Actualizaciónes  | Medjugorje  | Mensajes  | Artículos y Noticias  | Videos[EN]  | Galería[EN] | Mapa del Sitio  | Sobre[EN]  | Libro de Visitas  | Enlaces  | Screensaver  | Wallpaper | Web Feed

www.medjugorje.ws » Eco de Maria Reina de la Paz » Eco de Maria Reina de la Paz 144 (Marzo-Avril 1999)

Other languages: English, Deutsch, Español, Français, Italiano
Download (71.5 KB )

Eco di Maria
Regina della Pace

Español 144

Marzo - Abril 1999 - Info


Mensaje de María del 25 de enero de 1999:

"Queridos hijos, os invito nuevamente a la oración. No tenéis excusa al decir que tenéis que trabajar más, porque la naturaleza duerme aún en un sueño profundo. Abríos a la oración. Renovad la oración en vuestras familias.
Poned la Sagrada Escritura en un lugar visible en vuestras familias, leedla, meditad y aprended cómo Dios ama a su pueblo. Su amor se muestra también en este tiempo, al enviarme a vosotros para llamaros al camino de la salvación. Gracias por haber respondido a mi llamada."

Abríos a Dios y renovad
la oración en familia

En la renovada invitación a la oración, María se dirige sobretodo a su parroquia agrícola y, repitiendo los llamamientos de los inicios, cuando la gente en invierno llenaba la Iglesia en las misas vespertinas, observa: ahora no podéis tener la excusa de tener que trabajar en los campos porque la naturaleza duerme todavía un sueño profundo. Podríamos preguntarnos ahora: entonces ¿estaremos dispensados de la oración cuando estemos llenos de trabajo? Al contrario.
A los mismos hombres y mujeres de la parroquia Ella les decía el 30.5.85: que la oración, queridos hijos, sea vuestro alimento cotidiano, sobretodo en estos días en que el trabajo de los campos os fatiga hasta el punto de no poder rezar con el corazón. Orad, y así podréis superar cualquier cansancio. La oración será para vosotros alegría y reposo. Está claro, y la Virgen no lo dice sólo para ellos. Ella comprende nuestro cansancio, pero nos da también el medio para superarlo y tener alegría y reposo.
Abríos a la oración. Quiere decir que cuando oramos podemos permanecer cerrados a Dios y abiertos únicamente a nuestros pensamientos, esto es orar con los labios y no con el corazón. Antes de la oración es necesario invocar al Espíritu Santo para que llene nuestro corazón, vaciándolo antes de nuestras cosas, y podamos así encontrar a Dios. Si después parece que haya un muro infranqueable entre nosotros y Dios, hay que insistir en la invocación. Esto es signo de que el corazón quiere abrirse a Él. Dios quiere saber si tú lo quieres de verdad: si ve que tú le buscas, Él llega.
Abrirse a Dios quiere decir tener grandes ganas de conocer su voluntad y no poner delante la nuestra o nuestros problemas para tener una solución. Él quiere nuestro corazón para llenarlo de sí mismo. Sobre nuestros problemas nos ha dicho: buscad el reino de Dios y su justicia, el resto se os dará por añadidura (Mt 6,33), depositando en Él toda preocupación porque Él se ocupa de vosotros (1Pt 5,7). Pero esta apertura no es sólo para el tiempo de oración: es apertura a Dios para que entre en nuestra vida y la conduzca a Él, según su voluntad. Es muy cierto que la oración comienza después de haber orado, entrando en una relación nueva con Dios, atentos a hacer su voluntad.
Renovad la oración en vuestras familias: ¡cuántas veces lo ha repetido! La familia se salva y permanece unida con la oración, porque si los miembros de la familia se confrontan con Dios, los desórdenes no pueden permanecer. Pero, ¿por qué dice: renovad? Porque es necesario retomar la oración si se ha abandonado; o, quizás mejor, hacerla nueva con un compromiso renovado, como la cosa más importante, de forma que no se estanque en el hábito, en la rutina.
María ha pedido en otro lugar hacerla activa con la contribución y la inspiración de las personas, posibilitando, por ejemplo, un pequeño examen de conciencia, un pensamiento sugerido por la palabra de Dios, oraciones de intercesión por las necesidades de los demás. Después repite - y parece decir "en el lugar de la televisión"- poner la Sagrada Escritura en un lugar visible, leerla y meditar. De esta forma es clara la elección que hace la familia: que el hombre vive de toda palabra que sale de la boca de Dios (Mt 4,4) y no de las vanidades y modelos vacíos en los que estamos sumergidos cada día. Así aprenderéis cómo Dios ama a su pueblo. Debemos tenerlo siempre presente, ¡de otra forma no sabemos por qué se vive!
Ésta es la verdad sobre el hombre que nos revela la Palabra de Dios: Dios ha amado tanto al mundo que le hado su Hijo unigénito (Jn 3,16). Y de las palabras del mensaje queda claro que en cada página de la Escritura, que se lee en familia, está escondido este amor, aun cuando a primera vista no lo parezca: sólo los ojos de la fe iluminados por el Espíritu, lo pueden comprender. Y ahora, en la continuidad del mismo amor, Dios nos envía a su Madre: en el tiempo presente me manda a Mí para llamaros al camino de salvación. Quiere decir que Dios, como última prueba de su amor infinito, en línea con la misión del Hijo, nos manda a María. ¿Podemos entoncetomarnos a la ligera un tal don de amor y tener los ojos cerrados ante los prodigios que sus apariciones han realizado ya en los corazones?
don Angelo

 

Mensaje de María del 25 de febrero de 1999:

"Queridos hijos, también hoy estoy con vosotros de una manera especial meditando y viviendo en mi corazón la Pasión de Jesús. Hijitos, abrid vuestros corazones y dadme todo lo que tenéis dentro: las alegrías, las tristezas y cada dolor, hasta el más pequeño, para que yo pueda ofrecerlos a Jesús, a fin de que Él, con su infinito amor, queme y transforme vuestras tristezas en el gozo de su Resurrección.
Por esto, hijitos, os invito ahora de manera especial para que vuestros corazones se abran a la oración, de modo que a través de la oración, lleguéis a ser amigos de Jesús. Gracias por haber respondido a mi llamada."

Dadme vuestras tristezas
y Jesús las transformará en gozo

En este tiempo de Cuaresma, la Virgen nos invita con dulzura a participar de la Pasión de Jesús para tener parte con Él en la gloria: Participamos de sus sufrimientos para alcanzar la resurrección (cf. Fil.3, 10)
Ella está con nosotros al meditar la vicisitud de la Cruz, porque por nuestro amor su Hijo padeció y murió, cambiando así nuestra suerte. También es una invitación para que meditemos la Pasión de Jesús en el Via Crucis. Qué distintos nos sentimos después de habernos bañado en el camino doloroso de la Cruz de Jesús... Pero está también la Via Matris, en la que meditamos los dolores que traspasaron el alma de María como una espada.
La Virgen, en Kibeho, en 1982, ha ofrecido la corona de los siete dolores "como remedio válido para aquello que puede llamarse el mal del siglo: la negación del pecado y por consiguiente la ausencia del arrepentimiento necesario para el perdón de Dios". ¡Os podemos asegurar, por experiencia, lo eficaz que es esta devoción!
Y Ella no solamente medita, sino que estando en la bienaventuranza, también vive la Pasión de Jesús y la nuestra. Y nos pide que le abramos nuestros corazones para que no nos desanimemos al pensar en los dolores que nos esperan, ante los cuales sucumbiríamos si no mirásemos hacia lo que viene después de la cruz, y que Ella ya ha vivido: la gloria de la resurrección: no se pueden comparar los sufrimientos del momento presente con la gloria futura que se revelará en nosotros (Rom. 8,18). Abrid vuestros corazones y dadme todo lo que tenéis dentro. Dádmelo todo: las tristezas, las angustias, las ansiedades que se agitan dentro por el futuro, vuestras depresiones, vuestros fracasos, vuestras enfermedades, las enfermedades corporales y también los dolores más pequeños. ¿Por qué "dadme"?
Dadme. Ella conoce nuestra tentación de rechazar el sufrimiento que ha padecido también Jesús: Padre, aleja de mí este cáliz...y el silencio de Dios: Dios mío, Dios mío, por qué me has abandonado? Ella sabe que tendemos a rebelarnos ante la Cruz y a abatirnos ante cada angustia.
Dadme, porque Ella sabe que acabamos dispersando ese tesoro de gracias que son las cruces. Estas cruces se transformarán en alegría, como para una mujer los dolores de parto. Al elevarlas a Jesús, se volverán motivo de gozo, hasta poder decir como S. Pablo: sobreabundo de alegría en toda tribulación.
Dadme, porque Ella es Mediadora de todas las gracias, como en Caná transformó la humillación de una familia en una fiesta.
Dadme también vuestras alegrías porque es fácil que éstas os engañen y os alejen de la verdad: yo las purifico y las utilizo para vuestro bien. Ahora bien, Ella sabe que para nosotros es imposible superar la prueba de la pasión y por esto nos dice: dádmelo todo a mí y yo ofreceré todo a Jesús. ¡Qué importante es la implicación de María en nuestro don de ofrecimiento, de purificación, de conversión, de resurrección para el triunfo del amor desmesurado del Señor Jesús! Y Jesús quemará nuestros sufrimientos con su amor sin medida y los transfor&endash;mará en la alegría de la Resurrección. Ya ahora la saboreamos, y llegará un día en el que seremos para siempre así como Él es (1Jn 3,2).
Finalmente, María nos exhorta a abrir los corazones en la oración, para llegar a ser amigos de Jesús. Aprovechemos este tiempo de gracia para entrar en la amistad de Jesús con una oración más verdadera, en la que aprendamos a decir como Él: no se haga mi voluntad, sino la tuya. Esto es lo que significa ser amigos de Jesús. Si con la ayuda de María aceptamos entrar en su Pasión, entraremos con Jesús en el gozo del Padre que nadie nos podrá quitar.
d.A.

