tu cuerpo estará a obscuras (Mt 6,23). La conciencia falseada y el corazón corrompido no pueden hacer la experiencia de Dios: Beatos los puros de corazón porque (solo ellos) verán a Dios. El rayo purísimo de las comunicaciones divinas no puede penetrar en un corazón sensual, y cada acercamiento de eso a los misterios divinos se vuelve profanación, sacrilegio, corrupción de lo sagrado. De aquí vienen también los desbandes doctrinales.
"El demonio es demasiado patrón de un alma que no sea casta, para dejar entrar la Verdad. Tú no podías entrar, Dios Mío, en mi alma, en la cuál el demonio de las pasiones inmundas era el patrón" exclamó P. de Foucauld en su diario.

Este es el camino de Satanás aunque si nadie lo dice y él lo esconde. Dicen los Santos: la mayor parte de las almas que están en el infierno están por causa de los pecados impuros o no sin esos (S. Cura de Ars). La pureza está ligada a la fé, a la esperanza y a la caridad, que el demonio trata de apagar con el lavado del cerebro hecho por los medios de comunicación y por la cultura secularizada, hasta hacer desaparecer el sentido del pecado, del misterio revelado, de la verdad eterna. En la predicación ya han desaparecido ampliamente los temas de la vida futura, de la gracia y de la pureza.
El "padre de la mentira", insensiblemente nos cierra los ojos a la verdad y después, para capturarnos mejor, también hace desaparecer poco a poco todas las defensas: la prudencia de la serpiente, la fuga ante el peligro (quién ama el peligro en eso perirá), el hábito que nos distingue como hombre de Dios, la discreción en los contactos, en los afectos, en las conversaciones, en los espectáculos, la mortificación, de los ojos sobretodo. Nos hace creer que todo sea innocuo para atraparnos en la red y, una vez caídos, minimizar el mal.
Así el diablo captura con facilidad a los que deberían derrotar su reino. El pecado detiene el lance en la oración y el amor verdadero que se sacrifica. La consagración a Dios y la comunión con los hermanos y hermanas se vuelve un peso. Todo esto hace el ministerio desprovisto de eficacia, el apostolado estéril a pesar de la actividad extenuativa, porque solo la virginidad es fecunda (S. Ambrosio). Por esto, tantas almas, aunque dotadas de carismas y de ministerios, se detienen y no dan frutos de bien, mientras que sabemos cuanto dan, aún sin rumores, las almas puras.
He aquí porque la Virgen, en La Salette, dijo aquellas palabras tan dramáticas: "Los sacerdotes, los ministros de mi Hijo, con sus malas vidas, con sus irreverencias y sus impiedades al celebrar los santos Misterios, con el amor por el dinero, por los honores y los placeres, se han vuelto cloacas de impuridad...
Los jefes, los caudillos del pueblo de Dios, han olvidado la oración y la penitencia, y el demonio ha entenebrecido sus mentes; se han vuelto aquellas estrellas errantes que el antiguo diablo, con su cola, arrastrará a la ruina...
Muchos abandonarán la fé... Y la Iglesia pasará por una espantosa crisis..." Esperemos de no merecer estas palabras. Lo que publicamos es para premunirnos, o para remediar en tiempo.

(El contenido del secreto de La Salette, del cuál hemos publicado solo los pedazos iniciales, se ha cumplido en este siglo y ha sido bien percibido y transcrito en algunos documentos por León XIII, quién encontró personalmente a Melania, la vidente de La Salette). **

* Retiro internacional para sacerdotes, con oraciones, conferencias, diálogos, liturgias comunes, tendrá lugar en Medj. desde el 1. al 5 de Julio de 1997, organizado por P. Slavko y por Don Cosimo Cavalluzzo, para favorecer el deseo de tantos sacerdotes. Serán invitados también los sacerdotes que se ocupan de sanaciones interiores y otros expertos.
(Para informaciones tel. 387-88-651988, suscripciones anticipadas Fax 387-88-651444). Los primeros cuarenta suscriptos seràn alojados en la casa de oración "Domus pacis" de la parroquia.


Noticias de la tierra bendita

Análisis profunda
de un Obispo inglés

"Aquí la experiencia más fuerte es la confesión y la conversión, pero después hay que perseverar. Ir a fondo en la oración, en donde está la verdadera paz"

Un Obispo inglés, Mons. Augustine Harris, de la diócesis de Liverpool, transcurrió, en Septiembre, dos semanas en Medj. Fué el guía espiritual de dos grupos de peregrinos, y confesó y celebró incansablemente. Antes de partir hacia Medj. declaró:
"Nací en 1917, cuando estaba la guerra; también bajo la guerra fuí ordenado en 1942. Ahora aquí en Medj. se habla mucho de paz, después de una guerra terrible. Pero me parece que se habla demasiado superficialmente de paz. Si buscamos una paz verdadera necesitamos algo mucho más profundo. La Virgen no quiere que repitamos siempre el mismo error: hablar de paz y no ir a lo profundo del corazón, en donde se realiza la paz verdadera. Aquí María nos enseña la paz verdadera.
De Medj. supe por mis amigos y por algunos escritos. En Medj. se reza mucho pero tenemos que poner atención para que esta oración entre en el corazón y lo cambie. Mis amigos vinieron a Medj. a menudo y ahora también yo he venido con ellos en forma privada. Ellos organizaron un peregrinaje y me preguntaron si quería ser el acompañador espiritual. Acepté.
Para mí es claro que, a los peregrinos, hay que hablarles continuamente de la profundidad de la oración: meditar y vivir lo que proclamamos. Sin embargo lo que aquí es importante es la confesión. La gente está verdaderamente lista para encontrarse cara a cara con sí misma. Están listos para arrepentirse y hacer penitencia. Estoy convencido de que ésta es la experiencia más fuerte en Medj: renovarse y convertirse. Pero hay que repetirle continuamente a la gente que esto es solo el principio y no el fin del proceso de conversión. De aquí tienen que partir con la fuerte decisión de continuar a rezar en sus casas, personalmente, en sus familias y en los grupos de oración".

