Actualizaciónes  | Medjugorje  | Mensajes  | Artículos y Noticias  | Videos[EN]  | Galería[EN] | Mapa del Sitio  | Sobre[EN]  | Libro de Visitas  | Enlaces  | Screensaver  | Wallpaper | Web Feed

www.medjugorje.ws » Eco de Maria Reina de la Paz » Eco de Maria Reina de la Paz 119 (Avril-Majo 1995)

Other languages: English, Deutsch, Español, Italiano
Download (61.4 KB )
background image
Abril-Mayo 1995 - La Pascua del Señor y nuestra - Eco de Maria, Cas. Post. 149, 46100 Mantova, Italia
A.11, N.4-5 - Exped Sub. Postal - Autor. Tribun. Mantova 13: 8.11.86 - Fax 0376/245075, ccp 1079946
Mensaje del 25 de Marzo de 1995:
Queridos hijos, hoy os invito a vivir la
paz en vuestros corazones y en vuestras
familias. Hijitos, no hay paz en donde no se
reza; y no hay amor en donde no hay fé.
Por lo tanto, hijitos, os invito a todos, a
decidiros hoy, de nuevo, por la conversiòn.
Yo estoy cerca de vosotros e, hijitos, os
invito a todos a venir a mis brazos, para
ayudaros, pero vosotros no queréis, y asì
Satanàs os tienta; y también en las cosas
màs pequeñas vuestra fé falta.
Por lo tanto, hijitos, rezad y mediante
la oraciòn tendréis la bendiciòn y la paz.
Gracias por haber respondido a mi
llamada.
Decidìos hoy
por la conversiòn,
refugiàos en mis brazos
Marìa nos invita de nuevo, en preparaciòn
de la Pascua Florida, a decidirnos por la
conversiòn
. Decidid de nuevo, pero hoy: Hoy,
si oiréis su voz, no endurezcàis vuestros
corazones
para no caer, como vuestros padres,
en el disgusto del Señor. Con pocas palabras
Marìa fotografìa nuestro ìntimo, que Ella vé en
la luz de Dios. Y por esto cada uno se siente
tocado por sus palabras.
Conversiòn es vivir la paz en nuestros
corazones y en nuestras familias. “Vivir” la
paz no es vivir en un nirvana de quietud
individualista, en la ausencia de toda necesidad
o deseo, como en las pràcticas orientales
ascéticas; es aceptaciòn dinàmica y alegre de
la voluntad de Dios, aùn ante los obstàculos y
las cruces, porque creemos que El conduce
todas las cosas, y sabe transportar también las
montañas. Y asì se vuelve una relaciòn de
amor, de armonìa, de atenciòn y de compren-
siòn hacia los demàs, es decir en familia.
La paz viene de la oraciòn, con la cuàl
nos sometemos a Dios; en ella El nos transmite
su paz y nos hace comprender lo que es
necesario para nuestra paz. En donde no hay
oraciòn no hay paz sino inquietud, ansiedad y
divisiòn: no nos ilusionemos.
El amor viene de la fé en que Dios es
Padre que ama a todos, a los buenos y a los
malos. Hay que amar mucho al hermano porque
lo ama Dios. El, también por el peor, sacrificò
a su Hijo, que nos enseña a donar la vida por
los hermanos, y a hacer a los demàs lo que
quisiéramos que nos hicieran a nosotros.
Si no hay oraciòn estàs agitado porque
cada cosa negativa te envuelve. Si no hay
estàs en la obscuridad y no puedes ver al
hermano que tienes que amar, sino solo a tì
mismo, y tropiezas con todo.
Asì Marìa revela la raìz de la falta de paz
y de amor. Si en tì no hay paz y no cultivas el
amor, no cuentan las bellas palabras y las
màscaras de oro: tu religiosidad es un castillo
en las nubes.
Pero la Mamà, ante estas cosas que nos
pide, no nos deja solos. Es màs, nos espera en
sus brazos abiertos para sustraernos a Satanàs;
Si habéis resucitado con Cristo, buscad las cosas de arriba
Anastasis ò Resurrecciòn - como fué realizada en la Comunidad Cenàculo de Medj
(Eco 117)
Yo estoy con vosotros, venid a mis brazos.
¿Quién està en los brazos maternos si no los
pequeños? Hagàmonos pequeños y abracé-
monos a Ella como niños que se estrechan a la
mamà cuando tienen miedo de los extraños.
Pero vosotros no queréis venir. En este
dìa glorioso de la bajada de Dios en su regazo,
Marìa nos invita, como siempre, a alegrarnos
con Ella, pero nos hace una llamada seria y
grave, con los mismos acentos que usò con
Mirjana, y con las tristes señales de las làgrimas
en Italia.
Cada mamà tiene una intuiciòn particular
para entender el riesgo que, sin Ella, pueden
correr los propios hijos. Solo los hijos que
estàn en la casa, ignorando el amor, como el
hijo mayor de la paràbola, no entienden la
ansiedad amorosa, la angustia, la pasiòn y las
làgrimas de Marìa, madre de todos, por los
muchos hijos que van perdiéndose desconsi-
deradamente.
Sin Ella estamos a la merced de Satanàs,
que nos tienta en las pequeñas cosas para
hacernos caer después en las grandes, hasta la
falta de la fé
, que se vuelve solo teòrica.
Su poder nefasto, influencia a todo y a
todos, para arrollar toda defensa con su poder
seductor
(2Tes 2,10-11) para inducir al error,
también a los elegidos, si es posible.