 

Misión del Papa en América, en defensa de la vida
y de los oprimidos

Juan Pablo II vino a Méjico la última semana de enero para añadir su firma a las deliberaciones del Sínodo de los Obispos americanos, pero ha aprovechado la ocasión para anunciar el Evangelio de la Vida en el continente donde hay mayor número de católicos en el mundo. Ha escogido un pueblo pobre que está cerca del más poderoso de la tierra para gritar: Felices los pobres, pero ¡ay de vosotros ricos, vosotros que estáis saciados, vosotros que ahora reís! Ha escogido el santuario de Guadalupe, donde la Madre de Dios, la "Morenita" vino a salvar la existencia amenazada del pueblo indígena, para condenar cualquier tipo de ataque contra la vida.
El Papa fue acogido por el entusiasmo popular con los millones de espejos que saludaron y bombardearon de luz su avión y con las serenatas de 250 guitarristas, que tocaban todas las noches bajo la ventana de la nunciatura donde se hospedaba. El Papa ha dicho la verdad sobre la opresión de los pobres, de las etnias, de los indios y de los chiapas: una verdadera tragedia sofocada por el silencio oficial.

Los "nunca más" del Papa - Aquí, como en el estadio Hermanos Rodríguez, resonaron sus "nunca más". "Ha llegado la hora de desterrar de una vez por todas del continente cualquier tipo de ataque a la vida. Nunca más violencia, explotación, la inútil pena de muerte. Nunca más tortura, discriminación racial, nunca más estos males intolerables, que claman al cielo e invitan a los cristianos a un estilo de vida diferente, a un compromiso social más en sintonía con su fe. Debemos despertar las conciencias de los hombres y de las mujeres con el Evangelio para resaltar su sublime vocación como hijos de Dios". Luego depositó ante el rostro mestizo de la Virgen de Guadalupe "los deseos y las esperanzas de los pueblos indígenas con su cultura, con las legítimas aspiraciones a las que tienen derecho".

Después, en el inmenso estadio "Azteca", ante representantes de todas las partes del nuevo mundo, se ha expresado con estas palabras lapidarias: "Porque algunos poderosos han dado la espalda a Cristo, este siglo que acaba, asiste impotente a la muerte por el hambre de millones de seres humanos, aunque paradójicamente aumenta la producción agrícola e industrial; renuncia a promover los valores morales, minados progresivamente por fenómenos como la droga, la corrupción, el consumismo desenfrenado y el difundido hedonismo; contempla inerme el abismo creciente entre países pobres y endeudados y otros fuertes y opulentos; continúa ignorando la perversión intrínseca y las terribles consecuencias de la cultura de la muerte; promueve la ecología, pero ignora que las raíces profundas de cualquier atentado a la naturaleza son el desorden moral y el desprecio del hombre por el hombre".

Encuentro entre dos mundos opuestos - Terminada su estancia en Méjico, voló a St. Louis (USA), donde se encontró cara a cara con Clinton. Mientras, en la línea oficial, el presidente elogia la obra del Papa por la paz en el mundo, Juan Pablo II, con palabras medidas, ante su interlocutor, apela otra vez a las grandes responsabilidades de América hacia el mundo.
En el 4° encuentro con el Papa polaco, es el hombre más poderoso del mundo el que tiembla, quizás, en su interior, por los propios sentidos de culpa y por su inadecuación espiritual ante este anciano de apariencia frágil y sin embargo duro como el acero. No será Su Santidad quien le haga cambiar de idea sobre la pena de muerte y sobre la agresión a Irak, sobre donde se están lanzando bombas precisamente durante el encuentro. El Presidente de la globalización del mercado se despide con una sonrisa, pero el Papa lanza otra globalización, la de la solidaridad entre todos los hombres.

A los jóvenes: sinceridad y pureza - A los jóvenes llenos de entusiasmo en el gran templo del Baseball de St. Louis, el Kiel Center, el Papa les invita a seguir a Cristo con el mismo arrebato con el que siguen los récords de su equipo estrella. Les exhorta a decir siempre la verdad en un mundo que necesita luz. "Cuando eráis pequeños teniáis miedo de la oscuridad. Hoy en el mundo existe otro tipo de oscuridad a la que debéis temer: la oscuridad de la duda y de la incertidumbre, de la violencia y de la indiferencia, del abuso sexual y de los estupefacientes que destruyen cuerpo, mente y corazón. Hay algo terriblemente equivocado cuando tantos jóvenes están abrumados por la desesperación del suicidio.
En algunos estados de esta nación se han aprobado leyes que permiten a los médicos poner fin a la vida de aquellos a los que por el contrario estarían vinculados bajo juramento con el compromiso de ayudarlos. Se rechaza el don de la vida dado por Dios. Se escoge la muerte antes que la vida... No escuchéis a aquellos que os empujan a mentir, a desentenderos de las responsabilidades, a pensar sobretodo en vosotros mismos.
No escuchéis a cuantos os digan que la castidad está pasada de moda: en vuestros corazones sabéis que el amor verdadero es un don de Dios y respeta su plan para la unión estable del hombre y la mujer en el matrimonio. No os dejéis llevar por los falsos valores y por los eslógans engañosos sobre vuestra libertad. La verdadera libertad es un maravilloso don de Dios y ha sido una parte preciosa de la historia de vuestro país".
El gesto con el que el Papa maneja su bastón, imitando a un jugador de jockey, demuestra una vez más la capacidad del Papa para entrar en sintonía con los jóvenes de la manera más espontánea. Así ha acogido también el regalo de un verdadero palo de jockey y una camiseta del equipo local con el n.1 y el nombre "John Paul II" estampado encima.

En la Misa en el gran estadio cubierto de St. Louis, el Papa lanzó una invitación explícita a los USA para que cambie de rumbo sobre el respeto a la vida y a las verdades morales. Y dijo abiertamente a los católicos lo que la pertenencia a la Iglesia no puede permitir: "Como creyentes, ¿como podemos no comprender que el aborto, la eutanasia, el suicidio asistido, representan un terrible rechazo del don de la vida y del amor que nos hace Dios?"
Es bueno saber que de una investigación estadística reciente resulta que en Missouri el 86% de los católicos, que son la gran mayoría, creen que se puede ser buenos cristianos aunque no se sigan las ideas del Papa respecto al aborto, al divorcio, al celibato del clero, al permisivismo sexual, etc.
Ha suscitado satisfacción general el significativo gesto del gobernador de Missouri que, tras la visita del Papa, ha concedido la gracia a un detenido condenado a la pena capital precisamente en esos días.
"Este encuentro, con la intervención materna de S.María de Guadalupe - ha dicho el Papa en la audiencia general del 10 de febrero - ha marcado de forma indeleble la historia de América".
* *

El amor del Padre:
es humano y también materno

Así ha perfilado el Papa el rostro del Padre en la audiencia del 20 de enero, como ya aparece en el A.T.: "...La paternidad divina en las pruebas de Israel está caracterizada por un amor intenso, constante y compasivo. A pesar de las infidelidades del pueblo, y las consiguientes amenazas de castigo, Dios se revela incapaz de renunciar a su amor.
Y lo expresa en términos de profunda ternura, incluso cuando se ve obligado a lamentar la falta de correspondencia de sus hijos: Yo enseñé a andar a Efraín y lo llevé en mis brazos, pero ellos no comprendieron que yo los cuidaba. Con cuerdas de amor los atraía, con lazos de cariño. Fui para ellos como quien levanta el yugo de la cerviz, me inclinaba y les daba de comer. ¿Cómo podré dejarte, Efraín; entregarte a ti, Israel?...Me da un vuelco el corazón, se me revuelven todas las entrañas. (Os 11,3d.8; cfr. Jr 31,20)
Hasta el reproche deviene expresión de un amor de predilección, como explica el libro de los Proverbios: Hijo mío, no rechaces el castigo del Señor, no te enfades por su reprensión, porque el Señor reprende a los que ama, como un padre al hijo preferido(Pro 3, 11 12).
Una paternidad tan divina y al mismo tiempo tan "humana" en la manera de expresarse, asume en sí también las características que normalmente se atribuyen al amor materno. Aunque son raras, las imágenes del A.T en las que Dios se compara a una madre son extremadamente significativas. En el libro de Isaías se lee, por ejemplo: Decía Sión: "Me ha abandonado el Señor, mi dueño me ha olvidado". ¿Puede una madre olvidarse de su criatura, dejar de querer al hijo de sus entrañas? Pues, aunque ella se olvide, yo no te olvidaré.(Is 49, 14-15). Y también: Como una madre consola a un hijo, así yo os consolaré (Is 63,13)
La actitud divina hacia Israel se manifiesta así también con rasgos maternos, que expresan la ternura y la condescendencia (cfr. CCC 239). Este amor, que Dios derrama con tanta riqueza sobre su pueblo, hace exultar y proclamar al viejo Tobías: Dadle gracias, israelitas, ante los gentiles, porque él nos dispersó entre ellos y nos mostró allí su grandeza. Ensalzadlo ante todo viviente: que él es nuestro Dios y Señor, nuestro Padre y Dios para siempre (Tb 13, 3-4)".