"No se puede decir no a la gente
que viene aquí para cambiar vida"

A la pregunta: "Le molesta el hecho que el Obispo local no acepte las apariciones? Mons. Harris respondió: "Yo no quiero juzgar al Obispo local. Lo que deseo decir es esto: cuando una persona viene aquí para rezar, quiere confesarse y cambiar la propia vida, no se puede decir no! Mucha gente vive en el miedo, muchos se sienten confundidos, no saben que hacer o como comportarse. Yo les diría que es bien venir a Medj. Aquí se libera la conciencia, se encuentra lo esencial, se supera toda confusión. Yo aquí veo esto en muchos.
Por lo que concierne las apariciones, quizás las hay, quizás no. Personalmente no tengo motivos para no creer. Encontré una vidente y puedo decir que es una buena persona. No puedo creer que por años los videntes han continuado a decir mentiras. Cuando la gente me preguntará si se puede venir a Medj. mi respuesta será: Si deseáis liberar vuestra conciencia, si os sentís confundidos, andad.
En la fiesta de la Exaltación de la Santa Cruz ví confesar a más de 50 sacerdotes. Es una cosa verdaderamente grandiosa. Aquel día, después de haber celebrado la S. Misa en la iglesia de Medj. me detuvo una peregrina pidiéndome que la confesara: Podía decir no? Servid al pueblo, enseñadle a amar, estad listos para confesar. Todo el resto se pondrá en su lugar".

Obispo de Uganda "empujado"
al Krizevac bajo el granizo

Mons. John Baptist Odama, Obispo desde hace poco, y administrador de la diócesis más joven de Uganda, nos dijo:
"En Octubre fuì invitado por el Cardenal de Kampala a una peregrinación, a costas de Joe Roy, que fué el primero que llevò la noticia de Medj. en Uganda, y acompañó aquí también a algunos Obispos y sacerdotes. La primera cosa que me impresionó en Medj. fué la espontánea acogida de la familia que me hospedó. Aquí no hay grandes hoteles en donde se puede pasar sin ser notados. En las familias es posible encontrar a las personas, rezar, condividir la comida y comprender así el verdadero espíritu de Medj. La gente està muy dispuesta a la escucha y està consciente de los hechos. Los peregrinos están siempre abiertos a lo sobrenatural; he visto una gran devoción por la Eucaristía.
Cuando nos encaminamos hacia el Krizevac comenzó a llover, y después cayó granizo. Pensé que había que regresar, pero algo me empujaba hacia adeltante, aunque si era muy difícil. Entonces recé para tener las fuerzas, no quería detenerme. Al final llegué a la cima completamente mojado, pero todo cansancio había desaparecido, me sentía liviano como un pajarito. Comprendí que así también es en la vida, cuando continuar parece imposible: si nos abandonamos a la voluntad de Dios se llega a todo.
Me impresionó mucho la multitud que rezaba el Rosario en la colina de las apariciones. Después, cuando nos arrodillamos para el Credo y los siete Pater, Ave y Gloria, me sentí unido a María para rezar por la Iglesia Universal. Aquí particulares y grupos rezan y leen la Escritura, y es tan natural ver personas que rezan así como en otros lugares es natural lo contrario; aquellos que no rezan parecen extraños.
Estoy seguro de que Medj. no está en contraste con las enseñanzas de la Iglesia, por esto no hay que tener miedo de venir aquí. Las apariciones son un don de Dios. Estaba presente en la aparición en la casa de Marija, no ví nada pero sentí la presencia de la Virgen y, a través de Ella, la de Dios, porque María nos revela Dios. Sería bien que cada Obispo viniera aquí para aprender lo que María nos enseña: lo diré a todos apenas regreso a la casa. Así el Señor vuelva eficaces a nosotros los sacerdotes al anunciar la Palabra". (Press Bulletin)


Encuentro de Sor Emmanuel
con el S. Padre
muy complacido con Medj.

* Acabo de regresar de Roma (fines de Noviembre) en donde me pude encontrar privadamente con el S. Padre, con Efraim (fundador de las Béatitudes) y su esposa. Un sacerdote polaco nos consiguió la audiencia. Queríamos informar al Papa acerca de nuestro empeño por Medj. y obtener su bendición. Lo encontramos en su biblioteca después de la Misa.
Después de haber hablado con Efraim, Juan Pablo II se acercó a mí y me bendijo silenciosamente, teniendo en alto la mano, como de costumbre. Entonces yo le dije: "Yo vivo en Medj. desde hace siete años y mi misión es la de difundir el mensaje de Medj. por todas partes, mediante libros, cassettes, transmisiones y conferencias. Y lo que..." pero no pude terminar la frase porque su mano se posó sobre mi frente, su rostro se iluminó en modo extraordinario y trazó, es más, imprimió con fuerza una señal de la cruz sobre mi frente diciendo: Os bendigo! (Evidentemente el nombre de Sor Emmanuel no era desconocido al S. Padre, quién - sabemos - lee siempre Eco para estar al corriente con Medj.).
Habían tres ministros polacos con nosotros sin embargo fuí yo sola la que recibió esta bendición. Le presenté después mi libro sobre Medj. y aquel para los niños, y él lo esfoyó con visible alegría, y contento de oir que tantos pequeños continúan a ayudar al Corazón Inmaculado de María con sus novenas; entonces me dió una tercera bendición. Al final le dije que en Medj. esperan su llegada... Deseo compartir este regalo con todos los que conservan en el corazón la presencia de María en Medj. y tratan de hacer conocer el mensaje en todas las maneras: la bendición del Papa es ciertamente para todos.
He aquí unas líneas del sacerdote polaco que nos acompañó, confirmando cuanto dicho: "... Ud. deseaba obtener una cierta confirmación de parte de S. Padre por la misión iniciada. El Papa escuchó a Sor Emmanuel con mucha atención cuando ella le habló de su presencia en Medj. y de su trabajo de evangelización; después le hizo una señal de la cruz sobre la frente y bendijo su trabajo. Mirando al Papa en aquel momento tuve la impresión de que éste encuentro fuese para él importante. El trabajo de la monja y sus proyectos para el futuro, ligados a los mensajes de Medj., tuvieron la plena aprobación del S. Padre y le dieron mucha alegría. P. Jan Rokosz, MIC"
(Del Diario de Sor Emmanuel)

* Misión de P. Jozo en Canadá. Los indios de Canadá acogieron a P. Jozo con mucho calor y lo proclamaron "Jefe espiritual de todos los indios" . El Padre lanzó la invitación a todas las tribúes para que vengan con sus jefes a Medj., desde el 2 hasta el 6 de Marzo: "Venid a donde la Reina de la Paz, que os espera desde hace 15 años como vuestra madre, para obtener su ayuda; venid a implorar la paz para vuestro pueblo, para vuestras familias y para el mundo entero". Su llamada se intitula "Llamada al Nido de Aguila": éste pueblo, que tiene los mensajes traducidos en su propia lengua, está atravesando ahora gravísimas dificultades.
Indios de Canadá en Medj. - Entre los tantos grupos que vinieron aquí en el mes de Octubre, hay uno de particular interés, que se quedó por una semana: un grupo de 50 indios provenientes de las reservas canadienses junto con sus jefes: Roderick Alexis y Ken Wood. Este último había venido ya 6 veces y en las visitas anteriores tuvo una profunda conversión: hace algún tiempo estaba alcoholizado y ahora es testigo en su tierra de los mensajes de paz de la Virgen. (Press Bulletin)