También
demasiado nos damos cuenta de que estamos
en “su siglo”.
Por lo tanto necesitamos una coraza
impenetrable para protegernos: Su Corazòn
Inmaculado. Consagrémonos a El cada dìa;
entremos en El para rezar dignamente, y
haremos una verdadera Pascua Florida. Y
tendremos la bendiciòn y la paz de Dios.
d.A.
Que arrebate, Oh Señor,
la ardiente y dulce fuerza de tu amor,
mi mente de todas las cosas que estàn bajo
el cielo, para que yo muera por amor de tu
amor, asì como tù te dignaste de morir
por amor de mi amor. ( S. Francisco).
Marìa: Vuestro corazòn està duro
ante el amor de Dios
Si amàis no tendréis ningùn
miedo por el futuro
Asì le dijo la Virgen a Mirjana en la
apariciòn en su cumpleaños, el 18 de Marzo:
“Queridos hijos, como Madre, desde hace
tantos años os enseño la fé y el amor de Dios,
pero vosotros no habéis demostrado gratitud
hacia el querido Padre, ni lo habéis glorificado.
Os habéis vuelto vacìos y vuestro corazòn està
duro y sin amor por los sufrimientos de vuestro
pròjimo. Yo os enseño el amor y os muestro
cuanto el querido Padre os ha amado, pero
vosotros no lo habéis amado. ¡El sacrificò a su
Hijo por vuestra salvaciòn, hijos mìos!
Si no amàis no reconoceréis el amor de
vuestro Padre. No lo reconoceréis porque Dios
es amor.
Amad y no tengàis miedo porque no
hay temor en el amor
(1JN 4,18). Si vuestros
corazones estàn abiertos al Padre y llenos de
amor por El, ¿por qué tener miedo de lo que
vendrà? Tienen miedo los que no aman, porque
se esperan el castigo y saben que estàn vacìos
y duros. Yo os conduzco, oh hijos, hacia el
Amor, hacia el querido Padre, hacia la vida
eterna. La vida eterna es mi Hijo (JN 17,3)”.
La Virgen vino a las 3:15 P.M. y se quedò
con Mirjana por 10 minutos. La oìmos rezar
conmovida junto con la Virgen tres Padre
Nuestro y tres Gloria: uno - explicò después -
por los que no conocen todavìa el amor de
Dios, el segundo por las almas del Purgatorio,
el tercero por los presentes. Cuando la Virgen
se fué Mirjana no pudo esconder su pena.
Después le confiò a P. Slavko: “Hice tres
preguntas a la Gospa y tuve la respuesta. Ella
no estaba contenta como las otras veces. Me
hablò de los secretos, pero no puedo decir
nada. Lloré porque para mì es amarga su
partida.
Cuando estoy con Ella hay plenitud en mì;
cuando se và me doy cuenta de estar en la >
119 - (ECO 120 SE PUBLICARA' EN JUNIO)
background image
>tierra, como abandonada. Lo sé que no estoy
abandonada, peor mientras tanto Ella se fué.
Es tan dura para mì su partida que si se
repitiera màs frecuentemente no sabrìa como
resistir... Entendì esta mensaje como un
mensaje de amor y de consuelo. No tenemos
nada que temer si en nosotros hay amor”.
Interrogada después por la que escribìa
precisò que “la Virgen no ha anunciado nada
de feo sino que ha querido responder a todos
los que preguntan con ansias si la Virgen
hablò de los que sucederà en el futuro. No es
bien hacernos estas preguntas sino que
tenemos que vivir hoy en el amor: esta es la
ùnica cosa importante”.
(Noticias recibidas de A. Bonifacio)
Valéis màs que muchos gorriones...
¡Ni siquiera un cabello os serà quitado!
Encontramos en el mensaje de Mirjana y
en sus explicaciones el vertiente entre quién
cree en el amor del Padre y quién vive solo
para esta vida. ¿Temes los acontecimientos
del futuro? ¿los secretos? ¿ò que las làgrimas
de sangre anuncien catàstrofes y no amor
materno? El miedo del futuro es de quién vive
encerrado en la vida de acà abajo, sin
esperanza en otra cosa (aunque diga que
cree), como si todo tuviera que terminar
aquì. Y solo teme estos bienes y no de perder
el verdadero Bien. En cambio, quién sabe
que el Padre tiene en las manos su vida y que
la conduce, no teme: Valéis màs que muchos
gorriones... y aunque el mundo estuviera en
el terror, reconocerà y proclamarà el Amor.
Jubileo 2000:
preparar el regreso
de la humanidad a Cristo
En la carta apostòlica Tertio millennio
adveniente, tan simple y tan profética, el Papa
pone a Cristo como centro al cuàl hacer convergir
la humanidad en este ùltimo, atormentado, re-
sto del siglo, afirmando con S. Pablo: Nuestra
salvaciòn està màs cerca ahora que cuando
abrazamos la fé
(Rom 13,11)
Juan Pablo II le pide a los cristianos,
envejecidos, cansados, a veces desalentados,
que se vuelvan contemporàneos del Cristo del
Evangelio, que vuelvan a descubrir el vigor y el
ardor de los tiempos apostòlicos - escribe el
Card. Etchegaray, Presidente del Comité del
Jubileo. La Iglesia tiene que hacer surgir su
figura original. Una Iglesia que tuviera que
enseñar ùnicamente lo que el mundo puede
aprender solo se volverìa ràpidamente una Iglesia
insignificante, ni siquiera serìa màs la Iglesia.