En Cuaresma:
"¡Ejercitar la caridad!"

El Señor preparará un banquete para todos los pueblos (Is 25,6): es el tema de la exhortación del S. Padre para la Cuaresma. Para hacer partícipes de los bienes necesarios para la vida a nuestros hermanos excluidos del banquete del consumismo cotidiano, concretemos la caridad en las obras de misericordia espirituales y corporales.
"Hay muchos 'Lázaros' que llaman a las puertas de la sociedad: son todos aquellos que no participan de las ventajas materiales que aporta el progreso. Existen situaciones permanentes de miseria que deben agitar la conciencia del cristiano, y recordarle el deber de afrontarlas con urgencia, ya sea de manera personal o comunitaria..." También los gobiernos, las instituciones internacionales y los centros directivos de la economía mundial "deben encargarse de proyectar itinerarios audaces para un reparto más justo de los bienes de la tierra... Que María, con su presencia, sostenga nuestros pasos en la caridad..."

"Jóvenes, redescubrid la confesión"

Es la invitación propuesta por Juan Pablo II en el mensaje para la próxima jornada mundial de la juventud que se celebra el domingo de Ramos en las diócesis. "Jóvenes, el Padre os ama, pero para encontrar y experimentar este amor, debéis redescubrir la belleza y la riqueza de gracia del sacramento de la penitencia... Una llamada afligida - afirma siempre el Papa - porque el hombre moderno, cuanto más pierde el sentido del pecado, menos recurre al perdón de Dios".

La alegría del perdón - El miércoles de ceniza, el Papa añadió: "La Cuaresma es el tiempo de una solicitud particular de Dios para perdonar nuestros pecados; es el tiempo de la reconciliación... En efecto, el hombre no reencuentra la amistad con Dios si de sus labios y de su corazón no brotan las palabras: "¡Padre, he pecado!". Su esfuerzo se hace ahora eficaz por el encuentro de salvación que acontece gracias a la muerte y a la resurrección de Cristo. Es en el misterio pascual, corazón de la Iglesia, donde el penitente recibe como don, el perdón de las culpas y la alegría del renacimiento a la vida inmortal".

 

"Seréis perseguidos por mi nombre"

Los discípulos del Señor - lo sabemos por las palabras de Jesús - sufrirán persecución en sus propias familias, en sus propias comunidades, tal es el contraste del espíritu genuino de Jesús con el mundo. Pero tampoco a nivel de sociedades y de naciones cesarán nunca las persecuciones contra los que se llaman cristianos y pertenecen a la Iglesia. Hoy esto sucede particularmente en Sudán, en Pakistán, en Birmania, en Turquía, en Vietnam, en Egipto, en Algeria, en Ruanda, y sobretodo en China. En muchos países, los fundamentalistas islámicos buscan acabar con la Iglesia.

Tragedia en Sudán del Sur - Il Gobierno musulman central, está perpetrando un verdadero genocidio contra la población cristiana y animista, llegando a impedir, además de tantas vejaciones, el aterrizaje de las ayudas para la gente necesitada. Tampoco los socorros lanzados desde los aviones suelen llegar a su fin, porque las personas, que acuden de lejos en condiciones deplorables, mueren del agotamiento antes de poder coger alguna cosa. No hablamos ya de la malaria y de las enfermedades que son consecuencia de la desnutrición, que provocan cantidad de víctimas infantiles.
Millares y millares de niños - refieren los periódicos - son utilizados como esclavos en campos de concentración, donde se venden a los mejores compradores. Dos benefactoras americanas, para liberarlos, han comprado 350 niños a 100 dólares cada uno.

A pesar de todo, los cristianos resisten - Una hermana, habitual lectora nuestra, nos escribe: "Aquí en Sudán, la Iglesia tribulada bajo el integrismo islámico, toma su fuerza de María, del Rosario, que veo recitar en todas partes, en los centros, en las pobres cabañas, entre jóvenes, adultos y niños. En la catedral de Khartoum, todos los sábados por la tarde, el Obispo recita siempre el Rosario entero con los fieles. Se descubre la fuerza de esta oración. Nuestros cristianos, aun estando desarmados, no tienen miedo.
El gobierno siempre nos controla, dispersa los centros donde se reza y donde se hacen actividades en beneficio de los pobres. En la escuela, en la radio y en la TV sale siempre y solamente el islam. Sin embargo, hay que ver cómo se defienden los pequeños en la escuela. No tienen miedo de decir: "Soy cristiano y no quiero el Corán". Aquí la Iglesia está viva y da testimonio de su fe con su credo. Veo jóvenes y adultos que buscan a Dios y tienen sed de su Palabra"(hna. Stefania Bassan, 8.12.98).

Pobreza y persecución
en la Iglesia secreta de China

Dos obispos chinos habían sido invitados al reciente sínodo de Asia, pero el gobierno de Pekín no les dio permiso de salida. Uno de los dos escribió al Papa: "Estoy físicamente ausente, pero mi corazón está constantemente presente con vosotros". En China, los fieles de la Iglesia "secreta" están continuamente perseguidos. Es más, la intención clara del régimen - como se deduce de un documento secreto publicado por "Fides" - es la de eliminar a los católicos que rechazan la adhesión a la Iglesia patriótica controlada por el gobierno. El 21 de enero, la prensa dió la noticia de que centenares de fieles de la provincia de Begoin fueron arrestados, y su obispo encarcelado.
Hay centenares de seminaristas, sacerdotes, religiosas y obispos clandestinos. Los más ancianos han pasado a menudo muchos años en la cárcel o en campos de trabajo; los jóvenes saben que de un día para otro pueden ser metidos en prisión. Han encontrado a un obispo que desde 1986 ha pasado cada año hasta seis meses en la cárcel, por los más variados motivos.
Está lleno de alegría y no tiene ningún miedo de los peligros y de la miseria. Estos obispos son pobrísimos y piden ofrecimientos de Misas para poder financiar la formación de muchos jóvenes que quieren ser sacerdotes. Aquí no hay escasez de vocaciones.
Hay muchas religiosas que trabajan clandestinamente y que arriesgan todo por la evangelización, por enseñar el catecismo a los niños católicos (la educación religiosa está prohibida hasta los 19 años) y gestionar un orfanato para niños inválidos: éstos no son huérfanos, pero a causa de la política china del "hijo único", los padres se quedan solamente con el hijo perfecto. Mientras que los orfanatos estatales rechazan a estos niños, las hermanitas los acogen, los bautizan y les dan su afecto y su asistencia. Muchas chicas se hacen hermanas, a pesar de las incomprensiones, las discrepancias familiares y el peligro de ser descubiertas: "Para honrar a Dios y salvar a las almas", ha dicho una de ellas.

¡Cómo nos enseñan a ayunar 20 seminaristas chinos! - "A las 3,50 de la noche, con los rostros cubiertos por sombreros y bufandas, la campesina nos guía en silencio a través del campo inmerso en la oscuridad, nos lleva detrás de un montón de heno, desde donde, de lejos, percibimos voces.
Llegados a la baja y húmeda construcción, se nos invita a entrar en la capilla donde 20 jóvenes están ya arrodillados en oración ante un altar. Son los sacerdotes chinos del mañana. Tras una larga Misa, han hacen en el patio algunos ejercicios de gimnasia, antes de volver a la gélida capilla para el rosario. El sol todavía no ha salido.
Luego, para desayunar, los seminaristas toman un bol de sopa de avena. No comerán nada más hasta la segunda y última comida de las 16, a base de verduras. Los viernes comen una sola vez al día, y el miércoles y el sábado están a pan y agua. Nunca comen carne ni huevos. Un joven nos dice sonriendo: "Nosotros pensamos que nuestro tipo de vida debe ser inferior al de otros cristianos. Normalmente la renuncia no nos pesa, porque con la oración nos sentimos cerca de Dios".
Pero a veces esta pobreza se siente muy duramente, y entonces se dedican con mayor intensidad a la oración: "Al principio - añade - esto es muy difícil, pero con la oración percibimos mejor nuestro motivo y somos felices"
(reducido del Eco del Amor, sept.98)

 

Una conmovedora voz de Vietnam.
"Tengo 70 años y estoy enfermo, pero tengo una energía que sobrepasa a la de los jóvenes. La oración y el fervor me consumen como en un horno, como Él dijo: he venido a traer fuego sobre la tierra...
Os lo digo en voz baja. En la noche de la última Navidad el arzobispo de Hociminville (Hanoi) vino a celebrar la Misa de medianoche en este rincón tenebroso del barrio de chabolas, donde vivimos un grupo de parroquianos sin identidad. Soy yo quien se ocupa del barrio, y Monseñor vino directamente a mi casa sin ninguna pompa. Parecía un cuento. Por medio suyo, el Verbo se hizo carne y acampó entre nosotros. Teníamos todos lágrimas en los ojos por este nuevo Belén en Hociminville.
Yo estoy traduciendo los mensajes de María de 1998, pero me faltan algunos, por esto llamo a vuestra puerta, para que, a pesar de las distancias y de mi humilde condición, pueda recibir el Eco de María para difundirlo."
Semillas de unidad también con los ortodoxos - Conocemos lo difícil que se ha hecho la relación de los ortodoxos, especialmente los de Rusia, con los católicos en este último tiempo. Pues bien, se ha abierto una rendija: "Ha llegado al Santo Padre la invitación oficial del Patriarca de la Iglesia ortodoxa rumana, Teoctist, para visitar Rumanía, país de mayoría ortodoxa. La visita tendrá lugar en el próximo mes de mayo".

