Actualizaciónes  | Medjugorje  | Mensajes  | Artículos y Noticias  | Videos[EN]  | Galería[EN] | Mapa del Sitio  | Sobre[EN]  | Libro de Visitas  | Enlaces  | Screensaver  | Wallpaper | Web Feed

www.medjugorje.ws » Eco de Maria Reina de la Paz » Eco de Maria Reina de la Paz 127 (Majo-Junio 1996)

Other languages: English, Deutsch, Español, Français, Italiano
Download (62.1 KB )
background image
servir a dos señores (Mt 6,24). Del modelo de
Jesús hemos aprendido a amar a Dios y a dar
la vida por los hermanos. Cuando uno està
tomado por el espíritu de consumición, hace
exactamente lo contrario: todo y todos tienen
que servirlo; no construye más sobre el amor
y, como el Tamarisco del desierto no verá el
bien cuando viniere
(Jr 17). Alejar entonces
los gastos inútiles; contentarse con lo necesario
(1Tim 6,8), y lo que sobra darlo en limosna
(Lc 11,41).
De aquí la llamada a apreciar los verdaderos
valores. Hemos sido creados para la libertad y
nos encontramos esclavos de todo. No creamos
en la falsa libertad predicada en todos los
púlpitos. Si no es Jesús que nos hace libres
seremos esclavos del pecado,
es decir de lo
que nos engaña, nos detiene y nos hace
incapaces de vivir por nuestro fin; y entonces
no estamos más en la casa del Padre como
hijos
sino prisioneros de las cosas, de los
hechos y de la muerte (Jn 8,31-36).
Decidíos por Dios que es libertad y amor.
Dios es amor que se dona en comunión a las
Tres Personas y también a nosotros, volviéndo–
nos capaces también de la misma comunión.
Es la revolución del amor, difundido en nues–
tros corazones por el Espíritu Santo que vive
en nosotros,
cuando Lo aceptamos, y que nos
libera poco a poco de todas las esclavitudes y
condiciones creadas en nosotros por el pecado
y por el mundo. Entonces poseeremos los
verdaderos valores, que son el fruto del Espí–
ritu Santo, es decir amor, alegría, paz,
paciencia, afabilidad, bondad, fidelidad,
mansedumbre y dominio de sí mismo
(Gal
5,22): valores que parece que han desapare–
cidos entre los hijos de los hombres, como
dice el Salmo 13: No hay quién haga el bien,
ni uno siquiera.
Pero la Virgen quiere que
reflorezcan en sus hijos, y por lo tanto en el
mundo, con la Resurrección.
Decidíos por Dios... decidíos por la vida
que ha reflorecido en la Resurrección. En
Dios encontráis la vida y el amor a la vida (que
sin El somos capaces de apagar fàcilmente).
Sin El aún las realidades más bellas y
seductoras están ya muertas al inicio. Solo
Dios sobrevive; sin El todo está irremediable–
mente terminado, y el hombre no tiene más
esperanza. Mientras que Yo soy la resurrección
y la vida
(es decir que nos hace resurgir para
la vida verdadera y eterna)... y to–do el que
vive y cree en mí, no morirá jamás
(Jn 11). La
Virgen vió resucitado a Cristo muerto en la
cruz y quiere que también nosotros vivamos la
vida de los resucitados. Don Angelo
Mensaje del 25 de Marzo de 1996:
¡Queridos hijos! Os invito a decidiros de
nuevo a amar a Dios sobre todas las cosas.
En este tiempo en que, por causa del espíritu
consumidor, se os olvida lo que significa
amar y apreciar los verdaderos valores, Yo
os invito de nuevo, hijitos, a poner a Dios en
el primer puesto en vuestra vida.
Que Satanás no os atraiga con las cosas
materiales; pero decidíos, hijitos, por Dios
que es libertad y amor. Escoged la vida y no
la muerte del alma. Hijitos, en este tiempo
en el cuál meditáis la Pasión y la muerte de
Jesús, os invito a decidiros por la vida, que
refloreció con la Resurrección. Que vuestra
vida se renueve hoy a través de la conversión
que os conducirá a la vida eterna. Gracias
por haber respondido a mi llamada.
Decidíos por Dios
y encontraréis todo
Meditando la pasión y la muerte del Señor,
se siente un fuerte llamado al arrepentimiento
de los pecados y a la conversión del corazón a
Dios, como María dijo en el mensaje pasado.
Ahora la Virgen repite que tenemos que
decidirnos de nuevo a amar a Dios sobre toda
las cosas. En efecto, en la Pasión y la Muerte
de Jesús está la manisfestación más grande del
amor de Dios, que diò a su Hijo Unigénito para
que en El tuviéramos la vida. Los misterios
pascuales nos recuerdan el valor esencial de la
vida, que es reconocimiento del amor infinito
de Dios, para que nosotros nos volvamos
ofrenda a Dios y don de amor para los hermanos.
Si la Virgen nos llama para “decidirnos por
el amor de Dios” es porque es posible acostum–
brarnos a la duplicidad, es decir, a hacer
sobrevivir ciertas costumbres cristianas, que
en Semana Santa resaltan, y satisfacer al mismo
tiempo todas nuestras ganas terrenas para estar
al ritmo con el mundo. En cambio estamos
llamados a basar la vida, no en la lógica de la
carrera afanosa al bienestar terrenal, al tener, al
gozar, sino en la Providencia de Dios, como la
Virgen nos ha invitado desde el inicio a meditar:
No andéis preocupados por vuestra vida, qué
comeréis, ni por vuestro cuerpo, con qué os
vestiréis... Mirad las aves del cielo... y los
lirios del campo... Buscad primero el Reino de
Dios y su justicia, y el resto se os dará por
añadidura
(Mt 6,24-34). “Es la falta de Luz -
decía S. Catalina - la que nos hace vivir en un
abismo de locura”, todos dedicados a acumular
y a gozar, como si la vida dependiera de
nosotros; en perenne conflicto con quién, según
nosotros, insidia nuestro bienestar; olvidando
el don que somos y los hermanos privados de
todo, que necesitan de nosotros.
Este es el pecado de los pueblos acomoda–
dos que grita venganza ante Dios, porque
destruye el equilibrio de la Creación y provoca
la justa cólera de los pobres, y prepara su
rebelión: esta será la catástrofe del futuro,
fácilmente presumible, sin tener que usar la
fantasía sobre los castigos de Dios, como nos
presentan ciertos secretos.
¿Pero todo esto nos toca también? Claro
que el nivel general de los cristianos, sin el
continuo nutrimento de la Palabra y el Pan,
está condicionado fácilmente por la mentalidad
actual, que es pagana. Quién acepta el
compromiso, que no se engañe: Nadie puede
Mayo-Junio: Eucaristìa en el Corazòn de Marìa
Mensaje del 25 de Abril de 1966:
“Queridos hijos! Hoy os invito de nuevo
a poner la oración en el primer puesto en
vuestras familias. Hijitos, si Dios está en el
primer puesto entonces, en todo lo que
hacéis, buscaréis la voluntad de Dios. Y así
vuestra conversión cotidiana será más fácil.
Hijitos, buscad con humildad lo que no
está en orden en vuestros corazones y
comprenderéis lo que debéis hacer. La
conversión será para vosotros un deber
cotidiano, que cumpliréis con alegría. Hijitos,
yo estoy con vosotros, os bendigo a todos y
os invito a volveros mis testigos a través de
la oración y la conversión personal. ¡Gracias
por haber respondido a mi llamada!
Buscar en la oración
la voluntad de Dios
para una conversión cotidiana
En el mensaje precedente María nos exhorta
a poner a Dios en el primer puesto en nuestra
vida;
ahora nos exhorta a poner la oración en
el primer puesto en nuestras familias
: ¿quizás
una llamada a la práctica del mes de Mayo en
familia? Pero esto significa todavía poner a
Dios en el centro de esa. La Virgen vuelve
siempre a la oración como base para la vida
familiar. Sin esa se necesitan los frutos sin la
planta (en donde no es posible la oración en
familia, le toca, a quién ha entendido, rezar por
todos).
¿Pero, cuál oración? Antetodo la de la
mañana y la de la noche, que nos pone ante Dio
para adorarlo, escucharlo, dar gracias, confiarle
todas las acciones de la jornada y pedirle perdón.
¡Qué diferencia el decir las oraciones por
costumbre, para sentirnos en regla, que el
ponernos ante Dios con el corazón abierto y
sincero! En este caso se entiende enseguida lo
que El quiere y se trata de hacerlo: entonces en
todo lo que hacéis buscaréis la voluntad de
Dios.
Rezar y cumplir la voluntad de Dios es una
sola cosa. Si somos asiduos en esta oración de
confrontación filial y sencilla con Dios, se
llegará a una conversión cotidiana porque así
es fácil reconocer las propias caídas y
corregirnos. Cuanto es útil el exámen de con–
ciencia
sobre la jornada, nuestras relaciones,
nuestro trabajo. Es el mejor antídoto contra
todo egoísmo, división y contrastes que
destruyen la paz entre los miembros hasta crear
personas aisladas que van cada uno por el
propio camino; y esto ya sea en la familia que
en el ambiente en que vivimos.
Precisamente así, hijitos, dice la Madre con
un sentido de premura, de ternura y de
confianza: con humildad buscad lo que no
esté en orden en vuestros corazones y
comprenderéis lo que es urgente hacer.
La
conversión continua exige el pensamiento
continuo. Un gran punto de llegada sería el
pedir perdón primero de alguna ofensa, para
una purificación que permita el crecimiento en
el amor: cualquier falta podrá volverse ocasión
para un paso adelante.
Entonces la conversión será para nosotros
un empeño cotidiano que cumplir con alegría,
porque veremos la necesidad y vigilaremos
sobre nosotros mismos. Si nuestra jornada no
se desarrolla en la atención a convertirnos,
procedemos solo en el plan del hombre viejo
que nos arrastra con la fuerza de las pasiones
terrenas; construimos sobre la arena y no sobre
Jesús que es piedra viva. >>pag. 8
Marzo - Abril 1996 - La Pascua Florida del Señor - Eco de Maria, C.P. 149 - 46100 Mantova, (Italia)
A.12 - N. 3-4 - Exp. Sub. Postal - Autor. Tribun. Mantova 13: 8.11.86-Fax 0376/245075, ccp 10799468
ECO di MARIA
Regina della Pace
Eco 128 se publicarà en Julio
127
background image
Ni la edad, ni la debilidad
detienen al Papa
Una sorprendente energía, que no puede
ser humana, continúa a sostener al Papa cuando
parece que está por ceder a la fatiga y a los
achaques de la edad. La misma fuerza que
viene de lo alto lo sostiene en las tensiones co–
tidianas que se abaten sobre él en la Iglesia y
afuera. Es precisamente verdad que los jóvenes
se cansan, se fatigan, los valientes tropiezan y
vacilan, mientras que a los que esperan en el
Señor El les renovará el vigor, y subirán con
alas como águilas
(Is 40, 30). Así él no renuncia
a sus intensos programas, aún si a veces los
tiene que mover, como en Siena en donde tenìa
una cita de primaria importancia con el mundo
del trabajo
, en el día de S. José.