De una parte a la otra de su carta el Papa
recuerda que el futuro le pertenece a Cristo: En
El el Padre dijo la palabra definitiva sobre el
hombre y su historia. Cristo es el cumplimiento
del anhelo de todas las religiones del mundo y,
por esto mismo, es el ùnico y definitivo arribo.
Tal es el eje central de nuestra fé que el S.
Padre, en nombre del Evangelio mismo, quiere
reforzar y hasta enderezar en la Iglesia que
marcha hacia el 2000. Màs que una fuga adelante
hacia lo ignoto, se trata de un regreso a las
fuentes de la salvaciòn... Un semejante pasaje
de época de un milenio al otro es como un
pasaje del Mar Rojo, una gran Pascua, pero para
toda la humanidad: Efectivamente, Jesùs es en
un cierto sentido propiedad de toda la
humanidad.
Un trienio “trinitario” prepara
el Jubileo del 2000
He aquì como el Papa, al final de su carta,
traza el camino que tiene que conducir la Iglesia
al gran Jubileo.
1995-96: Pedir la intercesiòn de todos los
SANTOS: por esto serà rectificado el
Martirologio Universal con particular atenciòn
a los santos casados y ecuménicos.
1997: JESUCRISTO - “Hay que hacer
resaltar el caràcter destacadamente Cristològico
del Jubileo, que celebrarà la encarnaciòn del
Hijo de Dios, misterio de salvaciòn para todo el
género humano: JESUCRISTO, UNICO
SALVADOR DEL MUNDO, AYER, HOY Y
SIEMPRE.
Objetivo principal del Jubileo: dar nuevo
vigor a la fé y al testimonio de los Cristianos,
despertar un verdadero anhelo de santidad.
Volver a descubrir la Catequesis acerca de la
persona de Jesùs y del misterio de la salvaciòn.
Marìa, contemplada en el misterio de su divina
maternidad”.
1998: EL ESPIRITU SANTO - “La
Encarnaciòn se cumpliò por obra del Espìritu
Santo. Entra en los empeños principales de la
preparaciòn del Jubileo el volver a descubrir la
presencia y la Acciòn del Espìritu Santo, que
actùa en la Iglesia, ya sea sacramentalmente que
a través de muchos carismas, tareas y ministerios
por El suscitados para el bien de la misma. Para
nuestra época es también el agente principal de
la nueva Evangelizaciòn, renovando la
esperanza en el adviento definitivo del Reino
de Dios.
Marìa que concibiò el Verbo por obra del
Espìritu Santo, y que después en toda su
existencia se dejò guiar por Su acciòn interior,
serà contemplada e imitada durante este año,
sobretodo como la mujer docil a la voz del
Espìritu...”
1999: DIOS PADRE - Hay que “dilatar
los horizontes del creyente segùn la perspectiva
misma de Cristo: la perspectiva del Padre que
està en los cielos, por el cuàl fué mandado y al
cuàl regresò.
Toda la vida cristiana es como una gran
peregrinaciòn hacia la casa del Padre: un cami-
no de verdadera conversiòn... que ponga en
resalte la virtud teologal de la caridad, que
subraye màs decididamente la opciòn preferen-
cial de la Iglesia por los pobre y por los
marginados. Marìa Ss.ma., hija escogida por el
Padre, estarà presente a la mirada de los creyentes
como ejemplo perfecto de amor , ya sea hacia
Dios que hacia los hermanos...”
2000: el año Eucarìstico - “La celebraciòn
del gran Jubileo tendrà lugar contempo-
ràneamente en Tierra Santa, en Roma y en las
Iglesias locales del mundo entero. Objetivo de
esta celebraciòn: LA GLORIFICACION DE
LA TRINIDAD, de la cuàl viene todo, y a la
cuàl todo en el mundo y en la historia se dirige.
Pero siendo Cristo el ùnico camino de llegada
al Padre, para subrayar su presencia viva y
salvadora en el Iglesia y en el mundo, tendrà
lugar en Roma, en ocasiòn del Gran Jubileo, EL
CONGRESO EUCARISTICO INTERNA-
CIONAL.
EL DOS MIL serà un año intensamente
EUCARISTICO: en el Sacramento de la
Eucaristìa el Salvador, encarnado en el regazo
de Marìa hace veinte siglos, continùa a ofrecerse
a la humanidad como fuente de vida divina...”
Y después la visita a los lugares santos que se
encuentran en el camino del pueblo de Dios, a
partir de los lugares de Abraham y de Moisés,
a través de Egipto, el Monte Sinaì, Damasco,
Belén, Jerusalén (cita con los Hebreos y los
Musulmanes). Y después el gran encuentro
pancristiano: ¿En el Sinaì?
Confiarse a Marìa - “Confìo este empeño
de toda la Iglesia a la intercesiòn celestial de
Marìa, Madre del Redentor. Ella, la Madre del
Bello Amor, serà para los cristianos, encamina-
dos hacia el Gran Jubileo del Tercer Milenio, la
Estrella que con seguridad guìa los pasos al
encuentro del Señor...” * *
El Papa: “El trabajo es esclavitud
sin la vida espiritual”
En el acostumbrado encuentro con el mundo
del trabajo, en la fiesta de S. José, el S. Padre, en
el Molise, Italia, celebrò en el Santuario de la
Dolorosa de Castelpetroso (IS) y explicò el caso
humano de S. José, viendo en eso una perfecta
realizaciòn de la vida de oraciòn, en donde Dios
toma las iniciativas, libres y sorprendentes, y el
hombre obedece de corazòn, saltando las propias
ideas y valoraciones... Es la misma posiciòn del
corazòn de Moisés (2° Lectura), tendido a la
escucha de lo que Dios decìa para hacerse conocer
y mostrar su voluntad (Ex 3,1-15).