Ecumenismo práctico en el Volga - Funciona a pleno ritmo la Iglesia-barco donada por la "Iglesia que sufre" al arzobispo German de Volgograd. Por dondequiera que pasa, al sonido de las campanas levantadas encima, los fieles ortodoxos se amontonan en la capilla, con capacidad para 100 personas: muchos se quedan fuera. El incansable Padre Lardo ha prometido otras 2 Iglesias-barco más grandes, y hay otras en proyecto para diversas poblaciones necesitadas.

En Scutari (Albania) se ha inaugurado el nuevo santuario de la Patrona, la Virgen del Buen Consejo. Este santuario del siglo VI fue destruido en 1467 por las hordas otomanas, mientras que la misma imagen apareció milagrosamente en Gennazano, cerca de Roma, en la Iglesia de los Padres agustinianos donde siempre se la ha venerado. El santuario de Scutari, reconstruido sucesivamente, fue derribado de nuevo por el régimen comunista. En su visita a Albania en 1993, el S.Padre bendijo la primera piedra.

 

"Volvamos al fervor primitivo"

Modelo de vida trazado por la Virgen para el primer grupo de oración

El 25 de mayo de 1983, la Virgen había repetido el deseo de que se formase un grupo de oración totalmente abandonado a Dios. El 16 de junio dicta a Jelena las reglas del grupo:
1. Renunciad a todas las pasiones y deseos desordenados. Evitad la televisión, sobretodo las transmisiones nocivas. Los deportes excesivos, el placer excesivo de la comida y las bebidas, el alcohol, el tabaco.
2. Abandonaos a Dios sin reservas.
3. Desterrad definitivamente cualquier tipo de angustia. No hay lugar para la angustia en el corazón de quien se abandona a Dios. Las dificultades subsistirán, pero servirán para el crecimiento espiritual y darán gloria a Dios.
4. Amad a vuestros adversarios. Desterrad el odio del corazón, la amargura, los juicios, los prejuicios. Orad por vuestros adversarios e invocad la bendición divina sobre ellos.
5. Ayunad a pan y agua dos veces por semana. Reuníos en grupo al menos una vez a la semana.
6. Consagrad a la oración al menos tres horas cada día, de las cuales al menos media hora por la mañana y media hora por la tarde. En este tiempo de oración están incluidos la Santa Misa y el Rosario. Reservaos momentos de oración a lo largo del día y recibid la Santa Comunión siempre que os sea posible. Orad con gran recogimiento. No miréis continuamente el reloj, más bien dejaos guiar por la gracia de Dios. No os preocupéis demasiado de las cosas de este mundo, confiando todo, en la oración, a nuestro Padre celestial. Cuando uno está demasiado preocupado, no puede rezar porque falta la serenidad interior.
Dios contribuirá a conducir a buen fin las cosas terrenas, cuando uno se esfuerza por abrirse a las cosas de Dios. Aquellos que van a la escuela o al trabajo deben rezar media hora por la mañana y media hora por la tarde y participar, si es posible, en la Eucaristía. Es necesario extender el Espíritu de oración al trabajo cotidiano, es decir, acompañar el trabajo con la oración.
7. Sed prudentes, porque el demonio tienta a todos aquellos que han decidido consagrarse a Dios y sobretodo a ellos. Les sugerirá que rezan demasiado, que ayunan demasiado; que deben ser como los otros jóvenes y buscar los placeres. ¡No deben escucharlo ni obedecerle! Deben prestar atención a la voz de la Virgen. Cuando su fe se haya consolidado, el demonio ya no conseguirá seducirlos.
8. Orad mucho por el obispo y por los responsables de la Iglesia. No menos de la mitad de sus oraciones y de sus sacrificios deben consagrarse a esta intención.
(De: "Messagi e pedagogia di Maria a Medjugorje" de R. Laurentin - R. Lejeune)

Continúa la lucha espiritual para defender
el don auténtico de Medjugorje

Nosotros creemos firmemente que la presencia especial de María en Medjugorje, donde en este tiempo "se encuentra una fuente de gracia" (mens. 8. 05.1986), es un don precioso ofrecido a toda la Iglesia y a todos los hombres de buena voluntad, en estos tiempos que, a través de María, están unidos al cielo de un modo especial (mens.25.05.96). Son tiempos de gracia en los cuales el Espíritu parece querer soplar con un nuevo vigor irresistible sobre la Iglesia y sobre el mundo para "hacer nuevas todas las cosas".
Sabemos también que el núcleo más verdadero y profundo de la llamada de la Reina de la Paz reside en la disponibilidad al ofrecimiento de la vida para la salvación del mundo (mens.25.02.1988). Ya fue anticipado en Fátima, y Medjugorje representa la plena realización (mens.25.08.1991), mediante un camino espiritual de abandono total a Dios (mens.25.08.1989), guiado personalmente por María.
Si observamos el desarrollo cronológico de los mensajes dados en estos años por la Reina de la Paz, y Su sabia pedagogía espiritual, mostrada con una finura materna inimitable, es indudable que la plena asimilación de los contenidos más verdaderos no puede darse instantáneamente (¡como para los ángeles!). Pero todo esto requiere el desarrollo de una dinámica de progresiva apertura del corazón, que nos conduzca, guiados por María, "a la profundidad de la vida espiritual, en la sencillez" (mens. 25.12.1989). Sin embargo, todo esto es posible sólo si se aceptan con docilidad las vías que Ella ha trazado sabiamente y los medios y los instrumentos espirituales que Ella ha escogido para la realización de sus programas.
Es en esta perspectiva que se sitúan esos espacios concretos especiales, queridos por Ella desde los primeros tiempos de las apariciones (mens. a Jelena del 25.05.1983), en los cuales pudiese arder, con intensidad especial, un fuego de comunión y de ofrecimiento capaz de proveer "el carburante espiritual" para la realización del plan de gracia de la Reina de la Paz. Primero entre éstos es el grupo de oración guiado directamente por María, a través del don carismático concedido a Jelena, que expresa, con carácter ejemplar, los contenidos más profundos de la gracia dada en Medjugorje.
Después han llegado las otras comunidades y familias espirituales, nacidas del Corazón de María, a menudo guiadas personalmente por Ella también a través de dones particulares, para realizar una dinámica especial de ofrecimiento y de profundidad de comunión en el Espíritu, que asegure la plena realización del plan de gracia que Dios le ha confiado a Ella, para el triunfo final de Su Corazón Inmaculado anunciado en Fátima.
También era previsible, y en consonancia perfecta con las Escrituras, que un acontecimiento de gracia de tales proporciones no habría podido escapar a la ley evangélica de la contradicción. De hecho, Medjugorje ha estado proyectada, desde el inicio, en un contexto de violentísima lucha espiritual ( "donde estoy Yo y Mi Hijo enseguida llega también satanás", véase mens. dado a Mirjana el 28.01.1987).
Así, en los primeros tiempos de las apariciones de María, el enemigo, "aquél que quiere destruir mis planes de paz" (mens. 12.07.1984), manifestó su acción a través de una fase de violenta oposición frontal por parte de las autoridades civiles del régimen comunista ateo, y una serie de inexplicables malentendidos, incomprensiones, posturas de rechazo inmotivadas por parte del obispo local y de otros exponentes de las jerarquías eclesiásticas, a menudo mal informadas, incomprensiblemente ciegos y sordos frente a los evidentes y abundantísimos frutos espirituales que brotaban incesantemente de aquella fuente de gracia.
Actualmente la lucha espiritual se ejerce, de modo aparentemente menos violento, a niveles mucho más sutiles e insidiosos, a través de la obra, tal vez ignorante, de quien aun afirmando aceptar el don espiritual de Medjugorje, o incluso haciéndose ruidosamente heraldos del mismo, de hecho rechaza y niega las dinámicas espirituales más profundas y los frutos más auténticos. De esta manera se mutila arbitrariamente el plan de gracia de María, eliminando los componentes esenciales y los instrumentos espirituales escogidos explícitamente por Ella para una plena actuación de sus designios de amor.
No es casual que el mayor ensañamiento se manifieste generalmente contra aquello que representa el corazón espiritual del plan de María, aquellos núcleos de ardiente comunión deseados por la Reina de la Paz, en los cuales se expresa de la forma más auténtica la esencia profunda del carisma espiritual de Medjugorje. Hablamos de aquellas comunidades espirituales nacidas de su Corazón Inmaculado, que están destinadas a desempeñar un papel decisivo para la realización efectiva de sus programas de gracia para el mundo.
Asistimos así a un oscurecimiento sistemático de los contenidos más vitales y auténticos del carisma espiritual de Medjugorje realizado, paradójicamente, también por parte de aquellos que más directamente deberían sentirse comprometidos a custodiar su integridad. Hay un intento evidente de constreñirlo forzadamente a la lógica estrecha y reduccionista del "Santuario Mariano - Institución", o con la pretensión irracional de circunscribirlo arbitrariamente sólo a una parte - la más aparente - de sus manifestaciones. Así corremos el riesgo de empobrecer trágicamente el sobreabundante don espiritual y el insólito dinamismo de gracia dado por la Reina de la Paz.
Los frutos enfermos de un enfoque tan impropio, que devalúa y oscurece indebidamente componentes esenciales del don espiritual ofrecido por María en Medjugorje, oponiéndose de hecho a una plena realización de sus planes, son advertidos también entre muchos peregrinos más sensibles.
Éstos, tras un fuerte impulso inicial generado por el Espíritu, buscan en vano ayuda para encontrar y reconocer los espacios espirituales deseados y preparados por María, donde poder desarrollar un auténtico camino de crecimiento hacia aquellos niveles profundos de comunión con la Vida Trinitaria, que representa la esencia misma de la llamada de la Reina de la Paz. Y al no encontrarlos, acaban demasiado a menudo quedándose en la superficie, enredados en un inmobilismo espiritual estéril, tejido de elementos emocionales y de gestos repetitivos y autogratificantes.
Estos niveles quedan bien lejos de aquella ardiente dinámica de gracia que, quemando en el torbellino del Amor Trinitario cualquier rastro del hombre viejo, debería dar nacimiento en los corazones a aquellos "cielos nuevos y tierra nueva", a los que incansablemente nos quiere conducir María, para hacernos instrumentos eficaces en sus manos para la salvación del mundo.
Entregamos al Corazón de la Reina de la Paz nuestras debilidades y las del prójimo, para que, a través de una oración y un ofrecimiento más generosos por parte de sus hijos, todo se transforme en una luz de gracia más viva, para un triunfo pleno de su Corazón Inmaculado.
Giuseppe Ferraro