En Siena: la solidaridad social
antes de cualquier cálculo de provecho
En la ciudad de S. Catalina el Papa indicó
una solución evangélica y práctica para las
actuales tensiones sociales, apreciada también
por los presentes, políticos, fuerzas sindacales
y trabajadores . “Ante el nuevo milenio se o–
frece a todos la oportunidad de examinar las
propias responsabilidades, para eliminar las
injusticias (desempleo, sub-empleo, trabajo
clandestino e inseguridad del trabajo) y hacer,
también en el sector del trabajo, relaciones
nuevas caracterizadas por la fraternidad, la
justicia y la solidaridad: Dejáos reconciliar con
Dios para hacer más humanas las condiciones
de los particulares y de los pueblos...
“La primera causa de las graves injusti–
cias, aùn a nivel mundial, es sin dudas el
ofuscamiento de la conciencia moral, fruto de
la exclusión de Dios en el horizonte del corazón
humano y de la sociedad. Si nos inspiramos en
una visión solo materialística y edonística de la
vida, es muy difícil que la lógica de los intereses
particulares ceda el puesto a la del bien común,
y que se sienta la exigencia de respetar, servir
y promover todo el hombre en cada hombre,
especialmente el más débil e indefenso...
“Trabajo, empresa y solidaridad deben ir
de acuerdo, haciendo de la empresa, no un lu–
gar de intereses conflictuales, sino una comuni–
dad de trabajo, que mira al bien común de to–
dos sus miembros; armonizando también las
exigencias productivas con el amparo del terri–
torio... Es necesario hacer del principio de
solidaridad el criterio constante de las opciones
de la política económica. Es una ilusión que la
mayor libertad de mercado se vuleva automá–
ticamente en riqueza para todos...” El Estado
“con sus reglas” tiene que garantizar las exigen–
cias de la libertad económica y los derechos
del trabajo, del trabajo para todos. El acuerdo
entre los entes públicos, económicos, sociales
y culturales tiene que asegurar la valoración de
las potencialidades locales y permitir de utilizar
mejor los recursos disponibles en el territorio.
“Por tanto es hora de una nueva política
de solidaridad social (que no tiene nada que
ver con el asistencialismo cómodo, dañino con
el tiempo para los mismos asistidos) que se ba–
se en intervenciones para a estimular el sentido
de responsabilidad y laboriosidad de las
categorías más débiles, asegurándoles al mismo
tiempo la posibilidad concreta de expresar las
propias capacidades...”
El Papa recordò después a una testigo super
partes, S. Catalina, que ya en 1300 se dirigía
así a los gobernantes: Vosotros queréis refor–
mar vuestra ciudad; pero yo os digo que este
deseo no se cumplirá nunca si no os esforzáis
en derribar el odio y el rencor que reina entre
vosotros por causa del amor propio, o sea si
no os esforzáis en cuidar el bien universal de
toda la ciudad y no solamente vuestro bien
privado. Aquel que tiene autoridad no está
constituído para cuidar el propio bien sino el
bien universal de toda la ciudad
(Del Diálogo
de la Divina Providencia).
Políticos, ¡no olvidéis la familia! - “E
grave - dijo ademàs el Papa en Plaza del Palio
- que la maternidad pueda volverse a veces
motivo de temor para las jóvenes madres, que
llegan a contrastar o, en casos extremos, a
renegar su vocación, por miedo de perder el
trabajo o de no encontrarlo”. Y dirige un ur-
gente llamado a los políticos presentes,
recordando que “la familia es la célula
fundamental de la sociedad y como tal vá
siempre defendida y sostenida... Se necesitan
leyes equitativas para la tutela de los más
débiles, pero más aún gente abierta y animada
por un auténtico espíritu de caridad”.
“Jóvenes sed profetas de la vida y de la
alegría” - “Os pido que os volváis profetas de
la vida: con las palabras y con los gestos,
oponiéndoos a la civilización del egoísmo, que
a menudo considera la persona humana como
instrumento en vez que fin, sacrificándole la
dignidad y los sentimientos en nombre del me–
ro provecho; ayudad concretamente a quién
necesita de vosotros y que, quizás, sin vuestra
ayuda, se resignaría a la desesperación.
“Os pido ser profetas de la alegría: el mun–
do nos tiene que reconocer porque sabemos
comunicar a nuestros contemporáneos la señal
de la gran esperanza ya cumplida, la de Jesús
muerto por nosotros y resucitado. No olvidéis
que el futuro de la humanidad está en manos de
los capaces de transmitir a las generaciones de
mañana razones de vida y de esperanza.
“Todavía os digo, come el Angel a S. José:
No tengáis miedo de tomar con vosotros a
María
(Mt 1,20) en el camino de la vida... No
tengáis miedo de entrar en confianza con Ella,
de dar en sus mano maternas todo problema,
preocupación, espera y proyecto. Sobretodo
confiadle el proyecto que se refiere toda vuestra
vida: las vocación en el don sincero de lo que
sóis”: esto como anticipación del mensaje para
la jornada mundial de la juventud del Domingo
de Ramos.
Como el Papa habla del ayuno, también
televisivo, en sintonía con la Reina de la Paz
En la Cuaresma el Papa dedicó sus “Ange–
lus” dominicales, tan inspirados y escuchados,
a la penitencia cuaresmal. A nadie le pasó
inadvertido que habló del ayuno como habla
la Virgen en Medj., que prueba la sintonía, fá–
cilmente advertida, entre las llamadas de María
y las enseñanzas del Vicario de Cristo.
Así dijo abriendo la serie de reflexiones en
el 3O° Aniversario de la Constitución “Poemi–
temini”: “La penitencia parece un discurso de
antaño, pero dado que “penitencia” indica
arrepentimiento de los pecados cometidos y el
propósito de enmendarse, ¿quién no tiene nece–
sidad?... Las prácticas penitenciales externas,
que a alguién les parecen ablandadas por la
desaparición de la abstinencia y del ayuno tra–
dicionales, nunca terminan en sí mismas sino
que son una ayuda para la penitencia interior
que consiste en liberar el corazón, con la ayuda
de la gracia, del agarre del pecado, para dirigirlo
al amor de Dios...” (25 de Febrero)
“La penitencia se ejerce antetodo en la
fidelidad perseverante a los deberes del propio
estado, en la aceptación de las dificultades
provenientes del propio trabajo y de la con–
vivencia humana, en la paciente soportación
de las pruebas de la vida terrenal. Algunas pe–
nitencias voluntarias, como aquellas que la
Iglesia sugiere, sostienen precisamente estas
actitudes. Con esas si está invitados a participar
a la cruz de Cristo; y la voluntad humana, bajo
el influjo de la gracia, se robustece, para estar
lista y obedecer prontamente y plenamente a la
ley de Dios...” (3 de Marzo)
El ayuno conlleva una sobriedad en la
asunción del alimento y hay que volverla a
descubrir adonde no solo el alimento abunda
sino que lleva también a enfermedades de
super-alimentación...¡Como se puede banque–
tear tranquilamente cuando innumerables seres
humanos sufren y mueren por hambre! Ayunar
implica también esto: renunciar a algo para
condividirlo con quién está en la necesidad...”
(17 de Marzo)
Claro que el ayuno penitencial es una cosa
muy diversa a las dietas terapéuticas, pero a su
manera se puede considerar una terapia del al–
ma. Efectivamente, practicado como signo de
conversión facilita el empeño interior a ponerse
a la escucha de Dios... reafirmando en sí mismos
cuanto Jesús replicó a Satanás: No solo de pan
vive el hombre sino de toda palabra que sale
de la boca de Dios.
Hoy, en la sociedad del
bienestar la consumición, en vez de placar las
necesidades crea siempre nuevas, generando a
menudo un activismo desmandado. Todo
parece necesario e improrrogable, y se corre el
riesgo de no encontrar más tiempo ni siquiera
para estar con nosotros mismos. Rientra en tí
mismo,
amonesta S. Agustín, para encontrarte
a tí mismo.
Está en juego no solo nuestra vida
espiritual sino más bien el mismo equilibrio
personal, familiar y social”.
“El ayuno penitencial puede ayudarnos en
esta recuperación de la interioridad. El esfuerzo
de moderación de los alimentos se extiende
también a las otras cosas no necesarias, y es de
gran sostén para la vida del espíritu. Sobriedad,
recogimiento y oración van al mismo paso.
Una aplicación de tal principio se puede hacer
por lo que concierne el uso de los medio de
comunicación.
Esos tienen una indiscutible
utilidad, pero no tienen que ser los patrones
de nuestra vida. ¡En cuantas familias el televisor
parece insubstituíble más que el fácil diálogo
entre las personas!...” (10 de Marzo)
En el 50° de sacerdocio el S. Padre envió
el Jueves Santo una carta a los sacerdotes
“Consideremos nuestra vocación, hermanos”
y lo que nos exige; y termina con una oración
de gratitud por el don del sacerdocio: ¡Te Deum
laudamus!
Y en una visita a los seminaristas
de Roma, volviendo a los recuerdos del pasado,
dijo confidencialmente: “Aunque uno sea Obis–
po o Papa, la cosa más importante siempre es
que cada día celebra la Eucaristía y puede
confesar..." * *
Ortodoxos: una crisis
que sirve para la unidad?
En el campo ortodoxo las Iglesias
nacionales, por tradición, se vuelven autónomas
tras solicitud hecha a la Iglesia Madre de
Constantinopla de parte de la comunidad local
y del gobierno político. Ahora en Estonia la
Iglesia ortodoxa, con la ocupación rusa de
1943, fué englobada en aquella de Moscú (que
actualmente tiene jurisdicción sobre 70, de los
170 millones de ortodoxos del mundo), mientras
que el Obispo Alejandro, el clero y millares de
fieles se refugiaron en Suecia. Pero después
que Estonia recobró la independencia en 1991,
el gobierno estón solicitó al Patriarca de
Constantinopla
Bartolomeo, de restaurar la
autonomía de la Iglesia estona.
El Patriarca, consciente de su rol de primus
inter pares y de garante de la ortodoxía, acogió
la solicitud. Es una positiva afirmación de su
primado espiritual, con mengua de la autoridad
“política” que el Patriarca de Moscú había ob–
tenido en todas las Iglesias del territorio ex-
comunista, que ahora reivindican la autonomía
De aquí la oposición de Alexis II de Moscú
y las acusaciones a Constantinopla de invasión
de su territorio “canónico” (las mismas que
desde años le hacen al proselitismo católico).
Resultó una ruptura entre las dos Iglesias, casi
a nivel de cisma. Bartolomeo, que está adqui–
riendo una gran autoridad moral, no tuvo miedo
de escribirle a Alexis: «La gran estirpe de los
rusos ha recibido del trono ecuménico la luz de
Cristo y el bautismo de la salvación. La madre
no cesa de amar a sus hijos, aún cuando la
reniegan. Aunque si tú, amado hermano Alexis>
background image
El significado de Medj. para la Iglesia
“LLAMADA URGENTE
a acoger y vivir
la Palabra de Dios
para enfrentar los tiempos”
En el hotel Alga de Tupeci, que hospedó
gran parte de los 4 mil prófugos croatas durante
la guerra, tuvo lugar, desde el 17 hasta el 21 de
Marzo el 3° Convenio de oración e informa–
ción
para los responsables de los Centros de la
paz, de las peregrinaciones y de los grupos.
Con los sacerdotes de Medj. y los videntes
Mirjana, Vicka y Jakov, participaron un cente–
nar de personas de 17 naciones, que siguieron
los discursos en los cinco idiomas principales.
De las conferencias y de los cambios de
ideas vino una conclusión que servirá como
guía para el futuro. Héla aquí:
1. Dios espera nuestra contribución en
vista del 3° Milenio... Y para hacer el futuro
más cristiano y seguro, la Virgen llama a
todos nosotros, a través de las Palabras de su
Hijo, a una conversión total (mensajes del
06.90 y 07.91).