Por esto cada actividad del hombre se vuelve
buena si el corazòn està en la oraciòn, es decir,
dispuesto a escuchar antes que todo al Señor.
También el trabajo hace parte del plan di-
vino, pero va respetado en su “dimensiòn
espiritual, y en un cierto sentido divina, que lo
revela como continuaciòn de la obra amorosa
del Creador y hace comprender y aceptar los
aspectos penosos en la luz del misterio pascual
de Cristo”. El hombre trae fruto, en la vida, si
se somete a la voluntad ordenadora de Dios,
que no descuida nada para que sus hijos alcancen
el fin por el cuàl los ha creado.
El S. Padre hablò del Evangelio del trabajo,
encontrando en la Biblia una imagen vàlida
para hoy: “el Faraòn, es decir el capitalismo
que explota el trabajo de los hombres alejàndolos
de la vida familiar y del servicio de Dios. Es
justa una lucha por una verdadera justicia social,
que consiste en el reconocimiento de la dignidad
del trabajo humano, en una ecua remuneraciòn
y en adecuadas intervenciones en favor de los
que, aùn no queriéndolo, se encuentran en la
precaria y envilecedora situaciòn de desocu-
pados”.
Ampliando el discurso del Papa podemos
decir que la vida espiritual es “como un
renovado ofrecimiento de Alianza de parte de
Dios, el cuàl es clemente y compasivo, tardo a
la còlera y lleno de amor
(Sal 102). La gracia
del Señor, su infinita misericordia, nos empeñan
- como particulares y como comunidad - a
cultivar la planta de la vida espiritual, a cavar a
su alrededor con la penitencia, y a echarle el
abono de la Palabra de Dios para que dé frutos
para el futuro (Lc 13, 8-9)”.
Es claro para todos cuanto estrecha sea la
relaciòn entre el magisterio de Juan Pablo II y
la escuela de Marìa. Una relaciòn que no està
solo a nivel de contenidos sino que saca de una
raiz de comuniòn màs profunda.
El Papa, en la celebraciòn en el Santuario de
la Dolorosa, recordò aquel extraodinario vìnculo
de fé y de sufrimiento que lo une a la Madre
Dolorosa”. Invocàndola al final de la homilìa,
rezò para que Ella “nos obtenga frutos
abundantes de justicia y de paz, comiendo el
mismo alimento espiritual y bebiendo de la
roca espiritual... que era Cristo
(1 Cor 10,4).
Cristo queda como la roca de cuyas aguas
bebemos también nosotros” Esto busca Marìa
en quién escucha sus mensajes: la comuniòn
profunda con sus intenciones, que significa
convertirse a sus puros deseos de primacìa de la
fé, de la comuniòn y de la oraciòn.
Al final le pide a la Virgen de proteger a
todas las mujeres que trabajan en la casa, como
Ella, que podrìa ser considerada una mujer
casera, y como tal, modelo de todas las mujeres
que son las verdaderas artesanas de la casa:
"Obtén para ellas el ser cristianamente sabias,
expertas de oraciones y de humanidad, fuertes
en la esperanza y en las tribulaciones, artesanas
de la Paz auténtica, como Tù".
¿Hoy es peligroso ir a Medj.? ¿Quién lo dijo?
Es inaudito. ningùn viaje a Medj. ha sido nunca
molestado, ni siquiera durante la guerra; ¡mucho
menos ahora! No olvidemos: en Medjugorje la
Virgen nos espera en sus brazos”.>
Por la costa sdriàtica: Pullman diario desde
background image
Trieste, al lado de la Estaciòn de tren, a las 6:OO
P.M. y llega a Medj. a las 8:00 A.M.; vuelve a parit
de Medj. a las 6:00 P.M. y llega a Trieste a las 8:00
A.M. US $ 80.00 ida y vuelta; tel. 040-425001.
Validez 10 dìas. Via mar, viaje econòmico y
reposante: desde Ancona, Italia, los lunes y los
miércoles (9:00 P.M.), el viernes (8:00 P.M.);
llegada a Split a las 7:00 A.M. El pullman lleva
enseguida a Medj. Regreso de Split a Ancona:
domingo (8:30 P.M.), martes y jueves (9.00 P.M.).
Llamar en Ancona al nùmero O71-202033-55218.
El Corazòn de Marìa nos llama:
Todavìa es tiempo de misericordia
El Obispo Paul M. Hnilica que, como es
sabido, ha dedicado su vida a la difusiòn del
mensaje de Fàtima, escribiò una carta larga a
los grupos de oraciòn marianos para que, en
ocasiòn de la Cuaresma, acojan la llamada a la
conversiòn por medio de la consagraciòn al
Corazòn Inmaculado de Marìa. “... Ahora el
Señor viene todavìa a través de una extraor-
dinaria efusiòn de su Verdad y Misericordia
para renovar el mundo y su Iglesia, que necesita
tanto esta nueva Pentecostés para volverse a
levantar de la profunda crisis en que se encuentra,
y que no podemos esconder a nuestros ojos
porque se vé por todos lados...