Noticias de la tierra bendita

Los franciscanos se quedan en Medj. En los últimos días muchos peregrinos se han dirigido a nosotros pidiendo aclaraciones sobre el alejamiento de los franciscanos de la parroquia de Medj. La noticia se refiere a la reciente publicación de una carta escrita por el obispo de Mostar Ratko Peric y por el Ministro General de la Orden Franciscana P. Bini. Las noticias relativas al alejamiento de los franciscanos de la parroquia de Medj. y a la adquisición de la parroquia por parte del Obispo Perlic no son exactas.
No es cierto que algunos de los franciscanos que actualmente se encuentran en la parroquia de Medj. tengan que irse. La parroquia de Medj. no está entre las cerca de 20 parroquias citadas en el decreto "Romanis Pontificibus" como parroquia que los franciscanos tengan que ceder al obispo local. En caso de cambios, nuestro Centro informativo os los comunicará.

Un obispo austriaco: "En Medj. encontramos lo que no se encuentra en ningún otro lugar: conversiones, confesiones, vocaciones" Antes de irse de Medj., a principios de diciembre, el arzobispo de Salzburgo, Mons. Georg. Elder manifestó así sus impresiones: "... Me he hecho siempre una pregunta: ¿por qué estos mensajes tan sencillos continúan repitiéndose? Siempre esta invitación a la oración, al ayuno, al arrepentimiento... Me he dicho: todo esto debe tener un sentido. ¿Qué hace una madre que educa a sus hijos? Repite siempre las mismas cosas. Así también María en Medj. actúa del mismo modo. Ella enseña a orar y lo hace de manera muy sencilla.
Debo decir que para mí vale verdaderamente la palabra de Cristo por sus frutos los reconoceréis. Por tanto, ninguna sorpresa. Sé que a menudo vienen grupos de Salzburgo a Medj. y que continúan creándose grupos de oración. Hay cada vez más personas que dicen: "tuve la vocación en Medj.!" Pienso: nosotros olvidamos tres cosas que se encuentran en Medj.: arrepentimiento, confesión y vocación. En Austria esperamos inútilmente estas cosas.
De conversión ya no se habla, porque la gente no la necesita; en nuestro país la confesión se está apagando, con la excepción de los santuarios y las iglesias donde se vive y se busca este sacramento; las vocaciones espirituales disminuyen cada vez más. En Medj. todo esto sucede continuamente: ¡conversión, confesión y vocación espiritual!
Me pregunto: ¿qué debemos hacer para que alguien se convierta? A menudo he dicho a los que forman asociaciones que en sus programas falta la conversión. ¿Somos acaso nosotros los que no necesitan convertirse, que es el primer mandamiento de Jesús en el Evangelio? La conversión va a menos, se pierde la confesión, hay cada vez menos vocaciones espirituales. Nos preguntamos cómo puede ser posible mantener los seminarios. En Medj. se encuentra todo esto, encontramos precisamente lo que nos falta a nosotros. Tengo aún otro deseo: que aquí haya paz entre los franciscanos y el Obispo, y que Medj. pueda desarrollarse verdaderamente como María desea.

Yo creo en la veracidad de Medj. Creo desde hace tiempo. Cuando los peregrinos me pidieron que viniese con ellos a Medj., respondí: "Yo hace tiempo que estoy más cerca de Medj. que muchos otros. Una vez llegado, mis impresiones se consolidaron, gracias a la sencillez de los videntes y del programa de la tarde. Todo es conforme al espíritu de la Iglesia, muy, muy sencillo y al mismo tiempo hay mucha devoción, mucha fe y, sobre todo, un fuerte deseo de conversión y de renovación real.

El Card. Schonborn: "Donde está María la Iglesia se renueva"

En una entrevista en Lourdes el arzobispo de Viena afirmó: "En los santuarios marianos se experimenta lo que hace viva la Iglesia: se tiene la sensación de que Dios está cerca y no de forma abstracta, sino concreta y real, gracias a María, que representa como nadie la cercanía del cielo a la tierra" .
Interrogado sobre Medjugorje, que está muy presente en Austria, ha dicho: "No he estado todavía en Medjugorje, pero en cierto modo he estado muchas veces, gracias a aquellos que han estado y en la vida de los cuales veo muchos frutos. Mentiría si dijera otra cosa. Estos frutos son muy evidentes y concretos. En nuestra diócesis y en muchos otros lugares asisto a la gracia de la conversión, de la vida sobrenatural en la fe, a la gracia de la alegría, de la vocación, de la salvación, del redescubrimiento de los sacramentos, de la confesión, todo esto no es un engaño. Por tanto, puedo decir que los criterios que tengo, como obispo, son los frutos, y si se debe juzgar al árbol por los frutos, se trata verdaderamente de un árbol bueno.
A la observación que de los acontecimientos de Medjugorje han surgido varias comunidades, entre las cuales están Kraljice Mira y Lamm en Austria, se le preguntó si todo esto puede conducir a nuevas perspectivas para el futuro de la iglesia. "Ciertamente - respondió - creo que María actúa desde el principio en el silencio, pero de manera muy eficaz. El hombre presta menos atención en las "plazas", raramente se conmueve en las discusiones, aunque el diálogo deba darse. Pero todo esto no basta, ni para la vida personal, ni para la de la comunidad.
Y en Maria la Iglesia siempre es personal, ya que no es una gran institución, ni un gran sistema teológico, sino que es perceptible, comprensible sólo en su maternidad, en su virginidad, en su belleza y en su infinita amabilidad. Es sobretodo en los lugares marianos donde uno se da cuenta de que la Iglesia no es antes que nada una institución, como se la suele definir negativamente, sino que es la esposa de Cristo, por la que Cristo ha dado la vida: es maravillosa y es la madre de todos los hombres. Y todo esto se encuentra en María. Por esto María está presente allá donde la Iglesia se renueva, y donde está María, la Iglesia se renueva. No es casual que las comunidades, que surgen de la Iglesia, están ligadas en la mayor parte de los casos a María y a sus lugares de gracia".
Interrogado sobre la actitud de rechazo de parte de ciertos obispos hacia Medjugorje, que es también un fruto de gracia mundial, y también si el último documento del Vaticano al obispo de La Réunion es una respuesta satisfactoria (26 de mayo de 1998), él respondió: "La carta del secretario de la Congregación para la Doctrina de la Fe (véase Eco 140; p.4) aclara de manera amistosa lo que en los últimos años ha sido siempre la postura oficial de la Iglesia respecto de Medjugorje, y esto es que la cuestión está dejada abierta consciente y responsablemente... No se niega ni se excluye que los fenómenos puedan ser de carácter sobrenatural.
Ciertamente la Iglesia no se expresará definitivamente mientras los fenómenos continúen bajo forma de apariciones o de eventos similares, pero la tarea de los pastores es la de promover aquello que crece, lo que manifiesta frutos, y protegerlo si es necesario, también de los peligros que naturalmente se encuentran en todas partes. También en Lourdes es necesario preocuparse siempre por evitar que el don originario no sea sofocado por desarrollos errados. Y tampoco Medjugorje es inmune. Por lo tanto, es o sería importante que también los obispos dediquen conscientemente las propias atenciones pastorales a Medjugorje para que los que son frutos evidentes estén protegidos de desarrollos equivocados".
(Medj., una invitación a la oración, I trim.'98. Tocco di Casauria - PE).

¿Cómo han ido los últimos exámenes sobre los videntes?