2. Leed la Escritura, vividla y orad para
comprender los signos de los tiempos (06.91 y
¿Q
UIÉN
SALVA
LA
I
GLESIA
?
En el actual panorama religioso es siempre
más evidente el influjo de las apariciones maria–
nas en la vida de la Iglesia y del mundo. No es
solo fruto cuantitativo, bien visible en los millo–
nes de creyentes y también de alejados envuel–
tos por los mensajes, en los peregrinajes y los
grupos de oración. El fenómeno de las con–
versiones obtenidas por la Virgen con las visitas
a la tierra, en un momento de paro del flujo
convertidor, debería abrir los ojos también a
los ciegos sobre la autenticidad de las aparicio–
nes. La presencia de María, que reafirma las
perennes verdades de la fé con una simplicidad
y nitidez comprensibles también para los más
pobres, en este clima de extravío modernista,
es un don cualitativo que no tiene igual en los
dos milenios de historia de la Iglesia.
No es el Concilio que salva la Iglesia sino
la Virgen la que salva el Concilio y el post–
concilio. No son los movimientos eclesiásticos,
a menudo tan infectados de errores, que salvan
la Iglesia sino la Virgen la que salva los
movimientos eclesiástico. No son los teólogos
y los biblistas que salvan la fé sino la Virgen
la que salva los teólogos y los biblistas de sus
extravíos mentales. El modernismo, en su avan–
zada tiende a socavar muy subrepticiamente la
fé católica
, disolviendo la obediencia al magis–
terio eclesiástico; y la Virgen interviene para
consolidar la unión de los creyentes con el Vi–
cario de Cristo.
Una estrategia, satánicamente sagaz, aspira
a aniquilar sin dolor el culto eucarístico: no es
por casualidad que los tabernáculos han sido
marginados; el Sacrificio Eucarístico viene
presentado más bien como hecho convivial
que como inmolación salvadora del eterno Sa–
cerdote; la Comunión es banalizada y tolerada
en pecado mortal, reduciendo el sentido de la
transcendencia divina; la Presencia Real es ig–
norada y la adoración suprimida como devoción
desviada. Con sus apariciones la Virgen viene
para frenar toda tentativa de corrosión de la fé,
del culto y de la moral cristiana, y bastaría esto
para medir la grandeza del don celestial.
¿Y que sucede en el campo de la espiritua–
lidad cristiana? Para reavivar la santidad, en
el vasto clima de achatamiento, debido tam–
bién a la mediocridad de los pastores, compro–
metidos con el espíritu del mal, el Cielo inter-
viene para multiplicar dones místicos trastorna–
dores y para efundir en la Iglesia semillas de
altísima santidad personal. Nos encontramos a
menudo ante colosos de la statura de P. Pío,
generalmente ocultados por rigurosa cautela,
pero de singular fecundidad para el Cuerpo
Místico de Cristo. Tales dones son infalible–
mente garantizados por la asistencia materna
de María.
El poder que Dios ha dado a su santa Ma–
dre es sin dudas enorme. Cuando Dios inter–
viene mediante su Madre, lo hace como gran
Rey, y deja, como señal de su pasaje, una mu–
nificencia verdaderamente real. No podemos
todavía medir el alcance conclusivo de las
apariciones, de los numerosos carismas no or–
dinarios, y sobretodo de los dones místicos e–
fundidos por el Espíritu Santo mediante María,
en esta época de gran extravío espiritual. Pero
tenemos que admitir que, sin la intervención
celestial de Cristo y de su Madre, con tales se–
ñales apocalípticas la Iglesia sería víctima de
un desastre irreparable. ¡Dios vé y provee!
(Medjugorje, Espíritu y Verdad N° 105)
>rehusas sistemáticamente de reconocer el
significado histórico de la Iglesia de Constan-
ti–nopla en el nacimiento y en el crecimiento
de tu Iglesia, y continúas a definirla
simplemente como “hermana mayor”». ¿No es
parte quizás de un plan de la Providencia, que
quiere el re–greso a la claridad en las
relaciones
entre las Iglesias orientales, para
una unidad espiritual de esas? ¡Que sean una
sus frailes, a los videntes y a las familias por
todo lo que hemos recibido.
Esperando que la paz llene de peregrinos
este lugar bendito, para ofrecer a muchos her–
manos y hermanas la oportunidad de la con–
versión, añadiò: Todos sentimos la gran res–
ponsabilidad que tenemos: todos tenemos que
ser siervos humildes y puros de María y de sus
mensajes, es decir del Evangelio. Esta respon–
sabilidad lo es para los que guiamos peregrinos
y grupos de oración, asì como para la parro–
quia y el Santuario que acogen los peregrinos.
Entonces esperamos que: 1. Los testigos
de estos hechos, videntes y frailes, continuen a
ofrecer a los peregrinos el testimonio, estu–
diando los modos, lugares y tiempos mejores,
con una eficiente oficina de informaciones que
pueda dar todas las indicaciones necesarias.
2. Que los peregrinos aislados y sin guía
bien preparado, puedan ser ayudados por los
guías locales y por las publicaciones del San–
tuario. A propósitos de los guías, todos tenemos
que vigilar y bloquear a aquellos que puedan
orientar hacia peligrosos fanatismos o hacia
mensajes diversos de la verdad.
3. Que la parroquia se haga cargo de la
presencia fija de un sacerdote para cada grupo
linguístico más importante, para las confesio–
nes, los coloquios espirituales y las liturgias.
4. Que se mejoren las infra-estructuras:
las calles, los estacionamientos (especial–
mente para los autobuses), las aceras, los
recorridos para peatones desde la iglesia hacia
el Podbrdo y desde la iglesia hacia el Krizevac,
un centro médico, servicios higiénicos,
teléfonos etc...
5. En fin tenemos gran ilusión y gran aus–
picio: que Medj. se vuelva un gran centro
ecuménico
, como en Asís, y aún más, siempre
en el espíritu de S. Francisco. Un gran centro
del perdón, de la reconciliación, del amor, de
la paz, promoviendo encuentros ecuménicos
de varias confesiones cristianas y de varias
religiones. Que Medj. se vuelva un gran centro
de caridad
hacia todos los pobres de la guerra
en Bosnia: en las 3 diócesis católicas, entre los
ortodoxos y entre los musulmanes, utilizando
parte de las fuentes económicas traidas por
muchos peregrinos.
Que la Reina de la Paz, Madre de todos,
con su presencia y su amor, continúe a
iluminarnos y
a convertirnos... (d. Agostino)
Hacia el 15° Aniversario
de las apariciones
El próximo 25 de Junio, en el Santuario de la
Reina de la Paz, se celebrará el 15° Aniversario
de las apariciones. Han pasado 15 años desde
que los videntes nos dieron el mensaje de la
Virgen: Yo escogí esta parroquia... y a través
de Su Madre Dios comenzó a hablarle a la hu–
manidad, llamándola a la paz y a la recon–
ciliación. Vivamos hoy el haber sido escogidos
ya desde hace 15 años, mirando cuantos hom–
bres y mujeres han venido aquí y han sido to–
cados profundamente. Esta etapa significativa
invita a todos a renovarse y a volverse cons–
cientes del mensaje de María. Es una ocasión
para reforzar, con una profunda renovación
espiritual de la parroquia, todo el bien, y para
eliminar lo que no corresponde a la voluntad
divina.
Una misión popular se organizó para este fin
del 29 de Febrero al 3 de Marzo, predicada por
Fray Vitomar Slugic, profesor de la escuela
franciscana de teología de Sarajevo, que vivió
en Fojnica y en Sarajevo todo el tiempo de la
guerra. Se desarrolló el acostumbrado pro–
grama de oraciones vespertinas, desde las 5:00
P.M. hasta las 8:00 P.M. El viernes una mul–
titud participó al Via Crucis, guiado por Fray
Vlado Kozina en el Krizevac. La misión se
concluyó con el Rosario por la paz y con la
consagración comunitaria en la colina de las
apariciones. (Press Bulletin)
Démos espacio a la relación final con la
cuál Alberto Bonifacio quiso subrayar los
puntos de vista y los desiderata del grupo ita–
liano
(en los cuales confluyeron también los
brasileños, los españoles y los bolivianos):
Hemos acompañado muchos peregrinos en los
pasados años, y hemos llevado tantas ayudas
humanitarias durante la guerra (y todavía
continuamos... hasta Sarajevo, Tuzla y Granica,
al Norte), porque amamos a la Virgen, amamos
Medj. y hemos reconocido la importancia y la
urgencia de su mensaje. Estamos agradecidos
a la Virgen, pero también a esta parroquia, a
08.93). Los mensajes de Medj. son para noso–
tros una llamada urgente a vivir el Evangelio
de su Hijo.
3. Es deseo de la Virgen que en el mundo
se organizen grupos de oración que abran los
corazones de sus miembros a la obra del
Espíritu, para reconocer en la Biblia la Palabra
de Dios para nuestro tiempo, y para descubrir
en la oración los caminos de su actuación.
4. Los grupos de oración deberían ser el
corazón y el alma de las comunidades
parroquiales, una fuente de confianza, de amor
y de paz.
5. El Centro Informaciones MIR está al
servicio de los peregrinos, de los Centros de la
Paz y de los grupos, con su archivo, librería,
oficina de informaciones, Press Bulletin,
Robofax, Internet, BBS y Radio presto en
función.
6. Se recomienda la colaboración y el
cambio de informaciones entre todos los grupos
de la misma nación con el de Medj.
El Seminario se concluyó con una pere–
grinación a Medj., en donde los representantes
de los grupos linguísticos tuvieron una confe–
rencia de prensa, después de la cuál fueron
presentados, bajo el único título de “Rezad con
el corazón”
, los 7 volúmenes de P. Slavko
Barbaric’
, resultado de su largo y fructuoso
trabajo con los peregrinos: esos han sido tradu–
cidos en 20 idiomas y algunos han ya alcanzado
el millón de copias. El grupo fué después a la
Comunidad Cenáculo de Sor Elvira. Allí
fueron conmoventes los testimonios de 3
jóvenes: el primero sobre como viven la jornada
en comunidad; el segundo sobre las pasadas
experiencias de muerte y sobre las actuales de
resurrección; el tercero sobre los métodos y
sobre la estructura con los cuales se dirigen las
comunidades esparcidas por todas partes.
Se necesitan para los peregrinos
estructuras y ayudas espirituales
y un centro ecuménico
background image
Noticias de la tierra bendita
La Virgen a Mirjana:
“Grande es el amor de Dios,
¡hacedle la morada en vosotros!”
Lunes 18 de Marzo, bajo el tendal detrás
de la iglesia, un gentío se reunió en oración
todavía antes de la 1:00 P.M., porque Mirjana
deseaba que pudieran asistir, todos los que lo
deseaban, a la aparición anual de la Virgen. La
vidente llegó antes de las 2:00 P.M. y comenzó
el Rosario, guiado en una decena por la hijita
Marija de 5 años. Después lo interrumpió a las
2:00 P.M. en punto para la aparición que duró
6 minutos más o menos. He aquí su mensaje:
“¡Queridos hijos! deseo que reflexionéis a
largo sobre este mensaje que os doy hoy a
través de mi sierva. Hijos míos, grande es el
amor de Dios. No cerréis los ojos, no tapéis
las orejas mientras os repito: grande es Su
amor. Escuchad mi invitación y la súplica que
os dirijo. Consagrad vuestro corazón y haced
en eso la morada de Dios. Que El viva allí
para siempre.