Innumerables son las voces proféticas que
el Señor ha despertado en este siglo, para
anunciar el acercarse de una gran purificaciòn
para el mundo entero... Dios no quiere
asustarnos, pero tampoco puede quedarse
indiferente ante el multiplicarse de los
escàndalos que no perdonan ni siquiera a la
Iglesia... Estamos lejos, como Iglesia en su
totalidad, del haber tomado en serio la solicitud
de la Virgen de establecer en el mundo la
devociòn y la consagraciòn a su Corazòn
Inmaculado,
como ùnica soluciòn a los
problemas del mundo y de la Iglesia... Aunque
la consagraciòn de Rusia y del mundo se han
hecho y han provocado la caìda del comuni-
smo, todavìa hoy Rusia representa una amenaza
para la paz en el mundo porque no ha recibido
de parte del Occidente aquella ayuda espiritual
y material con la cuàl curar las llagas producidas
por 70 años de ateìsmo...
El mayor peligro denunciado por Marìa en
Fàtima es sin duda la perdiciòn eterna, como
Ella mostrò a los niños: Mirad cuantas almas
de pecadores van al infierno, porque son pocos
los que se sacrifican por ellos.
En la nueva
evangelizaciòn del Corazòn Inmaculado de
Marìa estamos llamados para ser, con Marìa
co-redentora, apòstoles del nuevo adviento,
haciendo de nuestras vidas una señal de
conversiòn y de salvaciòn de los que no conocen
el amor de esta Madre... hagàmonos pequeños
y humildes de corazòn para dejar correr a través
de nosotros la gracia salvadora de Dios, que el
pecado de orgullo impide...
Nosotros, los pequeños hijos de Marìa co-
redentora, somos la ùnica esperanza para Ella
que està buscando aquellos justos necesarios
para salvar al mundo... Estamos llamados para
completar en nuestra carne lo que le falta a la
pasiòn de Cristo,
es decir para aceptar las
cruces y los sacrificios para la salvaciòn de los
pecadores...
Quisiera concluir recordando un ejemplo
del cuàl fuì testigo y que me marcò para toda la
vida. En el 50° Aniversario fuì a Fàtima en
peregrinaciòn con Pablo VI, y en la tumba de
Jacinta vì a Sor Lucìa que lloraba amargamente.
El Obispo de Fàtima me dijo: “¿Sabes por qué
llora? Porque en el ùltimo encuentro que Lucìa
tuvo con Jacinta antes de su muerte la pequeña
vidente le recordò a Lucìa que se habrìa quedado
viva por largo tiempo para difundir la devociòn
al Corazòn I. de Marìa. Ahora Sor Lucìa llora
porque se siente fracasada porque el mensaje de
Fàtima no ha sido acogido como se pidiò...”
Déjale todo a Dios,
se curarà, resurgirà, fructificarà
P. Tomislav Vlasic’ vino entre nosotros el
dìa de S. José y guiò la Adoraciòn Eucarìstica,
el Rosario y la S. Misa. He aquì algunos de sus
pensamientos.
Seguir a Jesùs por 40 dìas segùn el recorrido
indicado por la Iglesia quiere decir estar 40 dìas
en un proceso de curaciòn y de resurrecciòn.
Este es el sentido litùrgico de la Cuaresma. El
punto fundamental es este: Dios le dà la respuesta
al hombre que gime, que sufre, que no se siente
redimido. Veamos ahora que gemidos hay en
cada uno de nosotros y a nuestro alrededor: a
nivel personal, a nivel familiar, a nivel polìtico
y mundial... Dios entra en nosotros y responde
a estos gemidos. Participar a la obra de Jesùs es
escuchar y comprender que Dios responde a
nuestros gemidos.
Si no escuchamos y si no entendemos que
Dios responde, nos quedamos en nuestro dolor
como niños enfadados, como personas
afectivamente inmaturas, que van un poco por
acà y un poco por allà; podemos mirar con
perplejidad todos los problemas de la sociedad,
de la Iglesia y del mundo, ver solo los detalles,
¡pero no entender nada! Hoy el Señor quiere
que escuchemos y que entendamos su respuesta,
encaminàndonos hacia la salvaciòn. Sin esto no
podemos entender lo que significa la oraciòn, la
penitencia y lo que quiere decir seguir a Jesùs.
En la primera lectura (Es 3,1-8; 13-15)
hemos escuchado como Dios toma la iniciativa
con el pueblo de Israel; y es siempre El el que
toma la iniciativa también con cada uno de
nosotros. Tomad esta actitud con este
presupuesto: dentro de vosotros actùa Dios, su
Espìritu Santo gime dentro de vosotros, El
quiere la salvaciòn màs allà de nuestras
capacidades, de nuestras esperas, asì como se
presentò a Moisés.
¿Qué hace Moisés? ¡Escucha! Cuando vé el
zarzal ardiendo, Dios le dice: No te acerques,
quìtate las sandalias de tus pies porque el
lugar en que estàs es tierra sagrada.
Para
nosotros esto significa quitar todo ante Dios:
nuestros problemas, los pensamientos, los
proyectos, las preocupaciones, nuestra justicia
y nuestra lògica. Solo asì podremos acoger la
respuesta de Dios. Jesùs dijo que si quitaremos
todo y nos confiaremos en Dios nos serà dado
lo que nos sirve, nos serà dado lo que es justo
para nosotros.
Ante Dios, en la oraciòn, tenemos que quitar
todo, asì como Moisés se quitò las sandalias y
se postrò. La postraciòn de los religiosos y de
las religiosas ante el Altar en el momento de la
profesiòn solemne, significa el abandono total
y la renuncia de todo: es la elecciòn de Dios.