Tras las primeras investigaciones de un grupo de médicos franceses en el 84 y de un segundo grupo en el 85, un grupo de psiquiatras europeos dirigió en 1998 investigaciones exclusivamente de diagnosis psiquiátrica, solicitadas por la Oficina parroquial de Medj., sobre los videntes. Los análisis han sido realizados en cuatro tiempos diferentes en la casa de los Padres Dehonianos de Capiago (Como) y en Medj. Están registrados los 14 médicos y psicólogos, no sólo italianos, que han dirigido las investigaciones, y también una decena de sofisticados análisis hechos a los videntes.
"De tales investigaciones sobresale lo que sigue: en un arco temporal de 17 años, desde el inicio de sus experiencias de apariciones, los sujetos no han mostrado síntomas patológicos, como por ej. éxtasis, trastornos disociativos o pérdida del contacto con la realidad... El objetivo era el de valorar si el estado de extásis durante las apariciones, registrado ya en 1985 por el grupo de trabajo de médicos italianos, se mantenía todavía, o si se habían operado cambios.
Las investigaciones han demostrado que los fenómenos de éxtasis pueden asociarse a los de 1985, con una intensidad menor. El examen hipnótico del estado de éxtasis no ha causado una fenomenología de experiencias espontáneas, y por tanto se puede concluir que la condición extática en las apariciones no es una condición de sueño hipnótico.
Capiago Intimiano, 12.12.1998. Firmado: P. Andreas Resch (coordinador general), doct. Giorgio Gagliardi (coordinador científico), doct. Marco Margnelli, doctra. Marianna Bolko y doctra. Gabriella Raffaelli (miembros del grupo de investigación)

Conclusión. Estos exámenes científicos permiten constatar que los videntes no están manipulados, que no hacen comedia y que el estado de éxtasis (inexplicable) no altera en absoluto su comportamiento "normal" en la vida cotidiana. No se ha registrado ninguna patología. Ciertamente, ningún aparato podrá registrar lo que para los videntes pasa "al otro lado del velo", pero es notorio que ninguna de estas indagaciones invalida lo que los videntes afirman experimentar.

 

Fray Slavko en Eslovenia - Del 11 al 15 de enero '99 fray Slavko Barbaric, junto con Nono Bulic y Vincenzo Cazzaniga, procedentes de la Comunidad de Sor Elvira, han dirigido programas de oración de Medj. y varios encuentros sobre el tema de la drogodependencia, con motivo de la publicación del libro de fray Slavko "Perlas de un corazón herido".
Ya sea por la oración como por el problema de la drogodependencia y de la posible liberación, han atraído a mucha gente. Los encuentros se desarrollaron en escuelas, iglesias, en la radio y en la televisión. También los periódicos locales manifestaron gran interés hacia los jóvenes de la Comunidad Cenáculo. Asimismo, el arzobispo de Lubiana fray Frane Rode recibió a los jóvenes, mientras que fray Slavko se reunió con una treintena de sacerdotes de Maribor y el obispo Franco Kranberger.

El P. Jozo en el Líbano, Siria y Corea - Invitado por los obispos y las comunidades de oración, el P. Jozo ha visitado estos países durante un mes. A la vuelta, dijo a los periodistas de Slobodna BiH: "Los mensajes de Medj. han llegado a todo el mundo. He visto cómo muchas personas han cambiado de vida y desean escuchar los testimonios de Medj."
En Beirut se reunió también con el card. Sferirom y el obispo Saad. "El nuncio apostólico mons. Bortolasio quiso hablar a solas conmigo y me agradeció todo lo que hago por el Líbano y por el mundo. Me dijo que había estado en Medj. y que reconoce la importancia de los mensajes: de esto es feliz". En Corea los encuentros se desarrollaron durante 15 días en iglesias llenas de gente y cerca de instalaciones deportivas. (P.B.)

Qué he visto en una pequeña Comunidad Cenáculo - "Pasé la primera noche de mi peregrinación a Medj. en la comunidad de Sor Elvira, en Ugljane (Sinj): una bella comunidad de 30 chicos. Llegamos poco antes de la media noche. ¿Sabíais que todos estos chicos pobres se ponen de rodillas? Sí, ésta es la primera lección que me ha dado la Virgen: aprender de estos jóvenes cómo se ama la oración y la Eucaristía.
Sobre mi habitación, a las 2 de la madrugada, oí que alguno se movía, y advertí que las luces de la capilla estaban encendidas. Me levanté yo también y me fui a rezar. Allí encontré 15 jóvenes arrodillados ante la Eucaristía, en silencio y en adoración; eran los voluntarios de la adoración nocturna.
¡Qué maravillas ha hecho Dios en esta comunidad! Antes era una tierra salvaje de matas y piedras, ahora es un jardín. Fue transformada por entero por los brazos de estos chicos. Ahora es un pequeño pueblo de casitas de piedra, donde hay de todo: cocina, comedor, lavandería, horno para el pan, establos con vacas para la leche, campo de fútbol, oficina, campos y huerto.
Todo creado por estos muchachos voluntariosos, a los que sor Elvira anima sanándolos de la droga con la terapia de la oración: 3 Rosarios al día, meditación del Evangelio por la mañana y por la tarde, severísima revisión de vida. En fin, he comprendido que debemos darnos una sacudida y hacer mucho más en la oración, en el trabajo y en la educación de los jóvenes a la vida de gracia". (P. Gasparino)

"Animemos a los jóvenes a la vida consagrada" - "No volváis a casa sin haber prometido a la Virgen iniciar una nueva vida de oración y sin haberos hecho la pregunta más importante de la vida: Señor, ¿qué quieres de mí?" así habló el P. Gasparino en el festival de los jóvenes.
"Toqué un argumento candente y me había referido a las palabras de sor Elvira: "Creo que el Señor llama a muchos jóvenes a la consagración radical a Él, pero los sacerdotes no tienen suficiente valor para sostenerlos". Si algún joven tiene el problema: 'Señor, ¿me llamas al matrimonio? (¡Será un matrimonio santo!) ¿Me llamas a la consagración radical a Cristo? Aquí estoy, Señor'. Si quieres un consejo, busca a un sacerdote, y si queréis, yo estoy a vuestra disposición en la Comunidad Cenáculo.
¿Sabéis qué ocurrió? Tuve que dedicar 12 horas casi consecutivas a acoger a jóvenes que venían a preguntarme individualmente, haciendo horas de cola para poderme hablar de su problema vocacional. Sí, el Señor llama a muchos jóvenes a su servicio, es necesario tener valor para ayudarlos".

Jóvenes en fin de año - Muy bella la vigilia de fin de año, en la que participaron millares de peregrinos, la mayoría jóvenes, procedentes de todas partes del mundo. Se inició a las 22 con la oración guiada por el P. Slavko. A medianoche, el momento solemne de la consagración con un silencio de adoración, y luego cantos de alegría.
El sábado 2 de enero, antes de marcharnos, participamos de la aparición de Mirjana bajo el toldo cercano a los jóvenes de Sor Elvira. A la llegada de la Virgen vimos iluminarse el rostro de la vidente con los ojos radiantes. Ella rezó el Padre Nuestro con la Virgen, muy, muy lentamente, para poder meditar y saborear cada palabra.
(Alberto Bonifacio)

Vicka, inmovilizada durante varias semanas por un desgarramiento fatal en la espalda, en enero ha retomado con valor sus coloquios con los peregrinos. Estaba muy cansada y delgada (foto p. 6). Sin embargo, apenas ha podido, ha encontrado el tiempo para ir a Tierra Santa, y también a Lourdes, para el 11 de febrero.

 

Cómo los "pobres" cristianos nos hacen de maestros

Sor Emmanuel nos explica la misión que ha desarrollado en 40 días, dando la vuelta al mundo: primero en América, donde ha tenido siempre al lado a Denis Nolan. La Virgen le ha abierto puertas inesperadas para evangelizar también a los no creyentes, por medio de la televisión, sobretodo en las islas del Caribe.
"En Asia me acompañó siempre el P. Tim Deeter, americano, que tiene un carisma especial para los jóvenes (participará también en el próximo festival de jóvenes en Medj.) El mensaje ha sido bien acogido en todas partes, sobretodo por los jóvenes.
Pero lo que más le ha impresionado - explica Sor Emmanuel - es la visita a Kerala (India), donde los católicos vivían ya los mensajes mucho antes de que la Virgen se apareciese en Medj. Al principio, intentaba no presionar mucho, al explicar los cinco puntos pedidos por María. Pero cuando oyeron que la Virgen pedía rezar el Rosario entero cada día, dijeron sorprendidos: "Hermana, ¡sólo los perezosos se paran ahí. Aquí rezamos hasta 10 rosarios al día!". Cuando les sugerí la confesión mensual, ellos sonreían: "¡Aquí nos confesamos cada semana!" Luego, cuando les hablaba de la falta de sacerdotes e invitaba a los padres presentes a abrirse a las eventuales vocaciones espirituales de sus hijos, todos estaban plenamente de acuerdo. De hecho, entre ellos, hay tal cantidad de sacerdotes que satisfacen no solamente sus necesidades, sino que ayudan también a comunidades sin sacerdotes del extranjero.
El obispo de Pala nos confió que fue el año mariano de 1987 el que hizo llover gracias sin fin sobre toda la diócesis: en ese año los fieles hicieron una cadena ininterrumpida de oración, noche y día.