P. Jozo en América Central - "...Esta misión ha sido algo muy especial, una bendición del Señor y de Nuestra Madre para esos pueblos tan necesitados de paz y amor!" - nos escribió desde Miami, Florida, Mary Fernandez, cuya vida y la del marido cambió en una peregrinación a Medj. en 1987. "P. Jozo pudo compartir el mensaje con màs de100 mil personas... La devociòn a la Virgen María en estos países es muy fuerte, en todos se viò y se sintiò el amor a la Madre..."
En Puerto Rico, lo acogieron 11 mil fieles en dos encuentros; así también en Panamá más de 6.000, en San José de Costa Rica, ya sea en el templo de N. Señora de los Angeles que en el del Sagrado Corazón 9 mil; en Nicaragua 12 mil personas en la Basílica de Chinandenga y en la Catedral de León y de Managua. Una muchedumbre de 7.000 fieles también en Honduras (Tegucigalpa) y en El Salvador 14.000 personas en la Basílica de S. Miguel y en San Salvador.
El 15 de Noviembre se reunieron alrededor de él más o menos 4 mil marginados de los barrios más pobres de la Ciudad de México: drogadictos, alcoholizados, niñas de rua que viven en la calle o en las alcantarillas del barrio El Chalco; 16 mil fieles en la Basílica de Guadalupe; 7 mil en el encuentro preparado por el amigo P. Tiberio Munari en Mérida, Yucatán; 10 mil en el Estadio con la presencia del Arz. de Merida, "muy mariano y gran pastor de la Iglesia". (Mary Fernandez)

El Ave María vence a un hueso duro - Hrvoje, un croata de Sarajevo, vino a Medj. como chofer de un pullman. Aunque si era un bautizado no hizo otra cosa que criticar el peregrinaje y despreciar estas devociones, que es perder el tiempo. Y sin embargo, regresando a la casa se dió cuenta que su corazón murmuraba Ave María y se quedó sorprendido. Durante siete días llegaron una dificultad detrás de la otra, pero también la oración íntima continuaba. Al final la oración se volvió más intensa y la situación familiar comenzó a cambiar. La esposa, que lo había dejado, regresó, la hija y el yerno que no le hablaban, aunque vivieran con él, comenzaron a dialogarle confidencialmente, y muchas otras cosas.
Comprendió entonces la fuerza de la bendición recibida en Medj. y la gracia de la oración. Hrvoje acogió el amor de la Virgen por los "huesos duros" y hoy es otro hombre, y la paz ha echado toda amargura.

De las ayudas a la fé - Barry Welling, un inglés de cepa protestante, no quería oir hablar de Dios: alergia total. Su esposa Pat rezaba desde hace años por él. Un día, en 1993, Barry oyó en la televisión que estaban buscando choferes para llevar víveres a Bosnia. Y así, como chofer, llegó a Medj., sin sospechar que la Virgen lo había querido allí. Y, precisamente por el buen corazón de aquel hombre, se manifestó a él, y él se abrió a la fé.

El día de Todos los Santos Barry acompañaba a un grupo de peregrinos ingleses junto con Pat. En el Krizevac, cuando llegó a la 14. estación, se frotó los ojos: la Virgen está allí mientras deponen a Jesús en la tumba, vestida de gris-azul, precisamente como la describen los videntes, bellísima. De nuevo Ella viene, esplendorosa, cerca de la 15. estación: la Resurrección; no dice nada pero sonríe a su hijo Barry, que estalla en sollozos: "Por qué precisamente a mí?", repitió turbado. El ex-protestante le cuenta a los 30 católicos presentes que vió a la Virgen! Querida Virgen, adelanta el tiempo en el cuál cada hombre pueda ver como es amado por tí!
(Sor Emmanuel)

* Todo un instituto de franciscanas en Medj. - Las monjas franciscanas de la Inmaculada de Florencia organizaron una singular peregrinación del 5 al 10 de Octubre, por medio del Centro María de Roma. Participaron una o dos monjas de cada convento de la congregación, ya sea de Italia que del exterior, para confiar el instituto a la Virgen Inmaculada. Interesante es ver los efectos en los testimonios que las monjas han confiado a la publicación propia del instituto. Muchas, antes de ir, no estaban entusiasmadas de la peregrinación; después, al regreso, no hablaban de otra cosa que de Medj. La superiora general, Madre Lucía, llamó después a todas las monjas a Florencia para la visita de P. Jozo, quién celebró la Misa y tuvo una larga catequesis. (Centro María)

* Sanación de una sarda - La peregrinación referida fué bendecida por la sanación de la señora Scanu Geruina, de Marrubiu (OR), Italia, operada en 1971 en Genova, para quitarle un nódulo en la tiroides. El nódulo volvió a aparecer 15 años después y creció siempre más a pesar de las curaciones. Se había decidido ya una nueva operación, pero la señora sintió que la tenía que hacer solo en los primeros días de Diciembre, después de la peregrinación a Medj. Fué apenas regresó a Italia, y el nódulo había desaparecido completamente en pocos días. Documentaciones escritas y exámenes médicos de la primera división radiológica del hospital de S. Martín de Génova, han sido llevados a Medj. para examinarlos (Centro María, Roma).