Esta actitud es necesaria en cada uno de nosotros
para que podamos acoger la presencia de Dios
y su salvaciòn. ¡Moisés lo hizo! Y Dios se
revelò: ¡Yo soy el que soy. Yahveh! Dios puede
hablar en el mismo modo al alma que se ha
quitado todo. Lo que consideramos util para
nosotros mismos a menudo son ìdolos,
màscaras, ò el modo de concebir a Dios.
La verdadera imagen de Dios que se
manifiesta no puede penetrar nuestra alma, no
puede alcanzarnos porque hay muchos dioses,
tantas preocupaciones, tantos valores, tantas
prioridades en nuestra vida; hay que quitar
todo. Y asì Dios se puede manifestar como es.
¿Como es Dios? En la Biblia Dios vino para
salvar al pueblo de Israel porque habìa escuchado
sus gemidos: Dios se presenta siempre como
Aquel que salva, que cura, que resucita, que dà
la vida divina y no la de los falsos profetas o de
la televisiòn. Cuando Dios se manifiesta al
hombre dà una vida plena, no puede fallar
dentro de nosotros porque nos dà todo. Cuando
un alma quita todo, se abre a un encuentro con
Dios; solo entonces El comienza a construir en
aquella alma un mundo nuevo y una nueva
sociedad.
¿Por qué se apareciò la Virgen? ¿Por qué
aparece en muchos lugares? No por las
peregrinaciones o para hacernos encontrar a los
videntes, ò para buscar “cositas”, sino para
conducirnos a la experiencia del Dios verdadero.
La crisis de la sociedad que os hace preocupar
resultarà natural y necesaria para la purificaciòn
del hombre, para que entienda que tiene que
abrir los ojos: buscar a Dios y la vida en Dios.
Estos tiempos de pruebas tienen que existir y en
ellos hay que buscar la mano de Dios, Su
presencia, Su voluntad de salvar a cada uno de
nosotros y a la sociedad. Moisés se abriò a Dios
y fué capaz de conducir al pueblo.
Nadie diga que Moisés era una persona
particular porque, cada uno de vosotros lo es y
cada uno puede ser llamado para conducir la
propia familia, para vivir en armonìa con el
cònyuge, ò para cualquier otra tarea. A cada
uno le ha sido dada la gracia; y si nos abrimos,
si quitamos nuestras cosas y le permitimos a
Dios de manifestarse como Aquel que conduce
a la salvaciòn, estaremos en grado de guiar a los
demàs en las situaciones cotidianas, en lo que
està presente en la sociedad. Dios quiere
conducir las almas, quiere salvarlas: ¡esto es
bellìsimo y seguramente en esta inciativa suya
no fallarà! Beatos los que quieren comprender,
estar abiertos y ser conducidos por Dios.
En nuestra vida tiene que suceder lo que le
sucediò al pueblo de Israel y a los Apòstoles
cuando comprendieron que tenìan que partir,
superar la dureza de sus corazones y tener
confianza. Los hebreos superaron el problema
del Mar Rojo; ¿Vosotros no habéis encontrado
nunca un Mar Rojo en vuestra vida? Es el mar
de nuestros problemas que està puesto delante
de nosotros para que nuestra fé crezca. En
nuestro camino hay etapas que tienen que ser
superadas. ¿A qué sirven las oraciones, el ayuno
y la renuncia? Sirven a quitar todas nuestras
ideas y tensiones, a abrirnos a la salvaciòn para
ver a Dios dentro de nosotros, a oir su voz que
salva y que ¡no puede equivocarse!
En el Evangelio (Lc 13,1-9) Jesùs nos
habla de una cosa positiva: trae el ejemplo de
un higo que no daba frutos; El permitiò que la
tierra alrededor de eso fuera azadonada y después
fertilizada. Cuando Jesùs llama a la conversiòn
quiere decirnos: “Tù eres una planta que puede
dar frutos, he puesto dentro de tì todas las
gracias; si te sientes infeliz, descontento, arisco,
enojado, si odias, te estàs perdiendo. ¡Mìrate!
¡Comienza a azadonar adentro, a cultivar las
gracias! Si el hombre no se convierte y no
comprende que dentro de sì tiene toda la riqueza,
se perderà. Jesùs se entrega para cada uno de
nosotros.
Entonces, ¿qué es la conversiòn? Jesùs
quiere curar tu personalidad, tu vida, para que
te vuelvas un arbol frutal. La invitaciòn de esta
noche es una invitaciòn a la curaciòn, a una
vida màs fertil, màs feliz y realizada. Queridos
mìos, si esta noche comprendieràis estas palabras
para comenzar a ponerlas en pràctica, podréis
llevar la imagen de Dios Salvador, la imagen
verdadera. No hay ninguno de vosotros que no
pueda comenzar la realizaciòn de una vida feliz
y fertil.
¡Es bello ser cristianos! Pero es bello ser
cristianos cuando nuestro oìdo y nuestra vista
estàn curados, y se curan por medio de la
penitencia y de las renuncias; es decir, cuando
somos capaces de quitar las “sandalias”, de
quitar nuestras ideas, las perplejidades, y
postrarnos ante Dios, ante el Crucifijo, también
junto con la familia, para decir: “Héme aquì, te
confìo todo, Tù revélame Tu rostro, deseo
seguirte como Moisés y alcanzar la salvaciòn”.
Rezad, rezad, rezad por la curaciòn de vuestro
corazòn para que podàis acoger a Dios que se
revela en vuestra miseria. Aùn en donde
pareciera que fuera el final, allì Dios se revela
y dice: ‘“Héme aquì, vine para salvarte, para
conducirte a una tierra nueva, a una vida nueva”.