¡Bendita pobreza! - "Eran ellos los que nos anunciaban el Evangelio" Una experiencia única fue la que vivimos una noche entre los hindús, hablando de Dios en su terraza. ¡Cuántas preguntas nos hicieron sobre Jesús y María! Y nos conmovió profundamente la sencillez con que acogían nuestras respuestas. Una madre hindú enseñaba así a sus hijos: "Vosotros sabéis, hijos míos, que le Dios de los cristianos es todo bondad.
No debéis temerle, no es como nuestros dioses. El no castiga nunca, y nos ama mucho. Su amor es tan grande que murió en la cruz por nosotros. Y creedme, ningún otro dios habría hecho esto por nosotros. Yo os digo que ese dios es mi preferido, es el mejor de todos". Una de las hijas se ha hecho cristiana, a los 40 años, y ahora irradia el amor de Jesús.
Entramos en muchas casas, y de las más pobres, pero en todas ellas había un rincón para la oración en familia decorado con flores, lámparas, velas, incienso y decoraciones hechas con amor. Dios está verdaderamente en el primer lugar en sus vidas. Sus corazones puros y su alegría infantil fueron para nosotros un verdadero baño de gracia. Eran ellos los que anunciaban el Evangelio y los mensajes a nosotros. Su gran intimidad con Dios se debe a la verdadera pobreza de corazón. No han sido tocados aún por el materialismo de muerte que devasta a occidente. No se crean necesidades inútiles. ¡Son libres!
(Del diario de Sor Emmanuel)

 

En camino
al encuentro del Padre

Jóvenes de toda Italia se han reencontrado, también este año, en Numana, para la reunión guiada por el P.Tomislav del 7 al 10 de enero sobre el tema "Al encuentro del Padre". Y para muchos ha sido un verdadero camino que, como siempre, comporta luchas, esperas y decisiones. El culmen de estas jornadas ritmadas por la oración fue el sábado, en la Vigilia de Resurrección, con la renovación de las promesas bautismales. Os recordamos aquí algunos momentos claves de este "camino".
1. ¿Qué tipo de cristianos somos? - ¿Qué sucede en nosotros? ¿Somos capaces de ver dónde están las tinieblas en nuestro interior? Examinemos algunos puntos.
Si nos sentimos aplastados, pisoteados, estamos todavía en las tinieblas: hemos aceptado el cristianismo como una ideología. La religión, la fe ¿son para nosotros fuente de temor? Si nuestra relación con Dios es así, entonces estamos todavía en las tinieblas. Si además aceptamos la fe como un simple medio de consolación significa que aún somos infantiles, no maduros, porque la fe es la fuente de la vida y no de la consolación. Y otro aspecto es el de las devociones, cuando éstas no nos cambian sino que nos aplastan...
2. Un jubileo para entrar en la luz - Si nuestra espiritualidad no está inserta en la SS. Trinidad, permanece confusa, individualista. Es el punto más importante de nuestra dinámica interior. Sólo así podemos alcanzar nuestra plena identidad: hacernos hijos de Dios Padre y entrar en la luz plena. Este tiempo de preparación al Jubileo es un gran Pentecostés para poder entrar en el bautismo del Espíritu Santo. La llave para entrar es la cruz.
¿Sabéis por qué muchos cristianos están deprimidos, débiles? ¡Porque no han aceptado la cruz de Jesucristo! En ella adquirimos las gracias para acoger y llevar nuestras cruces. Pero como las rechazamos, nos debilitamos siempre. Sin embargo, cada prueba está prevista para nuestra purificación y la salvación de otros. Vosotros no sabéis cuántos han sufrido para que hoy vosotros tengáis fe. ¡No ignoréis la grandeza del encargo que se os ha confiado por Jesucristo!
3. Encontrar al Padre - Se teme al Padre porque es desconocido, y se le desconoce porque se le teme. Racionalmente no se puede hablar del Padre ya que es Fuente y Manantial de todo . "El Padre mismo os ama porque me habéis amado y habéis creído que vengo de Dios (Jn 16, 27). Jesús nos habla abiertamente del Padre, sin imágenes, sin conceptos, y nuestra alma tiene la capacidad de entender este lenguaje, en el Espíritu Santo. Jesús nos ha introducido en el Espíritu Santo a fin de contemplar el Rostro del Padre que nos ama: aquí se abre el coloquio entre nosotros y el Padre; aquí el hombre alcanza su identidad de hijo de Dios. En efecto, nuestro recorrido sobre la tierra pretende llevarnos a la creatividad plena, en el sentido de participar de la creatividad del Padre como hijos, es decir, participar de la Resurrección de Cristo. Dios Padre, al que nos entregamos, no es una realidad pasiva: es Omnipotente, Inteligente, Creador. Actúa en nosotros, está celoso de nosotros en sentido positivo, piensa en nosotros día y noche. Con esta apertura, nos cambia, nos transforma desde el interior.
4. ¿Qué actitudes obstaculizan, pues, este encuentro? - La primera es la de poseer. Esquemas, ideas, visiones propias son entonces como una semilla que no quiere nacer, salir fuera. Esta actitud tiene muchas consecuencias. Decir: "no puedo, no sé" lleva a la pasividad espiritual, a la indecisión. ¿Cómo conciliar esto con la creatividad del Padre? ¿ Qué razón se esconde debajo? En verdad, queréis poseer vuestros pecados, vuestras heridas, queréis custodiarlos.
Hay otra actitud: la de rebelión. El hombre, frente al mal, se vuelve inseguro y queriendo dominar hace crecer en sí una negatividad mayor, como queriendo vencer el mal inicial. Pero obrando así se alza como juez, en lugar de someterse a Dios que perdona y sana. Y finalmente, se destruye a sí mismo y a los demás. También nuestro más pequeño cierre lleva a esto; es la actividad de los demonios: acentuar nuestros cierres para separarnos del Padre y hacer crecer en nosotros la agresividad, el odio, las tinieblas...
El encuentro con el Padre es, al contrario, una sanación, una reconciliación. Por esto, la única vía para salir de las tinieblas es la Confesión. Supone un esfuerzo porque estamos "enamorados" de las tinieblas, pero es sólo experimentando el amor del Padre que podemos renacer, florecer.
5. Vivir con el Padre... - Dos pasos para entrar en esta relación con el Padre a través del Hijo en el Espíritu Santo. Un primer paso es abrirse al Espíritu Santo incondicionalmente.
Significa eliminar todos los privilegios, nuestra etiqueta de creyentes, nuestro conocimiento. Pero, del mismo modo, quitar todas las barreras, las negatividades, las miserias que ponemos delante de nosotros. Abrirse de forma virginal, libre, como María. Un segundo paso consiste en entregar nuestra voluntad.
Os digo: no partáis del análisis de vosotros mismos, vuestros valores, vuestros defectos: allí encontraréis mil excusas. Entregad vuestra voluntad. La actitud de María delante del ángel era discernir si ésa era la voluntad de Dios o no: cuando lo comprendió, se entregó... Así nos integramos en la dinámica de la Trinidad: Jesús cede el lugar al Espíritu Santo, se retira y el Espíritu lo glorifica y Lo revela. La SS. Trinidad es lo contrario del egoísmo: las divinas personas se promocionan entre ellas y se glorifican. Esto nos hace comprender cómo debemos comportarnos.
6. ... y por el Padre:¡enviados! - Muchos jóvenes permanecen escépticos porque falta una orientación clara en los cristianos. Entonces vosotros sois enviados: el mundo no conoce al Padre, este año, id a anunciarlo. No tenéis que convertir a nadie, pero vosotros no os cerréis en el temor, en la timidez. No os podéis realizar si en vosotros no estalla esta misión. Con vuestra entrega al Padre completa, incondicional, venceréis las tinieblas. Vosotros no podéis convencer a los jóvenes, es verdad, ¡pero podéis iluminarlos con esta luz que está en vosotros! ¡Aceptad entonces esta misión!
Nicola

 