* Paraíso, infierno y purgatorio existen - En sus mensajes la Virgen ha hablado a menudo del Cielo, a veces del purgatorio y un poco del infierno. Cuando mostró estos tres lugares a los videntes les precisó: "Os he mostrado todo esto para que sepáis que existe y lo digáis a los demás" (la misma cosa dijo Jesús a Sor Faustina). También ha dicho que "la reencarnación no existe porque después de la muerte está la eternidad... Es falso enseñar que se renace varias veces" (24.07.82). Por qué esto? Porque hoy hay católicos que se hacen el propio menú religioso, excluyendo purgatorio e infierno.
El catequismo de la Iglesia afirma la existencia del infierno y su eternidad: "Las afirmaciones de la S. Escritura y las enseñanzas de la Iglesia acerca del infierno son una llamada a la responsabilidad con la cuál el hombre debe usar la propia libertad en vista del propio destino eterno. Al mismo tiempo constituyen una urgente llamada a la conversión... Dios no predestina a nadie a ir al infierno; esto es la consecuencia de una aversión voluntaria a Dios (un pecado mortal) en la cuál se persiste hasta el final. En la liturgia eucarística y en las oraciones cotidianas de los fieles, la Iglesia implora la misericordia de Dios, que no quiere que algunos perezcan sino que todos lleguen a la conversión (2P 3,9)".
Cuando Jakov perdió a su madre la Virgen, para consolarlo, ese mismo día le dijo: "Tu mamá está conmigo". Dado que Ella había dicho en otra ocasión que solo una pequeña parte de personas van directamente al paraíso (la mayor parte va al purgatorio), le pregunté a Jakov que según él cuales grandes méritos tenía la mamá para estar ya en el paraíso: "Nada de especial - respondió- Vivía los mandamientos de Dios, lo que Jesús dijo en el Evangelio y lo que la Virgen dice en sus mensajes".
La misma cosa le pregunté a Vicka, antes que a Jakov. "Nada de especial, respondió, mi tía era una mujer muy simple, nada de milagros, nada de extraordinario, pero ponía el corazón en todo lo que hacía. Es esto lo que la Virgen pide. Cada uno tiene una tarea diversa que hacer; lo que cuenta es poner todo el corazón". Vicka encuentra normal todo esto. Ella vé el Cielo al alcance de la mano. "Nosotros complicamos todo: creemos que tenemos que hacer grandes cosas. No, es el corazón el que cuenta, Dios mira el corazón". Ella no tiene miedo de la muerte: "Es como pasar de un cuarto a otro de la casa, de un rincón al otro del mismo cuarto". Sabemos que ella, así como Jakov, vieron el cielo, el purgatorio y el infierno: "No puedo describir la felicidad de los elegidos, ninguna palabra podría expresarla".
En 1986 la Virgen le dijo a Jelena: "Si os abandonáis a Mí no os daréis cuenta ni siquiera del pasaje de esta vida a la otra. Comenzaréis a vivir la vida del Cielo en la tierra".

Fiesta de la Cruz en el Krizevac (15 Sept. 96)
Le rogamos a los sacerdotes que vienen a Medj. de traer el alba, la estola y el "celebret" de sus superiores. Además les rogamos que celebren las S. Misas en los locales del Santuario, de acuerdo con la oficina parroquial, y no en las casas privadas, ni en la Colina de las Apariciones, ni en el Krizevac.


Mensaje de María del 25 Diciembre 1996

Queridos hijos! Hoy estoy con vosotros en modo especial, teniendo al Niño Jesús en los brazos, y os invito, hijitos, a abriros a su llamada: El os llama al regocijo. Hijitos, vivid alegremente los mensajes del Evangelio que repito desde que estoy con vosotros.
Hijitos, yo soy vuestra madre y deseo revelaros el Dios del Amor y el Dios de la Paz. No quiero que vuestra vida esté en la tristeza sino que se realice en la alegría para la eternidad, según el Evangelio: solo así vuestra vida tendrá sentido. Gracias por haber respondido a mi llamada.

Jesús es el Dios de la alegría
y no de la tristeza

En este mensaje navideño la Virgen se revela como la custodia de Jesús. Ella es para el sol una tienda, y él, como un esposo que sale de su tálamo (Sal 18). En Navidad, radiosa Ella misma, teniéndolo en los brazos, nos lo muestra como la luz del mundo y de nuestra vida: En la Palabra estaba la vida y la vida era la luz de los hombres (Jn 1,4). Esta plenitud de vida es nuestra comunión con Dios, que fué quebrantada con el pecado, pero que Jesús nos ha vuelto a donar. Efectivamente El es el Evangelio, es decir el fausto anuncio del Amor y de la Paz de Dios: Dios está de nuevo con nosotros: Emmanuel.
Nuestra Madre desea que nos abramos a la invitación de Jesús, que es invitación a la alegría: Levántate amada mía, y vente - El le repite a cada uno - ... el tiempo de las canciones ha llegado... muéstrame tu semblante, déjame oir tu voz... (Cant 2,10-14), tanto nos quiere y nos quiere donar su alegría divina. Después del perdón que os he dado, permaneced en mi amor como yo permanezco en el amor del Padre mío. Os he dicho esto para que mi gozo esté en vosotros y vuestro gozo sea colmado (Jn 15,9-11).
Ahora María nos invita a vivir alegremente los mensajes del Evangelio, que Ella nos repite desde hace 15 años y 6 meses. Ella nos confirma que esos son los mismos del Evangelio y con esos vino para revelarnos al Dios del Amor y de la Paz... No quiero que vuestra vida esté en la tristeza sino que se realice en la alegría, es más, en un solo gozo que no tendrá fin ("para la eternidad"): si así no fuera, la vida no tendría sentido.
Entonces, por qué estamos a menudo en la tristeza? Tenemos que examinar cuál es el motivo. La tristeza es ausencia de Dios y está causada por el pecado, que nos separa de El. Son también las tribulaciones, las cruces, los pesos de la vida enfrentados sin El que tomó nuestras flaquezas y cargó nuestras enfermedades (Mt 8,17). Son los deseos y las pasiones, la búsqueda excesiva de una posición, de bienes y de placeres lo que nos dejará amargados y destruídos. Es inútil buscar lo que dá gozo y satisfacción inmediatos. Solo siguiendo la voluntad de Jesús y tomando la propia cruz se alegrará vuestro corazón, y vuestra alegría nadie os la podrá quitar... y la misma tristeza se convertirá en gozo, así como la de la mujer que va a dar a luz (Jn 16,20-21).
Tristeza es ver cristianos con el rostro triste, llenos de quejas, de revanchas, de desiluciones: lo contrario del Evangelio de la alegría. Los Hechos de los Apóstoles nos muestran una comunidad cristiana que vivían unidos... y con un mismo espíritu... con alegría y sencillez de corazón... y gozaban de la simpatía de todo el pueblo, también durante los eventos tristes y durante las persecuciones (Hch 2, 42-47; 5,41; 9,21).
Jesús trajo a la tierra la Gloria de Dios y la paz a los hombres de buena voluntad, invitándolos a llevar el yugo suave y la carga ligera de sus mensajes evangélicos. Si no aceptamos esto quedaremos fatigados y sobrecargados (Mt 11, 28-30) [y, Dios no lo quiera,desesperados] y sucumbiremos. Aceptemos la Navidad y su mensaje de Amor, y anunciaremos a todos la alegría y la paz que la siguen.
d.A.