¡Recemos con alegrìa! Red
background image
espìritu de oraciòn. En Rouen desarrollò un
encuentro de oraciòn en la casa de las Beatitudes,
en donde fueron invitados muchos pobres y
enfermos. Uno de los hermanos, Esteban, tenìa
que ser operado del corazòn; después de la
oraciòn de P. Jozo volviò a encontrar sus fuerzas
y la ecografìa del dìa siguiente mostrò que no
habìa màs ni rastro de la enfermedad, con el
estupor de los médicos. La operaciòn fué
anulada.
P. Jozo concluyò su semana en Eslovaquia,
y el 27 de Marzo fué a Alemania; su programa
apostòlico para este año es impresionante.
* La Virgen reza en hebraico - En la
apariciòn que tuvo Marija en Medj. el 14 de
Marzo, la Virgen primero rezò en croata y
después en hebraico: esto sucede cuando estàn
presentes personas de “su” pueblo. Efectiva-
mente, aquel dìa estaba presente una joven
hebrea que se volviò catòlica. Pequeña señal
profética: en el plan de salvaciòn Israel y la
Iglesia son una sola cosa, y al final el pueblo
elegido reconocerà a Cristo; ademàs la Virgen,
en sus mensajes, no hace que repetir la palabra
de la Biblia, escrita en la lengua de su pueblo...
(Sacados del Diario de Sor Emmanuel)
* Confidencias del Obispo de Avellaneda:
!conviértete en el Podbrdo! - El Obispo
argentino Mons. Rubeiro H. de Monteo contò
de haber conocido en un viaje anterior a Italia
a familias de origen de su padre, entre los cuales
dos primos, uno comunista convencido y el
otro fascista declarado: con ellos no fué posible
dialogar. “Después de mucho tiempo supe que
se habìan vuelto fervientes catòlicos y cultores
de Marìa.
Después me contaron que habìan ido a
Medj., no porque estaban interesados sino solo
para acompañar a las esposas y tomar un poco
de vacaciones. Subieron por curiosidad a la
colina de las apariciones, vieron el juego del sol
y después, volteàndose hacia el Krizevac, vieron
la cruz en llamas. Quedaron tan impresionados
que desde la colina se fueron enseguida a la
iglesia. Allì, con la oraciòn y la confesiòn
comenzaron otra vida. Esto me ha impulsado a
venir aquì para agradecerle a la Virgen por
haber derramado su amor de mamà sobre mis
parientes”.
Humildad y caridad allanan el cami-
no de la unidad entre catòlicos y luteranos
“Las relaciones catòlico-luteranas, 30 años
después del Vaticano II, han hecho pasos de
gigante”, dijo el Card. Ratzinger en el convenio
ecuménico
que tuvo lugar en la Abadìa de
Farfa, en el 450° Aniversario del Concilio de
Trento. “El argumento sobre el cuàl se consi-
dera que no haya casi màs diferencias - afirmò
- es precisamente el de la doctrina de la
justificaciòn”, que fué la base del cisma prote-
stante. Cayeron también las excomunicaciones
y las condenas doctrinales de los luteranos
hacia la Iglesia catòlica - le escribieron al Papa
los evangélicos alemanes.
El diàlogo llevò un poco por todas partes a
la revisiòn de los prejuicios recìprocos y a
superar las incomprensiones. De este punto de
vista fué decisivo el viaje del Papa a las naciones
escandinavas. El mismo, recibiendo a los
participantes al convenio ecuménico, pudo
afirmar que “lo que tenemos en comùn es
mucho màs de lo que nos divide” e incitò a
redoblar los esfuerzos para que “en vista del
tercer milenio sea posible celebrar el Gran
Jubileo, si no del todo unidos, por lo menos
màs cercanos para vencer las divisiones del
segundo milenio. Mirando lo que ya se ha
obtenido - añadiò el Papa - tenemos confianza
en que el mismo Señor que ha comenzado en
nosotros la buena obra, la llevarà también a
cumplimiento
“ (Avvenire 14 y 15 Marzo).
VISTO EN MEDJUGORJE
Noticias de la tierra bendita
* Misiòn de P. Slavko en América - El
Padre regresò a Medj. el 13 de Febrero, después
de un mes de misiòn en América. Llevò una
palabra de confianza a Guatemala, tierra
desgarrada por 34 años de guerra, de terremotos
y de pobreza, en donde también muchos dan
testimonio de los beneficios de Medj. En
Salvador fué recibido por la familia del Presi-
dente. También en Ecuador, Perù y Chile guiò
numerosos encuentros de oraciòn ante
multitudes de fieles.
En Quito fué acogido por el Card.
Echeverrìa, quién demostrò gran interés por las
apariciones. En La Paz, Bolivia, 6000 personas
participaron al encuentro de oraciòn expresa-
mente autorizado por el Arzobispo Luis Sainz
Hinojosa. Tres dìas de oraciones en Paraguay
para 2000 personas: el Arzobispo de Asunciòn,
Benitez, como referimos en Eco 118, habìa
interpelado al S. Padre acerca de la misiòn en su
diòcesis de un sacerdote de Medj., y el Papa le
habìa respondido: “Autorizad todo lo que
concierne Medjugorje”
.
En Argentina P. Slavko guiò numerosos
grupos en Buenos Aires y en Còrdoba, en
donde encontrò también al Nuncio Mons. Julio
Calabrés, quién le expresò el deseo de venir a
Medj. En el camino de regreso tuvo también
dos encuentros de oraciòn en Italia.