Edith Stein y la oración del corazón

Su vida de oración se basaba en dos pilares: la S.Misa y la adoración al Santísimo. Ella escribe: "Las sustancias que sirven para el desarrollo del organismo humano, son transformadas en esto mismo. Y si los hombres reciben con fe el Pan eucarístico, son también ellos transformados, incorporados al Cristo en una unión vital y llenos de vida divina. El Verbo se hizo carne para dar la vida que Él posee, para ofrecerse a sí mismo y ofrecer la creación rescatada por su ofrecimiento, como sacrificio de alabanza al Creador." A tal fin, decía: "Debemos crear en nosotros un espacio eucarístico, éste es ciertamente el medio más seguro para estar continuamente unidos a Dios y perseverar, para trasplantarnos cada día más firme y profundamente en el cuerpo místico de Jesús.
Es necesario crear en nuestra vida un espacio para el Salvador eucarístico, a fin de que pueda transformar nuestra vida en su vida. ¿Es quizás pedir demasiado? Si hay tiempo para contar todo tipo de cosas inútiles de los libros, revistas y periódicos, para hacer tertulias en los cafés, para perder el tiempo charlando en la calle; dispersiones en las que poco a poco se desperdician tiempo y fuerza.
Verdaderamente ¿no es posible reservarse una hora de la mañana no para distraerse sino para recogerse, en la que no nos dispersemos sino que cojamos fuerza para afrontar toda la jornada?" Y seguía: "Verdaderamente, con este objetivo, una sola de estas horas no basta: se debe vivir entre una y otra de estas horas de recogimiento, de forma que os sea fácil volver. Ya no es posible "dejarse llevar" aunque sea sólo temporalmente. Con nuestro Señor se adquiere una sensibilidad siempre más delicada por aquello que le gusta o le disgusta".
La presencia de Cristo-Dios, alimentada por la oración se convierte en fuente de una nueva sensibilidad espiritual y humana.
Escribe una alumna suya: "Permanecía horas y horas delante del tabernáculo toda absorta en Dios. Su modo de orar tocaba las almas, más que los más bellos discursos..." Una joven profesora recuerda: "Su sola presencia era una invitación a la ascesis... nos arrastraba a seguirla sin demasiadas palabras, únicamente con la irradiación de su corazón puro, noble y ofrecido. Sus ex-alumnas testimonian: "No nos hablaba en absoluto de religión: sin embargo sentíamos que vivía la propia fe; al verla orar en la capilla nos parecía acercarnos a la presencia del misterio de Dios en un alma". "Por el más mínimo servicio manifestaba una rebosante gratitud... sin embargo ella estaba disponible a cualquier hora, presta a recibirnos y a interrumpir sus más exigentes trabajos filosóficos... Lenta para enjuiciar, tenía una inmensa paciencia para conocernos, para ir más allá de las apariencias".
Una amiga, que seguía con ella los ritos de la semana santa, cuenta cómo el viernes santo Edith pasaba el día entero en la iglesia, desde las 4 de la madrugada hasta la noche sin comer nada. A quien estupefacto le preguntaba cómo podía soportar un ayuno tan riguroso, Edith respondía sonriendo: "Mi anciana madre, a los 84 años, observa todavía ayunos de 24 horas. ¡Y cómo no soportarlo en el día de la muerte del Señor!".
Su oración no es una satisfacción egoista, sino fuente de energía para el cumplimiento del propio deber, para llevar el mundo a Dios: si por esto "entrar en sí significa acercarse gradualmente a Dios, ... conlleva también la conquista progresiva de un comportamiento siempre más puro y más genuinamente realista respecto del mundo" ... "Todo depende en primer lugar de tener, en cada actividad un lugarcito en el cual poder tratar con Dios, como si no existiese nada más, y esto cotidianamente; con el fin de considerarnos a nosotros mismos exclusivamente como instrumentos, y las energías particulares, con las que se debe trabajar, como algo de lo cual no nosotros tenemos necesidad, sino Dios en nosotros.
También en el Carmelo conmovía su fervor en la oración: ofrecía la Santa Misa, como si fuera su propio sacrificio; mostraba gran celo por el oficio divino. Mucho antes del despertar de la comunidad, estaba ya en oración de rodillas cerca de la ventana abierta, con los brazos en cruz implorando al Señor misericordia para su pueblo. También durante el frío invernal oraba así "para habituarme - decía - a los sacrificios que encontraré en los lager.
La participación de la Cruz redentora de Cristo."No es la actividad humana la que salva, sino la Pasión de Cristo: participar de ella: ¡ésta es mi aspiración!" Con estas palabras Edith explica su motivo de ingreso en el Carmelo. En una nota dirigida a la priora del Monasterio de Echt, el 29 de marzo de 1939, domingo de Pasión, escribe: "Querida Madre, ruego a Vuestra Reverencia me permita ofrecerme al Corazón de Jesús como víctima de expiación por la paz verdadera, para que el reino del anticristo se derrumbe, si es posible, sin una nueva guerra mundial, y un nuevo orden pueda ser instaurado.
Me gustaría hacerlo hoy mismo, porque ya estamos en la duodécima hora. Sé que soy una nada, pero Jesús lo quiere, y en estos días llamará también a muchos otros a hacer lo mismo".
Siente con fuerza la fecundidad de la unión con el Crucifijo: "Unida al Señor, te haces Omnipresente como Él. No podrás venir a ayudar solamente aquí y allí como el médico, la enfermera o el sacerdote. Con la fuerza de la Cruz, podrás estar en todos los frentes, en todos los lugares del dolor. Tu amor misericordioso, el amor que viene del Corazón Divino, te conducirá por doquiera Él esparce su preciosa sangre que purifica, sana y redime.
En el campo de concentración lager de Auschwitz los testimonios oculares afirman que parecía un ángel de caridad y bondad. A su lado se respiraba lo sobrenatural. En el infierno de aquel campo ella vivía, hablaba, oraba toda transformada en su Cristo. En una conversación me dijo: "El mundo está hecho de contrastes, pero al final esos contrastes no permanecerán, perdurará sólo la caridad, ¿cómo podría ser de otra manera?"
La cruz triunfaba en ella, como triunfó en Cristo: "La cruz no es un fin en sí mismo... Es el símbolo triunfal con el cual Él - el Cristo - llama a la puerta del cielo y la abre de par en par. Entonces irrumpen la luz divina a borbotones, sumergiendo a todos aquellos que caminan tras el Crucifijo" (Scientia Crucis). Muchos de nuestros contemporáneos querrían silenciar la Cruz. ¡Pero nada es más elocuente que la Cruz silenciada forzadamente! El verdadero mensaje del dolor es una lección de amor. El amor vuelve fecundo el dolor y el dolor hace más profundo el amor".
Alessandro

 

El nuevo rito de los Exorcismos, para un ministerio abandonado

El 26 de enero pasado se presentó solemnemente a la prensa internacional el ritual renovado de los exorcismos. Se sabe que el Vaticano II, en la constitución "Sacrosanctum Concilium", estableció la puesta al día de los textos litúrgicos. En particular, en el n.79, había insistido en la puesta al día de los sacramentales, de los cuales forman parte los exorcismos.
El nuevo documento se caracteriza por una amplia parte introductoria, completamente nueva respecto del Ritual Romano de 1614, en la cual se reasumen los fundamentos bíblicos de los exorcismos. Se trata de verdades claramente expresadas en la Biblia, en particular en todo el Nuevo Testamento; eran verdades que nunca se habían cuestionado en el pasado, por lo que no era necesario recordarlas, cuando salió el Ritual de 1614. Pero hoy los tiempos han cambiado; el racionalismo y la incredulidad han invadido también los círculos eclesiásticos, por lo que ha sido cuanto más oportuno poner antes de las preces de exorcismo una síntesis bíblica, redactada óptimamente, para recordar los principios en los que se fundamentan los exorcismos.
¿Cuáles son estos principios, es decir, estas verdades claramente reveladas? En primer lugar la existencia de los ángeles y de los demonios. Luego, en particular el "poder de las tinieblas" por el cual, usando las palabras del Vaticano II "toda la historia humana está invadida por una lucha tremenda contra el poder de las tinieblas, que durará hasta el último día" (GS 37)
Además de la acción ordinaria, que es la de tentar al hombre al mal, el demonio puede tener también una acción extraordinaria, o sea una acción maléfica y nociva que influye en las personas, las cosas, los lugares y se manifiesta de modos diversos. La Iglesia siempre ha orado y ora para que los humildes sean liberados de las insidias del diablo. Esta oración en determinados casos adopta la forma de exorcismo, que está basado en el ejemplo de Jesús, exorcista por excelencia (es Él quien ha vencido a satanás y quien nos ha dado el poder de vencerlo).
Está basado también en el mandato particular que Jesús dió a los apóstoles, y luego a los discípulos, y finalmente a todos los que creen en Él: el poder de expulsar a los demonios. Luego, en particular, la Iglesia instituyó en el siglo IV el sacramental del exorcizado, con el que la Iglesia pide públicamente y con autoridad, en nombre de Jesucristo, que una persona o un objeto sea protegido contra la influencia del maligno o sea sacado de su dominio.
Recordemos cuántas veces la Virgen en Medj. en sus mensajes, ha puesto en guardia del demonio, ha recordado que satanás es fuerte y que quiere destruir sus planes. La vida cristiana, la oración, los sacramentos, son siempre la defensa más eficaz: pero en ciertos casos se hace necesario el recurso a los exorcismos. Deseamos que el nuevo ritual sea una ocasión para poner en guardia a los cristianos de los errores que abren las puertas a la influencia del enemigo; y sea al mismo tiempo una ocasión para que las autoridades eclesiásticas se preparen para designar generosamente sacerdotes encargados de este ministerio prácticamente abandonado desde hace tres siglos en la Iglesia Latina, a diferencia de la Iglesia Ortodoxa y de algunas confesiones protestantes.
Don Gabriele Amorth

 

Eco de María en las lenguas principales se puede encontrar, en Medjugorje, en las tiendas Miriam y Shalom, delante de la Iglesia, a la derecha, y también cerca de Ain Karim, la última tienda de la Galería bajo el Hotel Internacional, en la calle tocando a la Iglesia.

Señal de bendición - Desde Colombia, el P. Querubin nos escribe: "Reproducimos para cada edición del Eco en español 10.000 copias y las hacemos llegar en paquetes a 80 distribuidores, y muchos se quedan sin". Con Méjico y Ecuador llegan a 20.000 las copias edits en América Latina.

El Eco de María es gratuito y vive sólo de donaciones, que pueden hacerse por medio de cheques, giro postal o trasferencia bancaria: Banca Agrícola Mantovana, Ag.4, Frassino, Mantova, n°cta.26641/1, a nombre de don Angelo Mutti.

Agradecemos a los amigos que siempre nos sostienen con su colaboración y sus donaciones. María los recompensará porque el Eco es obra suya.
Normalmente, el que suscribe da a todos su bendición. Esta vez os la pide también a vosotros por su estado de salud que está en las manos de Dios, y también para los nuevos colaboradores en redacción y secretaría. Sobre todos, ¡la paz pascual de Jesús!

Villanova M., 28.02.1999