* Acabo de regresar de Polonia (fines de Octubre), en donde tuve la alegría de llevar el mensaje a todo tipo de personas, desde los niños y los adolescentes a las asambleas parroquiales, a las escuelas, a los estudiantes universitarios, a los marginados. El más hermoso regalo llegó el último día. Un joven estudiante me dijo que no era creyente, su padre era un dirigente comunista; escuchó el mensaje con atención y al final pidió una bendición. Después vino a Misa con nosotros, la primera Misa de su vida. Después de la Misa se quedó todavía para otra conferencia. Regresando en auto con un sacerdote, preguntó qué tenía que hacer para ser bautizado...
(del Diario de Sor Emmanuel)


Echa las amarguras del ídolo
acoge el amor de Dios
que te llenará y serás misionero

A la base de la acción misionera "hay una obra esencial: el amor salvador de Cristo, aquella fuerza que sale de Jesús y salva al mundo": así dijo P. Tomislav Vlasic', a conclusión de su giro en Alta Italia el 20 de Octubre. "Sin aquella fuerza y aquel amor, ni el dinero ni las acciones valen algo. En la Misa repetimos: Señor, no soy digno que entres en mí, pero dí una sola palabra... Esta palabra es una acción de Dios que salva". A este punto cuenta de una mujer extranjera golpeada por Satanás, que la asaltaba y la sofocaba, sobretodo en un viaje en donde se hacían misas negras. Fué a Medj., participó a una Misa bajo el tendal, y Satanás desapareció: - No lo he visto más nunca. Me siento llena, me siento fuerte y no tengo más miedo de nada.
"Cuando la acción divina penetra en un alma y la llena, las fuerzas negativas son anuladas, el mal huye. Os pregunto: queréis llegar, también vosotros, a esta experiencia?... Yo puedo ofrecerme por vosotros en la Misa, puedo indicaros los pasos, pero no puedo recorrer este camino por vosotros. Solo vosotros podéis hacerlo. El amor de Dios es gratuito para todos. Pero ante eso no hay que negarse, no hay que decir: excúsame, no tengo tiempo". Y aquí P. Tomislav dá el ejemplo de como Jesús, Juan Bautista y los Santos han acogido el amor de Dios, y se han puesto a su disposición en todo. La Inmaculada ha buscado solo a Dios; era humilde, pobre como toda criatura, no podía hacer nada, pero se presentó a Dios: - Héme aquí -; su alma estaba abierta para recibir esta gracia, la misericordia de Dios la penetró y toda la vida de la Virgen fué en este camino. También a los pies de la cruz no se detuvo ante el sufrimiento de Jesús y fué adelante aceptando lo que Dios quería en el sacrificio del Hijo; por esto participó a su glorificación y en Pentecostés recibió todavía la gracia del Espíritu.
"S. Francisco sintió la palabra de Jesús desde el crucifijo y se retiró para caminar en aquel amor. Caminó y antes de morir decía: - He hecho poco, muy poco, quisiera iniciar ahora -; porque el camino se abre de continuo, Dios es inmenso, su riqueza se manifiesta siempre más: el tesoro está preparado para nosotros.
"Entonces id hacia Dios y buscad la vida. No busquéis la salud, las cosas, vuestras soluciones, sino la vida que Dios dá a la criatura, porque Dios se dá todo al hombre, como la vida llena al hombre. En cambio nosotros buscamos otras cosas, obtenemos en la vida tantas cosas pero no llegamos a la Vida. Dios dá "la Vida", la plenitud. Cuando tenéis la Vida verdadera, mil problemas no os pueden turbar, sóis más fuertes que la muerte, que las enfermedades, que las pruebas.
Buscad la Vida, venid a Dios con las manos vacías; si eres un pecador vá ante Dios y díle: - Soy un pecador, perdóname -, pero reconoce tu pecado, que no sea el pecado el que te encierra dentro de tí. Cuando te sientes un nada véte a donde Dios y díle: - Soy nada, te busco, quiero la Vida -. Cuando estás humillado, si te quedas en la humillación, estás entonces sepultado y sobre tí crece la mala hierba que se llama envidia, celos, tensión, preocupación, amargura. Si te hundes en tu miseria, entonces quedas miseria; pero si en la miseria alzas los ojos a Dios: - Padre, quítame de esta miseria, no te pido la condena de mis adversarios y ni siquiera la salud; quiero la vida en Tí -, esto te elevará a Dios y sentirás la vida en Dios.
"Bajo cualquier problema vuestro, bajo cada pecado, hay un ídolo que adoráis. S. Francisco, que se había elevado a Dios, no lo molestaban ni los ladrones, ni los pecadores; almas semejantes no son vulnerables y se está bien con ellas. La misericordia de Dios está preparada para nosotros, podemos recibirla. Entonces estamos a este punto: llegar a Dios para sentirnos amados por El en el alma, en lo físico, por todas partes; sentirnos amados por El en las dificultades, en los dolores, quiere decir ser asumidos, elevados a El. Quién no siente que Dios lo ama en modo infinito no puede ser misionero sino que solo transmite la teoría de Cristo, transmite palabras, o se vuelve fanático. Pero el que se siente amado gratuitamente por Cristo y no pone ningún obstáculo se siente penetrado por esta fuerza divina, y esta es misión.
Pero no esperemos en manera pasiva el amor misericordioso. Dios necesita nuestros cuerpos y nuestras almas: que su misericordia se vuelva activa a través de nuestros ojos, pensamientos, deseos, reflexiones y encuentros. Podemos volvernos misioneros del amor misericordioso de Cristo si nuestro ser se transforma en Jesús. Qué bonito es sentirse perdonados! Pero tenéis que aprender a absorber la misericordia de Dios. Qué bonito es ser transformados de amargura en dulzura!

Pero, como puedo echar la amargura? Bajo nuestra amargura hay algún ídolo que adoráis, entonces tomad este ídolo que os dá amargura, porque bajo la ofensa que os dá amargura está algo que interesa mucho más que Dios; y entonces, si alguién te quita aquella pequeña cosa, estás abierto a la amargura. Como quisieráis tener el rostro feliz de María! Si os sentís amados por Dios y os ofrecéis a la voluntad de Dios, también vuestro físico comienza a ser transformado: se vé otra persona, el carácter es diverso. En aquel momento la acción salvadora actúa en cada uno de nosotros y, a través de nosotros, también a nuestro alrededor.
Os ruego: no id con vuestros pensamientos en Africa; Id a vuestra casa y encontrad vuestro marido, vuestra esposa, el hijo, la suegra. Si con ellos se verifica la fuerza salvadora de Cristo, si amas a tus familiares con el amor misericordioso, estarás seguro de que ésta fuerza salvadora irá a todos los países de mundo. Te pones a fantasear que vas a Africa y eres incapaz de amar con el amor misericordioso de Cristo a tu madre? Te engañas, es una fuga.
Esta tarde deseo mucho poneros en el Corazón de Jesús que os ama y no hace problemas por vuestros pecados, vuestras debilidades o complejos. Si queréis dar todo a El y vivir según su Corazón, si entraréis en este Corazón, sentiréis la fuerza salvadora, no solo para vosotros sino para todos lo hombres".