Mis ojos y mi corazón estarán aquí aún si
no me apareceré más. Actuad en todo como os
pido y en el modo como os guío hacia Dios.
No rechazéis el nombre de Dios para no ser
rechazados. Aceptad los mensajes para que
podáis ser aceptados. Decidíos, hijos míos, es
el tiempo de la decisión. Tened un corazón
justo e inocente para que Yo pueda conduciros
a vuestro Padre, pues estoy aquí por causa de
Su gran amor. ¡Gracias porque estáis aquí!”
Después de la aparición Mirjana dijo que
la Virgen vino llena de alegría, después se
puso triste, y al final regresó alegre: “Rezamos
2 Padre Nuestro y 2 Gloria por los presentes y
por quién no conoce todavía el amor de Dios.
Hablamos también de los secretos. La Virgen
bendijo a todos los presentes y todos los
objetos. Yo, Mirjana, que ví y sentí el amor de
la Virgen, os invito verdaderamente a meditar
y a vivir este mensaje”.
Vuelve el lleno de peregrinos - Medj.
vivió estas semanas, antes y depués de Pascua,
como en los tiempos mejores antes de la
guerra. Especialmente para las Fiestas Pas–
cuales
oleadas de peregrinos de todo el
mundo: Austria, Alemania, Italia, USA,
Francia, Argentina, España, Polonia etc. No
siendo la iglesia, y alrededores suficientes
para acoger a todos en las funciones
vespertinas, las liturgias del Triduo Pascual
se celebraron separadamente en 9 idiomas.
Una veintena de sacerdote continuamente
confesaron. Durante la Cuaresma hubieron 5
rtiros espirituales de ayuno e oraciones en la
Domus Pacis, con la participación de 200
peregrinos, más o menos.
El programa de Medj. para la hora
legal tiene lugar desde las 6:00 P.M. a las
9:00 P.M.: 6:00 Rosario, 7:00 S. Misa,
seguida por las bendiciones y por el tercer
Misterio del Rosario. La Adoración al SS.
Sacramento el jueves después de la Misa, y
miércoles y sábado desde las 10:00 P.M. a
las 11:00 P.M. Todos los domingos el Rosario
de la Paz a las 3:00 P.M. en la colina de las
apariciones, y cada viernes a la misma hora
el Via Crucis en el Krizevac.
Encontraréis las informaciones sobre
programas y encuentros desde la 10:00 A.M.
a las 2:00 P.M. en la Oficina de Informacio–
nes, junto a la casa parroquial, o al tel. 387-
88-650400, las noticias y comunica–ciones
fax al 387-88-642339 (Centro informaciones
MIR, 88266 Medjugorje, BiH).
Festival de los jóvenes - Este año será el
séptimo, y tendrá lugar desde el 31 de Julio
al 6 de Agosto, y el tema será “De las
tinieblas a la luz”. He aquí in breve el
programa:
Miércoles 31 de Julio: Encuentro y Misa
vespertina; 1° de Agosto: Las tinieblas en
nosotros y alrededor de nosotros; 2 de Agos–
to:
La luz se presenta, procesión vespertina
con el SS. Sacramento; 3 de Agosto: En–
cuentro con la luz, confesión, (representación
vesperina “De las tinieblas a la luz”, historias
de jóvenes en la droga, de la Comunidad
Cenáculo); 4 de Agosto: Sea la luz en el
mundo (Festival de canciones marianas); 5
de Agosto:
María, Ma–dre de la luz; 6 de
Agosto al alba:
Krizevac, el sol nace en el
mundo a través de mí.
Entre los relatores: Sor Elvira, Jean Plivar,
Don Cósimo, Fray Jozo Zovko, Sor Briege
McKenna, los videntes, el gen. Philip
Morillon y otros. El encuentro será guiado
por Fray Slavko Barbaric’.
Se recomienda a los participantes de llevar
audífonos, una radio sintonizada en FM para
las traducciones simultáneas y la Biblia.
Quién desea participar con instrumen–tos
musicales, se ponga en contacto con el
responsable de la música del Festival,
Agostino, fax 387-88-642339; será alojado
en la Domus Pacis.
Viernes de dolor - Iván regresó de los USA
con Laureen y la pequeña Kristina. En la tarde
del Viernes Santo estábamos en la colina de las
apariciones. La Virgen, como cada Viernes
Santo, estaba adolorada. Nos bendijo y nos dió
este mensaje: Queridos hijos, os agradezco
porque sé que estáis unidos a mí en el dolor.
Hijitos, cuando regresaréis a la casa esta
noche rezad los misterios dolorosos ante la
cruz. ¡Id en la paz del Señor, queridos hijos!
Y
desapareció, en la señal de la cruz luminosa,
como de costumbre; pero Iván, durante la
aparición, había visto cerca de Ella a Jesús en
los dolores de la pasión.
Pascua: ¡Una subida al Calvario
que libera de la cruz!
Medjugorje, la tarde de Pascua. Ana, una
muchacha francesa de 29 años corre, danza,
salta, hace volteretas, conduce como una gacela
la farándula de peregrinos franceses: no se
sabe si ríe o llora de alegría. Esa mañana,
cuando se levantó, tenía delante de sí el
programa de siempre: dolores agudos,
calmantes al opio, humillaciones... porque Ana
nació con un handicap en los pies. El padre es
miopático, la madre emiplégica, ella sufre de
ipotonía muscular congénita en los pies; ha
sido operada ya 3 veces y sabe bien que dentro
de poco no podrá caminar del todo.
Pero aquella mañana decidió de hacer una
locura: llegar con la ayuda de amigos hasta la
primera estación del Via Crucis del Krizevac,
para pedir la sanación de sus padres. Sabìa
bien que pagarìa salada esa locura y por eso
preparó la másxima dosis de calmantes. Con
fatiga y con grandes penas llegó a la primera
estación. Después una fuerza la empujò a
continuar la subida, aún sintiendo gran dolor,
pero no en los pies: ella sintiò que comunicaba
con Jesús, como si El le mostrara una pequeña
parte de su sufrimiento y le pidiese de sufrirlo
con El, y con El ofrecerlo. Y sucediò lo
increíble: ella se encontrò, paso tras paso, en la
cima del Krizevac, con todos los demás.
Después bajò con sus dos acólitos, pero se diò
cuenta de que los dolores habìan desaparecido
sin ningún calmante. Y héla allá en su cuarto
que salta, hace volteretas, camina sobre los
talones... ¡por primera vez en su vida!
En la tarde de Pascua condujo la danza.
Después, al día siguiente subió la colina de las
apariciones para dar gracias. Padre Jozo le dijo
que reuniera toda la documentación médica
para hacer constatar la curación.
Pero para Ana el don de Pascua más bello
fué el encuentro con la Virgen, más que la
curación. Desde la adolescencia estaba enojada
con María y quería coducir su “barca” sin Dios
pero no tenía paz. En Medj. reanudó el coloquio
con María, ante una imágen que le regaló P.
Jozo. Se reconcilió con Ella y consagró toda su
vida a su Corazón Inmaculado: y así vino
también la paz. Ana percibió que la Virgen
tiene miras sobre ella y ya le ha dado su sí total,
aunque no sabe lo que le espera.
* Gracias a la comunión creciente entre las
diversas Comunidades presentes en Medj.
(Oasis de la Paz, Comunidad Cenáculo, Kraljice
Mira, Béatitudes, Preciosa Sangre), podemos
asegurar la exposición del SS. Sacramento en
la capilla de la adoración desde la 1:00 P.M.
hasta las 4:30 P.M., y al final cantamos el
Himno al SS. Sacramento y recibimos la
bendición eucarística. Una iniciativa que
responde al mensaje del 25 de Septiembre
acerca de la adoración en nuestras parroquias y
que alegra a los peregrinos.
* Seis miembros de lengua alemana
(hermanos y hermanas) de la Comunidad delle
Béatitudes se han establecido en una casa
cerca del Krizevac (el viejo Belvedere),
comprada para ellos por un donante alemán,
situada a diez de minutos de la iglesia. Se
pondrán al servicio de los peregrinos alemanes,
Festival Internacional de la música
“Medjugorje ‘96” - En el cuadro del Festival
Internacional de la música “Medjugorje ‘96”
que será organizado para la ocasión, el 21 de
Junio habrá un espectáculo de música “Mensaje
de paz desde Medjugorje al mundo”. Se ejecu–
tará la primera representación de la “Missa de
tempore in aevum” del italiano Flavio Colusso.
Participarán al Festival el famoso tenor
José Carreras, la soprano Cecilia Gasdia, 12
corales de 12 países de todos los continentes, 4
actores para leer los textos del Evangelio y la
Orquesta Sinfónica de la Radio TV croata. El
concierto estará dirigido por el maestro
Vjekoslav Sutei, uno de los mejores de la
nueva generación. Este evento cultural de gran
interés será transmitido por la Radio TV croata
y filmado por un buen número de televisiones
extranjeras.
Nuevas estaciones del Via Crucis han sido
colocadas en la Iglesia de Medj., completa–
mente restaurada ahora; las bendijo P. Luka
Susac, que fué párroco de Medj. por muchos
años. Estas estaciones en madera clara de nogal
son obra del famoso escultor italiano Pino
Sacchi, quién ha trabajado para muchas iglesias
y Catedrales.
A 85 años decidió hacer el Via Crucis para
la iglesia de Medj. como último trabajo de su
carrera artítica. La obra, de gran valor moral y
material fué donada a la iglesia por la familia
suiza Heger, amiga de Medj. desde hace muchos
años.
Cinco campanas nuevas fueron bendeci–
das por P. Tomislav Pervan, provincial
franciscano de Herzegovina, durante la fiesta
de la Anunciación. Una de esas está dedicada
a los 15 años de apariciones; la segunda al
patrón Santiago, la tercera al 50° aniversario
de los 64 mártires franciscanos de Herzegovina.
Los Rectores de las Universidades
croatas se reunieron en Mostar en los primeros
días de Marzo y visitaron después el Santuario
de Medj., encontrando el Padre Provincial
franciscano, Tomislav Pervan, y los francisca–
nos de Medj. El Presidente de la Cámara de la
República Croata, Katica Ivanisevic’, que
guiaba el Colegio de los Rectores, después de
la visita dijo: “Medj. es una gran realidad para
Croacia, no solo por la renovación y el refuerzo
de la fé católica sino porque de aquí se ha
conocido el rostro de Croacia en todo el mundo.
IMPORTANTE - Eco es gratuito.
Quièn desea enviar donativos puede
enviarlos a la direcc iòn postal por medio
de cheque.
background image
que llegan en gran número, así como hacen ya
desde hace algunos años los hermanos y
hermanas franceses con los peregrinos
francofonos.
* La Virgen y el canto - El concierto del
21 de Junio atraerá mucha gente; rogamos para
que la Virgen se sirva del amor a la música de
sus hijos para verter en sus corazones también
el amor de su Hijo Jesús. Que Ella inspire a los
compositores y a los cantores para que expresen
dignamente las alabanzas a Dios y para que
eleven a El los corazones.
Aquí en Medj. ha transformado ya a los
cantores paganos en cantores cristianos
(después de haberlos liberado del lastre de la
droga). Ella misma ha dado lecciones de canto
cuando, al principio del grupo de oración de
Iván hizo esta observación: No, queridos hijos,
vosotros no sabéis cantar con el corazón;
y
Ella misma cantó con los videntes y a ellos se
unió después el grupo. Claro que ningunos de
los videntes tiene una voz particularmente feliz,
pero su Maestra de canto les ha enseñado a
cantar con el corazón. Ella no ha nunca
compuesto cantos, como algunos decían, sino
que ha expresado su preferencia por ciertos
cantos de la antigua tradición croata, que exaltan
ma Pasión, la Resurrección y la Gloria de
Jesús. Esos son todavía cantados en la montaña
de las apariciones y efectivamente tocan el
alma en manera única. Hay cantos - Ella dijo
claramente - inspirados por el Espíritu Santo y
otros no [¿Qué diría de los nuestros?].
las gracias por haber ido a su diócesis, y p.
Jozo le recomendó de ayudar... a la Virgen en
la Próxima Conferencia Episcopal, para que
otros Obispos crean en Medjugorje.
En Canda de Rovigo el Obispo Mons.
Martino Gomiero tuvo palabras de aliento para
p. Jozo, especialmente después que Mons.
Grillo de Civitavecchia le había dicho de acoger
a p. Jozo en su diócesis como una bendición.
Contra magia y milagrismos - En Ales–
sandria Mons. Fernando Charrier le pidió
expresamente al padre de ayudarlo a combatir
el milagrismo y las prácticas mágicas, en una
ciudad infectada de magos, y después de
corregir la idea de una religión basada solo
sobre lo extraordinario: “Aquí hay gente que
pone en el mismo plan la Misa del domingo y
el dirigirse al quiromántico o al mago; nuestros
cristianos confunden la Revelación divina con
los mensajes privados: sobre estos no podemos
basar la fé. Ayúdeme porque Ud. podrá decir
estas cosas con autoridad, gracias al carisma
que Dios le ha dado y por lo que Ud. representa.
Haga entender a la gente que nuestra fé está
basada en Cristo Señor, y que María nos toma
por la mano para conducirnos a El”.
P. Jozo respondió que sus encuentros de
oración responden totalmente a lo solicitado
por el Obispo, y a este problema: “Hablo
siempre contra los magos y las magias; sufro
mucho cuando veo un cristiano, bautizado y
casado por la iglesia, que depende de un mago.
El encuentro de hoy en Alessandria es
importante para colocar sobre bases sólidas
nuestra fé y nuestra tradición”.
P. Jozo donó a Mons. Charrier una imágen
de la Virgen con el acostumbrado programa
que habría desarrollado esa noche: Oración,
Ayuno, Eucaristía, Biblia, Confesión.
Durante la misión en Italia,
P. Jozo encuentra muchos Obispos
En Febrero y Marzo P. Jozo tuvo
enc
uentros de oración en varias ciudades de
Italia, con una tal afluencia de fieles; y después
en Suiza en el Palacio de los Congresos de
Lugano, en Zurich y en Mendrisio.
En Nápoles P. Jozo encontró al Cardenal
Emérito Corrado Ursi, gran amigo de Medj.;
después, en la iglesia del Jesús Nuevo el Obispo
de Ischia abrazó a P. Jozo y le dijo: “Bienvenido,
Padre, gracias por lo que hace por nosotros y
por toda la Iglesia, y rezaremos por su misión”.
En Massa la concelebración eucarística fué
oficiada por el Obispo Mons. Eugenio Binini
que agradeció a P. Jozo por su presencia y por
su misión..
En Florencia el Card. Silvano Piovanelli
acogió al padre abrazándolo y se entretuvo
media hora con él. Al final le dió su bendición.
El encuentro en la igleia de S. Salvador, en la
plaza Michelangelo, terminó con un desfile de
antorchas en honor de la Virgen.
La medicina de María - En Pontassieve p.
Jozo llevó a la muchedumbre la bendición del
Cardenal, que “había sido muy bueno con él y
había reafirmado la importancia de los
encuentros de oración, porque es necesaria y
urgente la conversión del mundo y de cada uno
de nosotros”.
Después el padre exhortó a los fieles a
acoger los mensajes de la Virgen y a ponerlos
en práctica: «Para mí Medj. es una señal que
nos invita a saber ver justo. Se tiene que volver
a llevar a Jesús en la familia, con el perdón en
la familia misma, y entre el pueblo, aceptar la
cruz que es el camino de la conversión»; y para
este indicó los medios de siempre, dando
también un ejemplo. «Hace pocos días llevé al
hospital de Milán y después al de Parma a un
muchacho croata herido a un ojo por un
proyectil. El médico asombrado por la
tranquilidad y la simplicidad del muchacho le
preguntó: “¿Pero como haces para estar tan
tranquilo y sereno después de lo que te ha
pasado? El joven respondió: “Esta es mi
medicina y mi serenidad”, mostrando el rosario
que tenía en el bolsillo».
Mons. Luciano Giovannetti de Fiesole le dió
La Iglesia viva
Desde el 18 al 21 de Abril P. Tomislav Vla–
sic’ guió el segundo Convenio para la formación
de las almas que se ofrecen (Numana, AN,
Italia). El tema antepuesto “La Iglesia viva” es
el punto de llegada de un itinerario iniciado en
el encuentro precedente, en donde se trató el
argumento “Los Sacramentos vividos”. Así co–
mo invité a vivir los Sacramentos hoy llamo a
todos a volverse Iglesia que vive su misterio;
tenemos que volvernos vivos en Cristo
resucitado y desarrollar todo lo que está en
nosotros. La Iglesia es el don más grande de
Dios para los hombres, y en esa están prsentes
todos los dones. Es un Sacramento que contine
todos los Sacramento: efectivamente, la Iglesia
substituye en la tierra a Dios mismo porque la
SS.ma Trinidad vive en la Iglesia y a través de
ella cumple sus obras.
Con estas palabras P.
Tomislav acogió a los 600 participantes,
introduciéndolos inmediatamente en lo vivo
del tema.
Tomndo inspiración en los eventos que lo
habían implicado personalmente en los días
anteriores al encuentro, la muerte de la propia
madre y del P. Salvador, el inolvidable guardián
del convento de Lama dei Peligni (CH, Italia),
P. Tomislav indicó como podemos sentir la
presencia de ellos viva en nosotros: Los Santos,
los Angeles están vivos entre nosotros, no es
una teoría sino una dimensión que el alma
advierte. Yo me siento ahora mucho más lleno
de la presencia de mi mamá que hace una
semana. Las almas del Purgatorio están vivas
entre nosotros y quieren ayudarnos, pero al
mismo tiempo esperan nuestra ayuda. Cuando
nos abrimos a estas realidades estamos en
grado de participar a la comunión de los
Santos, a la Iglesia Universal.
La inmersión en Dios, a través de las
meditaciones y la oración fué el primer
instrumento privilegiado para hacer compren–
der el tema tratado a través de la experiencia
personal de una Iglesia viva en los corazones
de los particulares y en toda la asamblea:
Tenemos que entrar en una comunión viva
entre nosotros:
las distancias no le impiden a
las almas de tocarse y, volviédose “uno” en
Cristo, la Iglesia se renueva.
P. Tomislav
entonces exhortó a desarrolar la armonía entre
lo divino y lo humano en los articulare, en el
matrimonio, en las comunidades y en los
grupos. Esto es posible cuando la Iglesia
promueve la vida de los consejos evangélicos
como valores fundamentales, ya sea para los
laicos que para los consagrados (obediencia a
la voz de Dios y nosotros y en los dmás; pureza
de corazón y de mente; pobreza de espíiritu
que nos enseña a hacernos últimos y a vivir
Dios como nuesto “todo”). El alma que quiere
vivir en la raíz de la propia pertenencia a
Cristo debe integrar estos valores, como en
una flor en donde todos los pétalos están
unidos.
En la Iglesia incumbe el gran peligro
del fariseísmo, que equivale a conocer todo de
Dios sin haber encontrado nunca. Pero cuando
hacemos en manera qure cada expresión
exterior nuestra manifieste a Dios, entonces
hacemos visible la comunión que vivimos
interiormente con el Padre.
La Iglesia no enseña a manifestar la fé que
se funda en el misterio pascual: “Anunciamos
tu muerte, Señor...”
significa: “No temamos
porque Dios hace todo por nosotros, ¡tanto
hasta donar su misma vida!...”
Entonces anun–
ciémoslo con nuestra vida y incluyamos
nuestros sufrimientos y nuestra muerte en su
muerte para que podamos ser un continuo
anuncio pascual. “Proclamamo tu resurrec–
ción...”
No con las palabras sino muriendo en
nuestro egocentrismo favorecemos el naci–
miento de una criatura nueva en nosotros, una
criatura redimida, entonces en nosotros vivirá
también la Iglesia nueva, la Jerusalén Celeste.
“¡En la espera de tu venida!...” ¡Cuantas
(Del Diario de Sor Emmanuele)
P. Slavko en Africa: a fines de Enero
visitó las islas de Reunión y Mauritius, un
pequeño paraíso en la tierra por el clima tropical
y sus bellezas naturales. Estas tierras remotas
y poco habitadas, que emergen del Oceano
Indiano 700 Km. al Sur de Madagascar, con
90% de católicos, conocen desde hace tiempo
el mensaje de la Reina de la Paz, por obra de
muchos peregrinos que han ido a Medj. y que
después han formado grupos de oración y
Centros para la paz.
En Reunión fray Slavko, en compañía de la
vidente Mirjana y familia, participó a
encuentros de oración en 10 iglesias, que no
podían contener el gentío de fieles. En la
iglesia de S. Francisco de Sales el Card. Jean
Margeot, que estuvo en precedencia en Medj.
(Eco 121) y que es un convencido divulgador
de los mensajes, celebró la Eucaristía con 20
sacerdotes: para la ocasión el coro cantó en
croato. El Obispo Gilbert Auby acogió a los
visitadores con una cordial conversación,
diciéndoles que conoce y sigue los aconteci–
mientos de Medj., y que esos dan buenos frutos
y, por consecuencia, él está abierto al mensaje
de paz.
También en Mauritius el Obispo local,
Maurice Piat, participó a un gran encuentro de
oración con 20 sacerdotes, confirmando la
importancia del mensaje. Y grande fué la
alegría, para todos los que están impedidos por
la pobreza o por la lejanía, el recibir un
testimonio directo de los acontecimientos de
parte de los protagonistas de Medj. Después P.
Slavko prosiguió hacia Uganda, en donde lo
esperaba el Card. Wamala, él también peregrino
de Medj. (Press Bulletin)
Eco de Marìa se encuentra en todas las
lenguas principales en Medj., en la tienda de
souvenirs
afuera de la iglesia, (cerca de la
casa parroquial); el depòsito està en el Centro
informaciones MIR, apenas se pasa el puente,
yendo hacia la iglesia, a la izqierda.
background image
preguntas y discusiones acerca de la próxima
venida de Cristo! Nuestro esperar debe más
bien estar radicado en María y en la Iglesia:
una espera confiada y paciente que no pasa a
través del propio yo o a través de previsiones
de videntes. La Iglesia es “una” y la interpre–
tación de los hechos divinos tiene que pasar a
través de esa, y se evita il riesgo de que el
particular se invente una Iglesia “suya” filtrada
por el propio yo.
Estar en espera es estar en la luz, y cada
fraternidad de almas ofrecidas debe ser una
lámpara encendida: ¡las vírgenes que esperan
al esposo son una realidad!
La lámpara que
arde en nosotros es el Cordero inmolado, el
Amor sacrificado del Padre. Si estaremos en
condiciones de vivir este amor de Dios que se
dona más allá del confín del sufrimiento y de
la muerte, si vivimos los sacramentos tratando
de ser corderos que se ofrecen los unos a los
otros en los brazos de María, entonces todos
los dones presentes en la Iglesia florecerán.