* Una copia de la Inmaculada de Tihalijna, que se ha vuelto el símbolo de la Reina de la Paz, fué bendecida por el Santo Padre el 8 de Diciembre, junto con otras 200 estatuas y 50 icones que le dieron la vuelta a toda Francia y que regresarán a recorrer ciudades y villorrios. Aquella estatua dará la vuelta de Herzegovina, llevando el mensaje de la paz, y también ayudas humanitarias a las poblaciones croatas catòlicas, musulmanas y serbias ortodoxas, sin distinciones

* Desde Trieste, Italia, hacia Medjugorje: continùa seguro el servicio de autobus. Parte cada dìa a la 6:00 P.M. desde la estaciòn de buses de Trieste (tel. 040/360.300) al lado de la estaciòn ferroviaria; llega a Medjugorje a las 8:00 A.M., y con regreso de Medj. a la misma hora, 6:00 P.M. Precio de ida y vuelta, variable, vàlido por 10 dìas.


Don José Dossetti
y su "comunidad pascual"

Don José regresó al Padre la mañana del 15 de Diciembre. Pasó como un meteoro de luz en este tiempo obscuro. También nosotros nos sentimos con él más que en deuda por lo mejor de nuestro ministerio, que él dirigió al primado de la Palabra de Dios y de la Eucaristía, en línea perfecta con la llamada constante de la Reina de la Paz: Poned la Palabra de Dios en el primer puesto. Este hombre abandonó la política, en donde había sido arquitecto de la constitución italiana, y la vida activa en la Iglesia (fué también protagonista del Concilio con el Cardenal Lercaro), para volverse un simple cristiano, sacerdote y monje.
Una constante de sus elecciones progresivas fué la búsqueda obstinada de la voluntad de Dios, sin conformismos o compromisos. Las cosas vistas le habían confirmado la necesidad de la vida monástica para renovar la Iglesia desde adentro y volverla capaz de conquistas apostólicas para su riqueza interior. Así, del estudio profundo de las fuentes de la vida cristiana nació en 1954 la Pequeña Familia de la Anunciada, que se desarrolló en Monteveglio, y que ahora tiene como centro Monte Sole de Marzabotto, Italia, en donde el Cardenal de Boloña les confió la custodia de los lugares sagrados para los mártires de la guerra partesana. Son 65 hermanas y 25 hermanos esparcidos por la provincia de Boloña, y además en Tierra Santa, en Jordania y en Calabria.
Sus vidas están marcadas por la Lectio continua (meditación de un paso de la Biblia, día tra día, sin interrupción), estudiada por una hora en la tarde, contemplada por otra hora en la mañana (después del matutino de las 4:00 A.M.), condividida durante la Eucaristía, que termina alrededor de las 8:00 A.M. El resto del día está dividido entre oraciones litúrgicas y el trabajo manual e intelectual (especialmente traducción de los Padres). La Palabra de Dios, no solo leída sino que se podría decir "devorada para volverse en el vientre dulce como la miel", según la imágen de Ezequiel 3, es para ellos fuente de vida interior, de solidez del pensamiento, de paz, de atracción para tantas almas sedientas de Dios y de personas en busca de consejo: una verdadera "comunidad pascual", (Hch 2,42-47) como era la intención de su fundador.

Como se preparan al pasaje los "hombres de la Palabra" - "Nacimos con las aberturas y el lance del Concilio. Don José nos ha enseñado siempre a querer a la Iglesia. Estamos ligados a nuestro Obispo y al Papa. Solo así puede haber fecundidad intelectual y espiritual", explica don Efrem, guarda del caserío de San Benedicto en la colina de Monteveglio. Aquí, Don José, 83 años, después del ictus cerebral del 13 de Octubre, viviò los últimos meses de su ofrecimiento sin perder la serenidad y el buen humor, asistido continuamente por los hermanos, con la devoción de una liturgia eucarística.

Habiéndose quedado sin palabras, quiso algunas oraciones escritas frente a la cama, para tenerlas siempre delante: "Te alabamos y Te bendecimos, oh Cristo, porque con tu Santa Cruz has redimido al mundo"; "En tus manos, Señor, encomiento mi espíritu"; "Señor Jesucristo, Hijo de Dios, tén piedad de mí pecador".
"Dios me empuja al silencio" respondía señalando con mano temblorosa, sobre las letras del alfabeto que tenía delante, a los raros visitadores que llegaban. Y al Cardenal Biffi, que lo visitó, respondió con conmoción, indicando con el índice en el alfabeto: "Le agradezco muchísimo". En anteriores visitas él vertía un llanto intenso y expresaba así su amor por la Iglesia y su Pastor. "El sufrimiento nos prepara a la separación, pero no hay tristeza: es un momento de gracia", conclude don Efrem.

Y también don Humberto Neri se encuentra aquí. Una verdadera autoridad en los estudios bíblicos, ha escrito textos preciosos uniendo la ciencia al corazón, a la manera de los antiguos Padres. A pesar del mal que lo roe continúa a trabajar todavía sobre esos textos, de los cuales ha sacado, y nos ha ofrecido, lo mejor del pensamiento de los Padres, último de los cuales fué Orígene (También nosotros publicamos en Eco un claro escrito suyo sobre la Nueva Evangelización: 124-127).
Por decenios él nos ha iluminado con sus palabras, su magisterio y su vasto conocimiento del pensamiento religioso, y en este último año no hace que repetirnos: "Tengo que sufrir como cristiano", "Tengo que enseñar también a llevar la enfermedad implacable, porque es bello tramontar en el mundo para surgir en Cristo" refiere don Athos Righi, nombrado superior de la Pequeña Familia.
En la iglesia de Oliveto, junto a los hermanos y hermanas de la comunidad, que velaron día y noche el cuerpo del padre, Don José, se vieron también los Presidentes, Scalfaro y Prodi, sentados entre la gente a rezar el Rosario por el gran amigo. **

* Madre Teresa curada: extraordinaria fecundidad - Esta vez parecía el final. "Una paciente extenuada y vencida", declararon en el Centro Cardiológico Birla, de Calcuta. El edema pulmonar le daba la sensación de muerte: "Dejadme morir - murmuraba - no os ensañéis con vuestras máquinas y vuestras agujas... No puedo ser tratada mejor que mis pobres". Pero una semana después todo cambió: "Patricia (la cardióloga estadounidense) trabaja mucho, porque tengo que volverme a poner en pié". " Tiene tantas ganas de vivir!" observó Patricia. "No, tiene tanto celo de vivir - corrigió Sor Río - porque tiene que trabajar todavía mucho por sus pobres".
El 6 de Diciembre, una semana después: madre Teresa pasea con sus piernas por los cuartos, para visitar y bendecir a los otros pacientes. Está de óptimo humor, el apetito es bueno. 8 de Diciembre: ya está trabajando, hace fotocopiar el elenco de todas las casas. Tiene que ir a todas. Mientras tanto en la iglesia de St. Mary están tomando los votos temporáneos setenta jóvenes, y los votos perpetuos 43 monjas. "Otras 100 han pedido de ser admitidas - susurra sor Río - y hasta madre Teresa es incrédula: el doble del año pasado". Son ya 4 mil monjas y 500 los conventos en 101 países del mundo. "Es el don de Dios por sus sufrimientos, madre". "No, por vuestros sufrimientos, los sacrificios y las oraciones de todos... Señor haznos dignos de servir a nuestros semejantes".