¡La Iglesia quiere vivir dentro de nosotros! En
las comunidades y en las fraternidades debe–
mos abrazarnos en el amor ofrecido para dar
vida a los sacramentos: ese amor nos protege
y cierra las puertas del infierno... Con esto
queremos poner en práctica lo que nos enseña
la Iglesia Católica: ¡practicar el Evangelio!
Como siempre la conclusión tiene más que
nada el aspecto de una abertura, de un enca–
minamiento a la misión. Las reflexiones sobre
la “Iglesia viva” esperan de asumir rasgos
concretos y visibles en las almas de cuantos
estaban presente y se han dejado conducir
docilmente por el “pastor”. Con estos propó–
sitos y esperanzas las almas ofrecidas se dirigen
hacia el año dedicado por el Pontífice a
Jesucristo (1997) para poder ser “anuncio vivo
de su venida”. Sor Estefania
muy importante porque aprendo a rezar en
compañía, y no puedo imaginar mi crecimiento
espiritual sin el grupo”.
2. Un segundo grupo de oración nació al–
rededor de Jelena Vasilj en Marzo de 1983. En
aquel tiempo era una niñita de 10 años con la
experiencia de oir la voz interior, y la oye
también ahora. Según su testimonio la Virgen
le habla y le enseña. Este grupo se reunía en la
casa parroquial después de la S. Misa vespertina,
y estaba bajo la guía de P. Tomislav Vlasic’ y,
de vez en cuando, de otros sacerdotes.
Durante el encuentro, hecho de simple ora–
ción y cantos, la Virgen daba mensajes al gru–
po a través de la misma Jelena, enseñando a
rezar. Uno de los dos encuentros de oración era
para el Obispo local. El tercer encuentro servía
para hablar de las experiencias vividas. El
grupo estuvo activo hasta 1987. Quién deseaba
participar tenía que empeñarse a no tomar
ninguna decisión de la propia vida por 4 años.
Cuando una parte del grupo se fué a Italia
con P. Tomislav Vlasic’, los otros componentes
se encontraron todavía por algún tiempo. Ac–
tualmente se está formando una comunidad
guiada por P. Tomislav, llamada “Reina de la
Paz - completamente tuyos - para María y
Jesús”, que en Italia ha sido aceptada por un
Obispo como experimento. Hay candidatos,
postulantes, novicios, aquellos que han hecho
ya los votos y también un gran número de co–
laboradores externos, de fraternidades
organizadas y de grupos de oración.
Al principio Jelena transmitió el siguiente
mensaje: “La Virgen dice: deseo tener aquí un
grupo de oración. Yo guiaré el grupo y le daré
las reglas de consagración para el mismo. Con
estas reglas todos los demás en el mundo
podrán consagrarse. Contempladlas por un
mes y después transmitid las condiciones que
yo doy
: Antes que nada hay que renunciar a
todo miedo y ponerse completamente en las
manos de Dios. Todos tienen que renunciar a
cualquier miedo porque, si estáis abandonados
a Dios, no hay espacio para ningún miedo.
Todas las dificultades que encontraréis serán
para vuestro crecimiento espiritual y para
gloria de Dios. Yo invito a los jóvenes porque
los que están ya casados tienen sus empeños.
Todos los que desean participar a este pro–
grama pueden seguirlo, por lo menos parcial–
mente. Yo guiaré el grupo”.
Además de los encuentros durante la semana
la Virgen le pidió al grupo la adoración nocturna
una vez al mes, cosa que el grupo hacía general–
mente la noche del primer sábado del mes, ter–
minando con la S. Misa matutina del domingo.
3. Después de un breve resumen de los
hechos trataremos de responder a una simple
pregunta: ¿Qué es el grupo de oración? El gru–
po de oración es comunión de fieles que se
reunen en oración una o más veces durante la
semana o durante el mes. Es un grupo de ami–
gos que rezan juntos el Rosario, leen la Sagrada
Escritura, participan a la Misa, se encuentran y
comunican las propias experiencia espirituales.
Se ha siempre aconsejado que el grupo esté
bajo la guía de un sacerdote; y si esto no fuese
posible se aconseja de organizar los encuentros
de oración en la simplicidad.
Los videntes siempre subrayan que el pri–
mero y más importante grupo de oración tiene
que ser la familia, y que solo entonces se puede
hablar de una verdadera educación espiritual
que tiene su continuación en el grupo de oración.
El grupo pide que cada miembro sea activo y
que dé su propia contribución espiritual. Solo
así el grupo puede vivir y crecer.
4. Las bases bíblicas del grupo de oración
se encuentran, entre otras cosas, en la palabra
de Cristo: “Si dos de vosotros se ponen de a–
cuerdo en la tierra para pedir algo, sea lo que
fuere, lo conseguirán de mi Padre que está en
los cielos. Porque donde están dos o tres
reunidos en mi nombre, allí estoy yo en medio
de ellos”. (Mt 18,19-20). Efectivamente, el
primer grupo de oración nació durante la prime–
ra novena después de la Ascensión de Cristo,
cuando la Virgen rezó con los discípulos espe–
rando, en oración, que el Señor Resucitado
cumpliese con Su promesa y enviase el Espíritu
Santo, y fué el día de Pentecostés (Hch 2,1-5).
También la primera Iglesia se comportaba
así: “Iban asiduamente a la enseñanza de los
apóstoles, a la comunión, a la fracción del pan
y a las oraciones
(Hch 2,42)...“Todos los cre–
yentes vivían juntos y tenían todo en común...
Iban al Templo todos los días con perseverancia
y con un mis–mo espíritu, partían el pan por
las casas y to–maban el alimento con alegría
y sencillez de corazón. Alababan a Dios y
gozaban de la simpatía de todo el pueblo. El
Señor agregaba cada día a la comunidad a los
que se habían de salvar”
(Hch 2,44-47).
5. Seguro, también existe un motivo socio–
lógico para explicar la existencia de grupos de
oración. Cada individuo debe cuidar el creci–
miento espiritual, y la comunión es insubsti–
tuible para este crecimiento, a causa de la es–
tructura psicofísica del humano. Es importante
sobretodo hoy porque el individuo se pierde
fácilmente en el ritmo de nuestros días.
El grupo ayuda el crecimiento espiritual, lo
corrige y lo estimula. La experiencia de uno
enriquece e ilumina la experiencia del otro.
Quién queda solo se encuentra en peligro de
crecer sin ningún control. Todas las dificultades
se superan fácilmente en el grupo, y se trans–
forman en ricas experiencias espirituales. El
grupo ayuda a cuidar y a dirigir los carismas.
(De la relación de P. Slavko en el Convenio de
Tupeci: 19 de Marzo ‘96 - continua)
¡Orad por Rusia!
El Obispo Paul Hnilica, atento al desarrollo
del mensaje de Fátima, en una carta dirigida a
todos los grupos marianos pide oraciones por
las elecciones del 16 de Junio en Rusia .
“En Rusia - dice entre otras cosas - en la
residencia veraniega de los zares fué encon–
trado, pocos meses antes de la revolución bol–
chevique de 1917, un icón milagroso que repre–
senta a la Virgen María como Soberana de Ru–
sia; se había aparecido a una pobre campesina
revelándole que había llegado ya el tiempo en
que Ella, la Madre de Dios, tenía que tomar en
las manos el destino de Rusia...; y en Fátima
prometerá el triunfo de su Corazón Inmaculado,
después de los tristes hechos de aquel pueblo...
Ahora, en los numerosos lugares en donde
está apareciendo, como en Medjugorje, Ella nos
repite continuamente que necesita nuestras
oraciones, en cuanto nos quiere victoriosos con
Ella en esta lucha apocalíptica. Ella triun–fará a
través de nuestros corazones, si nuestros
corazones le estarán totalmente unidos, en la
constante súplica e intercesión por nuestros
hermanos y hermanas que más necesitan la
Misericordia de Dios”.
El Obispo observa después que en Rusia
más de dos mil fábricas de armas han regresado
a la producción para obtener fondos para la re-
estructuración social del país. «Sin la ayuda
directa y extraordinaria de Dios no podemos
impedir que lleguen al poder fuerzas corruptas,
cegadas por un deseo de dominio absoluto... El
único remedio que puede salvar hoy a Rusia,
pero también a la Iglesia, última ancla de sal–
vación que nos ha sido ofrecida en Fátima: la
consagración al Corazón Inmaculado de María,
la oración del Rosario, la práctica eucarística y
penitencial de los primeros sábados del mes...
Un día, hablaba con el S. Padre de la con–
versión de Rusia, le dije que hoy la Virgen tie–
ne en la Iglesia el rol de Abraham, que quería
salvar a Sodoma y Gomorra: bastaban diez
justos. Y El me preguntó: “¿Pero cuantos justos
se necesitan para salvar el mundo de hoy?”
Precisamente creo que en este tiempo la Virgen,
con sus apariciones, está buscando estos justos».
(14 de Abril de 1996)
Del 1° grupo de oración a los grupos
esparcidos por todo el mundo:
Las indicaciones de María
1. Es un hecho indiscutible que en el mundo
hayan nacido numerosos grupos de oración
formados por los peregrinos de Medjugorje.
Esto ha sucedido, y sucede todavía, por el
deseo de la Virgen que se formen grupos de
oración. Ahora hay millares.
El primer grupo de oración nació el 4 de
Julio de 1982, un año después del inicio de las
apariciones de la Virgen, y todavía está activo.
De acuerdo con el testimonio de Iván, el viden–
te, la Virgen había pedido, a los que lo deseaban,
de reunirse y rezar juntos, añadiendo que Ella
misma habría estado con ellos en modo
especial. La Virgen había pedido también for–
mar grupos de oración en todas las comunidades
parroquiales, para ayudarla a realizar los planes
que el Señor le había confiado.
Al principio el grupo de reunía 3 veces a la
semana en el Podbrdo: lunes, miércoles y
viernes. Durante la oración la Virgen se aparece
dando breves mensajes. Cuando Iván no puede
estar presente es substituído por Marija, y
cuando ella está ausente la substituye Vicka.
A veces los encuentros están reservados
solo para el grupo, formado por unas cuarenta
personas, a veces están abiertos a todos.
Ultimamente los encuentros tenían lugar 2
veces a la semana, lunes y viernes, y desde ha–
ce poco tiempo martes y viernes, y son muy
simples: rezo del Rosario, cantos, lectura de la
Escritura y del mensaje. Generalmente se hacen
al aire libre, en el Podbrdo y en el Krizevac,
independientemente de las condiciones del
tiempo. Son significativos para los proyectos
que el Señor ha confiado a su humilde sierva
María, pero también para el crecimiento espi–
ritual de cada miembro del grupo de oración.
A la pregunta: “¿Qué significa para tí parti–
cipar al grupo de oración?”, Iván, el vidente,
respondió: “Participar al grupo de oración es
background image
Joven Budista
llamado en el Krizevac...
Philippe Jeanneau de Tonnay-Charente dió
este testimonio público el 3 de Marzo de 1996:
Queridos hermanos y hermanas, ¡solo dos
palabras para dar mi testimonio! Cumplo hoy
25 años: después de 20 años de ateísmo, a
principios de Marzo de 1994 mi camino
espiritual me llevaba a volverme monje budista.
Pero allá me encontré en un desierto espiritual.
Y precisamente entonces comprendí que
me faltaba algo: no tenía el Amor. Sentía una
llamada interior muy fuerte, aunque no sabía
de donde venía. Después una pequeña voz me
decía: “¿Por qué buscas tan lejos lo que está en
tu puerta?” Al mismo tiempo me vino unos
deseos grandes de volver a ver la película
sobre Jesús, que había visto cuando todavía era
niño: ¡era la única instrucción religiosa que
había tenido!
Poco después fuí a donde un cristiano
budista para peguntarle si tenía la película que
tanto deseaba. Sí, la tenía. Era la película
“Jesús de Nazareth” de Zefirelli. Desde el
inicio de la película me enamoré de María y fuí
tan subyugado por Jesús que me olvidé hasta
de comer. Ante mi entusiasmo el amigo me
hizo ver videocassettes sobre Medjugorje, que
ciertamente yo no conocía para nada.
Allí comprendí en un momento, casi por
folgoración, que “la Fuente era Dios, pero
para alcanzar a Dios era necesario pasar por
María
. Después Ella me habría conducido a
Jesús, su Hijo; y Jesús me habría conducido al
Padre”. Entonces me dije: “Si verdaderamente
la Virgen se aparece allá, sería idiota morir sin
haber visto”.
Una semana más tarde estaba en Medju–
gorje. Y allá me conquistó la inmensa paz que
se respiraba. No había la impresión de estar en
un país en guerra. Lo que me trastornó fué la
alegría, la serenidad y la belleza que irradiaban
en los rostros de los jóvenes croatas. Reunidos
espontáneamente, con sus guitarras, cantaban
a Dios sin alguna vergüenza. Decía entre mí:
“¡Como me gustaría tener la fé de ellos!”
Un día, apartado en el Krizevac, con la
cabeza sobre las rodillas, me sentía infeliz. Ya
no sabía quién era yo: ¿era cristiano? ¿era
todavía budista? Después, de repente, una
pequeña mano se acercó bajo mis ojos para
darme algo. Levanté la cabeza y ví delante de
mí a una pequeña niña que me ofrecía un
objeto. Y cuando tomé este objeto me sentí
invadido por un inmenso amor. Estaba seguro
de que no había recibido nunca un regalo
semejante: era un regalo de amor. En aquel
instante le habría dado quizás que cosa para
repagarla. Buscaba en mí lo que tuviera de más
precioso, pero antes que lo encontrase ella
había desaparecido ya. Entonces me puse a
contemplar lo que me había dado: era una
simple medallita con la Virgen (supe más tarde
que se trataba de la medalla milagrosa de rue
du Bac).
Mientras la miraba parecía que me decía:
“Yo soy la solución de tus problemas”.
Me levanté y, bajando la colina, Le decía:
“De acuerdo, María, hago un contrato contigo.
Cumpliré exactamente con las 5 cosas que Tú
nos pides: el Rosario todos los días, el ayuno
a pan y agua el miércoles y el viernes, la Misa
lo más a menudo posible, la lectura de la
Palabra de Dios todos los días y la confesión
cada mes. Después se verá”.
Sí, se verá... Se verá que el pequeño
vietnamita, adoptado a la edad de 16 meses y
que había llegado a Francia con la mirada
extraviada y profundamente triste, hoy ha vuelto
a encontrar su sonrisa. La sonrisa eterna y la
paz, aceptando, después de un largo combate
espiritual, de casarse con el Amor, de dejarse
amar... y de volverse sacerdote... Philippe
Como anunciar hoy
la verdad de siempre
5. En cuanto a los Sacramentos ha dismi–
nuído la fé en la eficacia de los mismos, ya sea
por el influjo negativo del anti-sacramentalismo
de tipo calvinista, ya sea por el escepticismo
general por lo que no se vé o que parece
simplemente un rito convencional (“¡qué bella
cermonia!” nos decimos a veces con una
fórmula que dá escalofríos). Recuperar esta fé
puede suceder a través de una nueva lectura y
comprensión de los estupendos textos litúrgicos
de la Iglesia, que explican lo que se cumple en
los ritos. Volvamos a leer estos textos litúrgicos
de la Iglesia, y no solo para prepararnos para
hacerlos en manera impecable; y volvamos a
las fuentes de su forma más integral para
recuperar tesoros de belleza y de poesía que
con prisa excesiva hemos puesto en sordina,
quizás para “semplicar”.
6. En cuanto a la Iglesia hay que pasar al
ataque. Uno no se puede quedar en posición de
defensa tratando de justificar a la Iglesia en sus
opciones políticas y en su posición actual en el
mundo. Sin disminuir la importancia de la
institución jerárquica de la Iglesia querida por
el Señor, hay que invitar al hombre de hoy a
echar la mirada más a fondo, allá a donde el
mundo no sabe y no puede ver. “Ver” la Iglesia
en las humildes y serias Eucaristías, en la
realidad santificante de los pobres y de los
sufridos que creen, en la castidad escondida de
muchos que saben cuidar su cuerpo como
hostia santa agradable a Dios. Y no confundirse
demasiado mirando los números. Entendá–
monos, también los números son buenos, ¡y
ojalá crecieran! Aquí no se pretende protestar
por una presencia que haga salir a los creyentes,
que tal se profesan, de los ghettos y de las
sacristías, para emerger más allá de las “cortinas
de incienso”. Pero otra cosa es saber valorizar
cristianamente estos números.
Y después, para reanudar el discurso, como
de costumbre, aplicándolo a la particular
situación del mundo de hoy, decimos: En el
Occidente, rico y desesperado, la Iglesia debe
saber mostrarse como “lugar de vida”, de
verdadera vida; no solo capaz de convocar y de
agregar como ninguna otra institución humana
está en condiciones de hacer, sino ofrecer vida
y comunión, como en el mundo no se conocen.
Muchas comunidades de inspiración
oriental se presentan hoy en nuestros ambientes
con una clara intención de competencia, y nos
hacen envidiar su solidaridad - que a veces es
muy avanzada - y su vitalidad “espiritual” muy
manifestada y ostentada. Pero debemos y
podemos ser mucho más. El único modo de
detener estas modas peligrosas es mostrar que
no hay ninguna necesidad de salir de nuestra
“casa” para encontrar comunión verdadera y
vida espiritual de incomparable intensidad.
El nuevo anuncio del Evangelio
está en la “novedad de vida”
1. El “nuevo modo del vivir cristiano no
será referible a la simple moral de un buen
vivir humano, de dimensiones y esperas
terrestres, sino que, a imágen de la Iglesia
primitiva, deberá estar fundado en la única
Palabra que no envejece. Y no podrá nunca
prescindir del regreso continuo a la Escritura,
con un constante referimiento al anuncio
esencial o kerigma: Dios ha tanto amado el
mundo hasta dar a su Hijo... Cristo, que murió
por nosotros, resucitó, apareció a muchos,
según las Escrituras, y nosotros somos
testigos...
Aquí está el motivo y la fuente del
camino y del actuar cristiano. Solo así nos
volveremos nosotros mismos anuncio de Cristo,
verdadera sal de la tierra y luz del mundo; y la
nueva evangelización no estará sometida a la
ambigüedad de un modernismo cristiano
encantador y desviante.
2. Todas las obras del creyente no pueden
partir que de la fé en Cristo y de la adhesión to–
tal a El. En la fé esas deben encontrar la fuerza,
la justificación, la inspiración, la fuente del
propio ser. Tales obras se volverían vanas, res–
pecto a su valor cristiano, si fueran comprendi–
das y actuadas como realizaciones humanas,
por motivos “humanos” considerados justifica–
ción suficiente, o de todos modos dentro de un
horizonte simplemente humano, aunque fuesen
cumplidas con las mejores disposiciones del
corazón y las mejores intenciones morales
[todo lo que no procede de la buena fé, es
pecado -
Rom. 14,23].
Tenemos que entendernos: la intención
específicamente cristiana es el cumplimiento
de la voluntad de Dios, el amor del Cristo y la
obediencia a EL. Y esto no vuelve vanos los
contenidos “humanos” de las acciones que se
cumplen; no vuelve vana la ternura de la madre
en relación con el hijo, la compasión del hombre
por su hermano que sufre, el sentido de la
justicia que indigna y provoca a exponerse a
riesgos también graves para el amor a la verdad;
pero todo esto constituye un valor auténtico,
para el cristiano cuando se asume en el acto
simple y total de su adhesión al Señor. Para el
cristiano la fé no se puede limitar a ser implícita
sino que debe penetrar todo su pensamiento y
dominar todo su actuar, constituyendo el
primero y el último referimiento.
3. Todo el actuar cristiano debe tener como
centro a Dios y estar sometido, con adhesión
íntima del corazón y de las opciones concretas,
a los mandamientos del Señor, ante todo al
primer precepto: amar a Dio con todo el co–
razón... porque no se puede servir a dos señores.
No basta una fé implícita, ni el solo hecho de
ser parte del “rebaño” de los cristianos, para
calificar nuestras acciones como cristianas; y
tanto menos para dar la fuerza para hacer hacer
las obras con aquella integridad, generosidad y
pureza que se exigen de parte de Dios.
A este punto se entrevé la importancia de la
oración, es decir de la relación filial con Dios
para conocer y vivir su voluntad. A menudo la
oración es ignorada o hasta considerada como
una opción cómoda o enmascarada de inercia.
En cambio esa es la manifestación esplícita del
amor a Dios, el momento privilegiado para
buscar al amado, para estar con El y hablar con
El, alabarlo y celebrarlo.La oración, confirmada
con el cumplimiento de la voluntad de Dios, no
consiste en puros actos de obediencia a las
reglas y, todavía menos, en cumplimientos
fríos y realizados de malas ganas, o solo por
pereza mental o por respeto humano.
4. El actuar humano debe tener como centro
a Cristo, tiene que ser fruto del misterio pas–
cua
l; por lo tanto la referencia a Cristo no debe
ser solo supuesta o declarada de vez en cuando.
Una intención solo incial o supuesta dejaría al
hombre como presa de mayores apremiantes
motivos de actuar, y de aún mayores solicitantes
tentaciones de naturaleza mundana. Referirse
eficazmente a Cristo significa un continuo
mirarlo y quedarse en El, como los sarmientos
en la vid, y no referirse a El solo verbalmente.
Así se debe entender el dicho paulino, que a
menudo se trasoye: todo cuanto hagáis, de
palabra y de obra, hacedlo todo en el nombre
del Señor Jesús, dando gracias por su medio a
Dios Padre
(Col 3,17).
5. El actuar cristiano debe mirar a la
santidad, que corresponde a la nueva criatura
hecha miembro de Cristo, en la cuál habita el
Espíritu. Dejar actuar en nosotros su potencia
nos lleva a un cumplimiento integral de la
voluntad de Dios en una nueva libertad. La
debilidad de la carne ha sido vencida. Esto sin
triunfalismos; todavía se combate y se cae, por
causa de nuestra fragilidad: pues Dios es mayor
que nuestra conciencia y conoce todo
(1Jn
3,20) y puede remediar todo.
6. Solo los Sacramentos sostienen y califi–
background image
Respons.: Alberto Lanzani - Tip. DIPRO, Roncade (TV)
can una vida iniciada con la regeneración
bautismal y nutrida incesantemente con el
alimento eucarístico. El creyente vive para la
Eucaristía y en virtud de esa. Este referimiento
eucarístico tiene que medir la pureza y el
fervor de una existencia envuelta toda en las
“maravillas de Dios” y que vá de Eucaristía a
Eucaristía. Hay que superar mucho la
perspectiva mezquina del precepto, del deber,
si se quiere hacer regresar el actuar y el esperar
del cristiano de hoy a la verdad de la primera
comunidad critiana, donde todos los días par–
tían el pan por las casas con alegría
(Hch 2,46).