El secreto de esta fecundidad? En sus casas se hace una hora de oración personal en la mañana, antes de toda opupación, y una al final de la jornada, además de la Misa cotidiana y de las oraciones litúrgicas.


IMPORTANTE - Eco es gratuito. Quièn desea enviar donativos puede enviarlos a la direcciòn postal por medio de cheque.

No puedo Tomar
el Evangelio como quiero

"Quién os escucha, me escucha a Mí"

Dice Don Lorenzo Milani, (en 1967 murió a 44 años), el conocido sacerdote anticonformista de Florencia, en la "Carta a una profesora". Fué llevado erradamente como portabandera por los laicistas, pero había sido, en cambio, obediente a la Iglesia e inflexible en los principios, como demuestra este apasionado testimonio, en su razonamiento popular.
Pero si es verdad que Jesús quería la Iglesia acreditada, porque se necesita una verdad objetiva y no subjetiva, entonces yo no dejo la Iglesia por ningún precio al mundo: porque me recuerdo lo que era vivir afuera de la Iglesia, tratando de leer el Evangelio sin el apoyo de la Iglesia. Y así un desgraciado estudiantito que trata de encontrar la verdad con el Evangelio en la mano, se encuentra ante una infinidad de palabras que pueden ser interpretadas en mil maneras y no sabe donde poner la cabeza... La religión consiste en el aceptar la verdad de lo alto, y no creer que la verdad se construye con nuestra cabeza: la verdad se recibe de lo alto, de la revelación, de un libro sagrado, de un Iglesia. Cuando uno entra en este orden de ideas, si es un poco coherente, no hay página del Evangelio en la cuál no vendrá continuamente la duda: "Pero esta es mi enterpretación, que es cómoda para mí..."
Uno es religioso solo si en la interpretación del texto, que cree que haya caído del cielo, haya algo que cae del cielo, no una elección suya personal. Si no, estamos al punto de Capitini cuando nos decía que del Evangelio él acepta en pleno el discurso de la montaña... en cambio esa otra página no... Esta es una filosofía cualquiera, es decir, con la propia mente se escoge lo que es verdad y lo que no es verdad.
Si tú admites que la definición de la religión es el aceptar las cosas de lo alto, no hay religión más religiosa que la católica... porque allí está el libro que viene de lo alto y la interpretación del libro que viene de lo alto. Toma, este es mi Cuerpo, esta es mi Sangre! Si uno lo enfrenta solo?... Cuando Jesús habló de los eunucos y de los castrados la Iglesia dice que lo hizo para decir vírgenes! Cuando habló de "cuerpo y sangre" la Iglesia dice que habló en serio.
Uno que enfrenta el Evangelio con la mentalidad crítica de hoy lo leería en un modo, uno con otra mentalidad lo leería en otro modo; así en un país o en otro, en una época o en otra, con mentalidad diversa...
Esta Iglesia es la que posee los sacramentos. La absolución de los pecados no me la dá El Expreso (un diario laico). La absolución de los pecados me la dá un sacerdote. Y si uno quiere el perdón de sus pecados va a donde el más estúpido y el más atrasado de los sacerdotes con tal de recibirlo, no va a donde el burgués moderno, intelectual y culto, que se cree mi amigo y mi semejante. Yo no soy para nada semejante a esa gente...
Si tuviera que escoger una religión escogería la católica, porque entre otras cosas importantísimas y fundamentales está el sacramento de la confesión, por el cuál casi solo, por esto solo, soy católico: para poder obtener continuamente el perdón de los pecados y darlo. La más pequeña pelea con la Iglesia me quita este poder. Y quién me lo devolvería? Benedetti? Falconi? (conocidos intelectuales laicistas) Y la comunión y la Misa me la dan ellos? Si se pusieran en el estado de ánimo de creer que la Iglesia tiene el depósito de las verdades fundamentales, no de las pequeñas verdades políticas locales, sino de aquellas fundamentales - si Dios existe, si Jesús era Hijo de Dios, si cuando decía "este es mi Cuerpo" decía en serio o lo decía por decir, si resucitaremos, si hay vida eterna o no - si se metiéran en la mente que la Iglesia está de la parte de la verdad en estas cosas y que tiene los medios para llegar, la doctrina y los sacramentos para llegar... entonces porque vienen a preguntarme: " Por qué no sales de la compañía en donde tú te puedes salvar (la Iglesia), dado que piensas como nosotros?" En donde pienso como vosotros? En algún pequeñísimo particular externo de la vida política y social. Este es el motivo por el cuál no pienso ni siquiera de lejos a venir con vosotros... (Conversación grabada aventurosamente y publicada en don Milani, quién era, de Baldini y Castoldi)


Como rezar?

- Decía un santo monje. Después de haber leído muchos libros y haber instruído a los demás solo sé lo que aprendí de una pobre mendiga en mi casa. Mi madre me mandaba a llevar la limosna para los pobres. Un día - tenía 7 ó 8 años - una viejita mendiga me dijo al recibir el pan: "Niño mío, rezas bien tus oraciones?" "Sí, mamá me las hace rezar todos los días". " Y en que piensas cuando rezas?..." Quedé embarazado, no sabía nada... "Escucha, pequeño, ahora te doy una lección para que reces bien tus oraciones, y para ser más bueno... Cuando te arrodilles haz bien la señal de la Cruz y piensa que Jesùs está delante de tí... en su cuna... en la Cruz... entre los brazos de la Santísima Virgen, y ofrécele tu oración como si lo vieras... Y cuando la oración se acabó, quédate de rodillas por un poco y dile todo lo que tienes en el corazón: las penas, los placeres que sientes, lo que quieres hacer, lo que piensas... Vés, niño mío, no tendrás siempre a tu mamá junto a tí, pero tendrás siempre al Buen Dios. Debes acostumbrarte a abrirle tu corazón, a pedirle consejos y a decirle todo lo que necesitas. He aquí la oración". Todos los libros del mundo no me han enseñado nada de más que aquella buena mujer". ( No es esta la oración del corazón que María nos enseña?)