7. La vida cristiana deberá caracterizarse
por su espera del Señor, cuando se revelará la
verdadera justicia para todos los que en el
mundo han tenido aflicciones y han esperado
su regreso. Los tiempos se han ya cumplido en
Cristo y ahora vivamos en aquella fidelidad
integral
que puede venir solo del saber que los
últimos tiempos han llegado, y que sería tontería
suprema arraigarse a las realidades ya juzgadas
pasajeras e ilusorias. Este modo de pensar no
significa para nada un alejamiento de las rea–
lidades históricas y de los empeños temporales,
sino más bien una mayor dedicación porque,
liberados del apremio presente, cumplamos
con amor, que multiplica las fuerzas, todo lo
que a Dios gusta, habiéndose ya hecho el
tiempo breve.
- Fin - (Texto traducido y adaptado)
Don Umberto Neri
pena inmensa!
P.: ¿Los jóvenes?
R.: Una juventud no educada en la fé está
curiosa por las “emociones” ocultísticas: cultos
orientales, espiritismo y rock satánico. La TV
dá pésimos ejemplos, la prensa atiza la
curiosidad. Una investigación del Obispo de
Foggia ha puesto en claro que el 36% de los
estudiantes foggianos de la escuela media
superior han participado a sesiones espiríticas,
y, según mi experiencia, este porcentaje vale
para toda Italia. Y que no se crea que ciertas
“experiencias” se queden sin consecuencias
profundas. (M. Blo.)
Don Amorth: sacerdotes,
¡ayudad a las personas en pena!
Don Gabriel Amorth, el más famoso
exorcista de Roma, lleno de solicitudes, se
lamenta de que los sacerdotes y los Obipos no
acogen las llamadas de auxilio de la gente que
se cree endemoniada. “Si vienen a donde
nosotros es señal de que tienen por lo menos
una crisis psicológica o de fé: por lo tanto hay
que escucharlos, tranquilizarlos con caridad y
competencia. El Obispo de Isernia recomendó
a sus sacerdotes: que non suceda nunca que
una persona en pena, que se dirige a nosotros,
sea rechazada. En cambio los sacerdotes son
pocos y poco competentes...”
Pregunta: ¿Poco competentes?
Respuesta: En este problema. Saben poco
de sesiones espiríticas, creen que son tonterías:
en cambio muchos problemas y obsesiones
nacen allí. O frecuentando magos, que a menu–
do son los únicos dispuestos a escuchar (si le
pagan) a la gente que los sacerdotes alejan. O
de la entrada en conventículos ocultísticos,
buscados como falso remedio para la soledad.
P.: Según su experiencia, ¿hay de verdad
conventículos satánicos?
R.: Hay que distinguir. A menudo son
grupos de marranos que hacen orgias, y torturas,
con coloraciones satánicas... ¡No sabe cuantos
pactos de sangre satánicos me toca leer!
P.: ¿Pactos de sangre?
R.: Documentos escritos con sangre, con
pedidos a Satanás: “Dáme la riqueza” o “dáme
el éxito” o “dáme el placer”. El esquema está
escrito en los Evangelios, con las tentaciones a
Cristo: Satanás quiere ser adorado, y en cambio
promete todos los bienes de este mundo.
P.: Riquezas, placeres, éxito: son también
los “valores” que la sociedad actual respeta y
glorifica.
R.: Este es el punto. Una sociedad sin
valores y que prefiere las emociones. Se llama
“experiencia” lo que antes se llamaba “peca–
do”. Sobre esta sociedad lo demoníaco ejerce
un encanto innegable: la opción por el mal, la
glorificación de la rebelión...
P.: ¿Pero en cuales clases sociales ejerce
este encanto?
R.: En todas, ninguna excluída. Si supiera
cuantos médicos acaban por venir a donde
nosotros los exorcitas. ¡Y cuantos profesiona–
les, industriales y deportistas famosos se dirigen
a los magos y hechiceros! Y los jóvenes, ¡que
>>Al final la Virgen nos revela el porque de
todo lo que dijo. Quiere que nos volvamos sus
testigos
, para que los hombres conozcan, a
través de nosotros, su bondad materna, que
tiene la fuerza de alejarlos de una vida insensata
y de atraerlos al reino del amor. ¡Qué empeño
Ella nos dá! Por esto nos asegura que está con
nosotros y que nos bendice a todos.
Mensaje muy sabio y práctico de una
incomparable educadora: la suya es una
dirección espiritual simple y válida para todos,
que vá al centro de los problemas para hacernos
crecer según Cristo, sin tantas inútiles palabras.
Es verdad lo que escribe un amigo (Nicola
B.) que “los mensajes de la Virgen junto con la
Palabra de Dios valen más que todas las otras
devociones, aunque bellas, porque de esos
brotan decisiones concretas para Dios en las
opciones de la vida de cada día. d.A.
El Card. Idelfonso Schuster, habiendo
escogido el estar únicamente en Dios, aún en el
remolino de la actividad apostólica como pastor
de la más grande diócesis del mundo (Milán),
confesò la idea guía de su vida: “El ser perfectos
y el copiar en nosotros las bellezas del Padre,
no es obra facultativa sino obligación, y antes
o después, en el lecho de muerte, debemos
darnos cuenta que era el unum necessarium , y
que no nos quedaba otra cosa que hacer en esta
tierra”. Será beatificado el 12 de Mayo.
EDICIONES EXTRANJERAS
Eco en inglès: Echo of Medjugorje, Cas.
Post. 27, 31030 Bessica, Treviso, Italia; Francès:
Echo de Medjugorje, 18 Allée Thévenot, 39100
Dole, Francia; Alemàn: Echo aus Medjugo–
rje,Cas. Post. 149,I-46100 Mantova; Español:
Roger Watson, c/o Cas. Post. 149,I-46100
Mantova, Italia; Catalàn: Amics de Medj., C.
Carme 11 baixos 08700 Igualada - Cataluña,
España; Portuguès: a) en Portugal: Gilberto Co–
rreia, rua de Brito 24, 4915 Vila Praia de Anco-
ra, tel. 911181, Portugal; b) en Brasil: Servos da
Rainha Caixa P. 02576; 70279-970 Brasilia DF,
Brasil; Polaco: Czeslawa Mirkiewicz, ul.I.
Krasickiego 21/3,30-515, PL-Krakow-Podgorze,
Polonia; Holandès: Frank Strijhagen, Miseri–
cord/plein 12C-6211-XK Maastricht, Holanda;
Ruso: Dom Marii, Plotnikov 3, 121002; fax
007-095-2415057 Moscù, Rusia; Hùngaro: Fra–
ternitas, 1399 Buda–pest, p.f. 701/85, H, fax 36-
2176183; Rumano: Ecou din Medjugorje,
cas.post. 41-132 Bucarest, Romania; Albanés:
Jehona e Medjugorje-s L. 1p. 10 Lac Albania,
tel.-Fax 22442; Griego: Sor Despina de la St.
Croix, 69 rue Epirou, Agia Paraskevi 15341,
Athenes, Grecia.
DISTRIBUIDORES - En Suiza: Nora
Kuenzli, Via Caressa, 6862 Rancate, Suiza -
Tel. 091/463469 - Donativos: Banca Raiffeisen,
Eco di Medj., 6862 Rancate, Suiza, CC 69-
1079-0 En España: Josè Luis Lopez de S.
Romàn, Ap. 246, Palencia. En U.S.A.: Peter Mi–
ller, P.O. Box 2720-230, Huntington Beach CA
92647, Ph 714-9637240 Fax 9631432; Ellis
Giovanna, 9809 Stoneybrook Dr., Kensington
MD 20895, Ph 301-5883198En Canadà: Giu-
seppe Bozzo, 8324 Nicolas Leblanc, Montreal
Que H1E 3W5 Australia: (en todos los idiomas)
Medjugorje Sentinel, P.O. Box 746 Pennant
Hills NSW 2120
“Recuérdate de tu misma carne”
Ayudas humanitarias - Hoy los hermanos
damnificados de Bosnia las necesitan más que
nunca, y sin embargo están más olvidados que
ayer.
Un portador de ayudas para todos:
“Llegamos a Bosnia del Norte, sobre Tuzla, en
donde hay situaciones alucinantes. Desnutrición
total. Los pobres más pobres no los hemos
descubierto todavía...” (Alberto Bonifacio).
* Abrid vuestros corazones a María
Reina de la Paz, el volumen de meditaciones
siempre válido, además que en las lenguas
principales (inglés, español, portugués, francés,
alemán e italiano) ha sido difundido en las
lenguas del Este (ruso 180 mil copias, polaco
135 mil, rumano 45 mil, después en checo,
húngaro, eslovaco y arabe). Pedirlo a la
Asociación Amigos de Medj., via Nirone 9,
20123 Milán, Italia.
* Un gracias a los maravillosos lectores
que sostienen con continuos donativos el peso
de Eco, sobretodo italianos, franceses, alemanes
e ingleses; y a los muchos distribuidores,
aque–llos que desde hace años perseveran en
el servicio con gran espíritu de sacrificio, y a
los nuevos; ¡bienvenidos y benditos sean todos.
* El Arzobispo Mons. Franic’ de Split nos
escribe agradeciendo de “Eco con letras
grandes, porque así puedo leerlo fácilmente”.
La misma satisfacción la podemos dar a los
ancianos y a los débiles de vista
: agrandando
personalmente para ellos.
* Traducción en sueco la está organizando
en Suecia el amigo Mario Frizzo, para que
“pueda llegar el mensaje materno a este pueblo
sediento de verdad, que necesita la Madre, ¡por
demasiado tiempo negada...! Que su Corazón
triunfe en Escandinavia”.
* Debemos renunciar, por falta de espacio,
a la correspondencia de los lectores. Nos
excusamos también con quién envía colabora–
ciòn, testimonios y señalaciones, no muy
inherentes a nuestro fin, y que no las ven
publicadas. Eco ahora se publica menos, por
tanto el material se acumula y no hay espacio
para otras cosas.
* Estamos conmovidos por las muchas
cartas de agradecimiento, de aplauso y de
testimonios que recibimos de todas partes.
Tres breves expresiones por todas: “Gracias,
Eco está bien como es. Se siente la verdadera
Iglesia, no secularizada” (Concettina E.P. de
Bari); “Eco es palabra verdadera de la Iglesia
Católica que aumenta nuestra fé” (C. Roy,
Canadá); “es una fiesta cada vez que llega”
escriben muchos.
* A los que han escrito, desaprobando,
cortésmente o no, a quién, en el nombre de
Jesús ha dicho cosas diversas de las posiciones
oficiales, quisiéramos decir: no seáis más
severos que Jesús mismo, que dijo: quién no
está contra nosotros está por nosotros
(Mc
9,40). Ni es según el espíritu de la Reina de la
Paz la intolerancia y la agrura contra los
comportamientos de los demás y los juicios
sobre las personas, que hay que dejar a Dios.
María, en Medj. nos ha enseñado a ser muy
benévolos con los que no tienen nuestra fé.
Podríamos jactarnos de estar en regla con la
verdad, y sin embargo la letra mata mas el
espíritu dá vida
(2Cor 3,6).
* En este mes, consagrado a María,
acerquémonos a Ella con corazón y confianza
de niños, descubriremos la potencia de su
intercesión y recibiremos el don que su Corazón
nos quiere dar: ¡el amor de Jesús! Que sobre
vosotros descienda la bendición del Padre, del
Hijo y del Espíritu Santo.