El Papa: "La gente muere
los Estados se lavan las manos!"

La falta de intervención de una fuerza de paz y de ayudas para las poblaciones africanas que están al borde de la catástrofe, y la inercia de la O.N.U. han provocado el grito del Papa.
"La Iglesia se hace voz para quién no tiene voz y pide a cuantos tienen poder y responsabilidad de no tirarse para atrás ante esta tragedia... Cada día asistimos al espectáculo espantoso de personas y pueblos reducidos a los extremos por situaciones de pobreza que chocan con el consumismo de las regiones que están en el bienestar" (21 de Diciembre).

Por qué la Iglesia no regala sus tesoros? " Es posible que cada día personas mueren de hambre y el Vaticano no usas sus tesoros que podrían quitar el hambre a tanta gente?... Esto está en claro contraste con el Evangelio. Por qué el Papa no se rebela a todo esto?
(Bice M. de Bergamo, Italia) y otros (Osella B. de Turín) escriben mas o meno así:
Son las acostumbradas habladurías. Antes que nada hay que mirarse a sí mismos. Sin juzgar a los demás cada uno se pregunte a sí mismo: Hago todo lo que puedo? Por lo menos doy lo superfluo a los pobres? Pero quizás estas personas aluden a ejemplos de santos como Ambrosio, Agustín y Juan Crisóstomo, que no dudaban en vender los tesoros de la Iglesia y tambien los vasos sagrados para quitarle el hambre a los pobres, etc. Pero los tiempos han cambiado, quizás también la fé... (en realidad también las situaciones de pobreza son diversas). En ese entonces habían Iglesias particulares guiadas por grandes hombres que eran libres. Ahora está la Iglesia Universal, en la cuál el Papa no puede decidir solo sino que tiene que hacer cuentas con las varias congregaciones, organismos etc. Quizás el Papa haría ciertos gestos además de los muchos que ya ha hecho. Pero los tesoros de Vaticano no son suyos, son patrimonio de todos, es impensable que sean enajenados o despilfarrados para dar ganancias astronómicas a los aprovechadores. Problemas muy complejos. Por ahora basta pensar a cuantas bocas la caridad del Papa quita el hambre, con las entradas a los Museos, con las rentas de Vaticano y de cuanta gente trabaja allí. Aún si esto es todavía poco...
A ciertas conclusiones evangélicas la Iglesia entera llegará cuando será completamente purificada por tantos pesos temporales. La suma de todos los egoísmos de los cristianos es una disminución de gracia para todo el cuerpo. El don generoso que viene de la fé y de la caridad de cada uno hará subir el nivel de caridad de toda la Iglesia hasta a donde a Dios le agradará... **
Eco de Marìa se encuentra en todas las lenguas principales en Medj., en la tienda de souvenirs afuera de la iglesia, (cerca de la casa parroquial); el depòsito està en el Centro informaciones MIR, apenas se pasa el puente, yendo hacia la iglesia, a la izquierda.


Eco pesa siempre más. No sé hasta cuando resisteremos. María, en su ternura, nos premia la fatiga con la generosidad de los lectores y con las aprobaciones que nos llegan de todas partes del mundo. He aquí algunos ejemplos de los lugares más diversos.

Desde los Estados Unidos el Obispo Michael Kosak agradece por las copias que recibe siempre y "ruega para que continuemos a ser para su gente "los àngeles de la fé".

Desde Australia (Perth) Ana Danzi nos escribe: "gracias a nuestras oraciones y a la bendición de la Madre el pequeño Jan ha recobrado la vista, con sorpresa de los médicos, que decían que no habría podido vivir".

Desde Dakar Emmanuel De Kerhoz nos escribe que "a través de Eco sentí la llamada de María a consagrar toda la vida para vivir con los pobres en una bidonville de la capital del Senegal".

Desde Madagascar Padre Giovanni Bonalumi nos alienta "a continuar a escribir tantas cosas en Eco, sin sacrificar el denso nutrimento espiritual por estar a mirar las formas más atrayentes de la compaginación".

Desde Alaska "en donde no llega nada", Nita conserva todas las copias de Eco, que la "ayudan en el camino de preparación a la consagración como terciaria franciscana".

Desde Corea sor Teresa Kim Song Hi "agradece tanto por Eco que distribuye, y reza para que el mensaje de María sea eficaz en todo el mundo".

Desde Ciad (N'djamena) Bernard Andreani "se alegra por el agua viva de la Palabra con la cuál Dios visita también el centro de Africa".

Desde Argentina (Viedma) los miembros de la Legio María "agradecen por Eco, que leen con mucho fruto, como un don venido del cielo". (San Roque) Jorge Morales nos escribe: "Es una alegría enorme dirigirme a Uds., y siento el mismo gozo cuando recibo ECO y voy descubriendo un Tesoro de Gracias que Dios derrama a través de María, en conversiones, paz, sanación y alegría". (Buenos Aires) P. G. de Federico nos dice: "Los saludos con mucho amor en el Corazón de Jesús. Les agradezco las hermosas cosas que compaginan cada vez en su revista; en cada número se vive el pleno amor de Cristo y de María. Gracias por esta revista que respira Jesús, Padre y Espíritu Santo por doquier..."

Desde Colombia (Bogotá) A. Uría nos escribe: "Eco queremos recibirlo pues tiene artículos muy buenos y sólidos, además que mantiene una información actualizada sobre Medjugorje. Muchas gracias". (Santa fé de Bogotá) E. Marin O. nos dice: "Los felicito por la tarea que están realizando, Nuestro Señor los tendrá en cuenta".

Desde Venezuela (El Tocuyo) ... La hermana Esperanza dice: "Le estoy escribiendo desde el Monasterio Trapense de Venezuela. Desde hace ya algunos años recibimos con mucha puntualidad el ECO DE MARIA y debo decirle que es verdaderamente muy bueno. Gracias por todo el trabajo que realizan! Dios les pague!"

Desde México (León, Gto.) M. Contreras H. nos dice: "Estamos muy agradecidas por los mensajes que nos mandan periódicamente, que son de gran ayuda espiritual para todos, y el compartirlos en las comunidades nos ayuda muchísimo en nuestras reflexiones".

Os bendecimos desde el "Nacimiento" de donde vino la Vida y la Luz, para que acojamos al Dios del Amor y de la Paz y vivamos su invitación al verdadero regocijo, que dá sentido a la vida.
Villanova M. 26 Dic. 1996

Respons.: Alberto Lanzani - Tip. DIPRO, Roncade (TV)