* La nueva Conferencia Episcopal de
Bosnia-Herzegovina tuvo la primera sesiòn
desde 27 al 29 de Enero en Mostar: en el
comunicado oficial no se habla de Medj.
El Guardiàn franciscano de Mozambique,
P. Adriano Langa, vino a Medj. por primera
vez. En aquella tierra, que ha sufrido mucho
por el comunismo y ahora por la pobreza y la
droga, la Iglesia conoce bastante a Medj., aunque
la prensa no lo mencione. “Mis impresiones
sobre Medj. son muy positivas, admiro la fé de
los peregrinos y la obra de los franciscanos”.
* Ademàs de las comunidades citadas en
Eco 117, en Medj. se està terminando también
el proyecto Regina Pacis de la “Comunidad
Piergiorgio”
de Udine, Italia, para los enfermos
y los deshabiles de Bosnia-Herzegovina: trabaja
incansablemente don Onelio Ciani, ¡que cree
en la Providencia! (Comunidad Piergiorgio,
P.zza Libia 1, Udine, Italia.
* Sera realizado también el Pueblecito de
los niños por obra de P. Slavko, para acoger a
los niños huérfanos de guerra. (En Siroki Brijeg
surgirà un Colegio para niñas : serà dirigido
por las monjas Escolàsticas que en Mostar
vieron destruìda su casa).
(Del Press Bulletin, Medjugorje)
* La Cuaresma aquì se vive muy intensa-
mente: muchas personas viven por 40 dìas a
pan y agua. Dos veces a la semana se hace el
Via Crucis en la parroquia, después de la Misa.
Muchos suben al monte para rezar. En una
Cuaresma, Jelena habìa recibido esta locuciòn
para su grupo de oraciòn: Queridos hijos, du-
rante la Cuaresma deseo que sintàis en manera
particular la pasiòn de Jesùs. Solo asì podréis
resucitar con El. Deseo que entre vuestros
propòsitos para la Cuaresma el primero sea el
de ayudar a las personas que sufren.
(15.03.’90)
* El ùltimo viernes de Febrero recomenzaron
en la colina, ante la Cruz azul, los encuentros
de oraciòn
del grupo de Ivàn. Ahora se hacen
el martes (en vez del lunes) y el viernes. Laureen,
la esposa de Ivàn, està esperando un niño.
* P. Jozo llevò a cabo su misiòn en 6
iglesias de Francia. No hablò de “Medjugorje”,
palabra vedada..., sino de la Reina de la Paz,
despertando en las asambleas un profundo
Como P. Slavko explica
la señal de Medjugorje...
El 11 de Marzo, en un encuentro con los
peregrinos italianos bajo una de las tiendas
verdes, se le preguntò a P. Slavko si el llanto de
la estatuita de Civitavecchia fuese una señal. El
respondiò extendiéndose mucho màs allà del
hecho de las señales. Asì dijo en resumen:
Una vez Jesùs llamò a esta generaciòn
perversa y adùltera porque pedìa una señal
(Mt 16,4). Y sin embargo El mismo daba
señales, entonces no està contra las señales. El
sabe que podemos reaccionar positivamente a
las señales del Cielo. Lo que El condena es que
queremos “nuestras” señales y no las suyas.
Entonces El dijo: No se os darà otra señal que
la señal de Jonàs,
es decir, de su muerte y
resurrecciòn. Pero ellos no lo aceptaban porque
no querìan convertirse. Querìan señales que les
gustaran.
Asì es para Medj. Unos no pueden aceptarlo
porque las apariciones duran demasiado largo.
Otros porque los mensajes son muy simples y
no dicen nada de nuevo... Es por causa de
nuestro orgullo y de nuestra mentalidad que
decimos: Esto sì, esto no. También a Jesùs le
dijeron: ¡Baja de la Cruz y creeremos en Tì!
¿Pero que habrìan dicho su hubiera bajado de la
Cruz? Quizàs que colaboraba con el jefe de los
demonios, como cuando curò al ciego y mudo
(Mt 12,24). Faltaba la humildad y la abertura
para poder decir: Es precisamente El y lo
reconocemos. ¿Y por qué no aceptamos la
presencia de la Virgen? porque no hemos dicho
primero: Quiero entender, quiero darme cuenta
con mi cabeza; pero, queriendo aceptar la
voluntad de Dios hemos entendido también
que se trataba de mensajes verdaderos. No se
tienen que poner las propias condiciones: Si
Dios hace asì, bien y acepto; pero si no hace
como quiero yo, no creo.
La humilde disponibilidad es la que nos
abre la mente y el corazòn para comprender y
entrar en la voluntad de Dios, cualquiera que
esa sea. Y entonces es la verdadera paz. La
Virgen quiere evitarnos la lucha contra la
voluntad de Dios. A menudo nuestras oraciones
se reducen a luchar contra ella, buscando lo que
queremos. Si después no lo obtenemos
quedamos desilucionados. En un mensaje la
Virgen nos dice: Buscad a Dios, no por vuestras
necesidades sino porque os ama.
A menudo
vamos a donde Dios para recibir esto o lo otro,
y no porque es Padre. Y entonces, si recibimos,
bien; si no recibimos dejamos de rezar. Asì
encontramos gente amargada con Dios porque
han pedido algo por el propio egoìsmo y no lo
han obtenido. Dios no acepta estos juegos. A
veces se necesita golpear la cabeza contra la
pared para enmendarse.
Es facil decirle a Dios: ¡Ten piedad de mì!
Si tù ofendes a una persona puede ser que lo
reconozcas y le pidas perdòn. Pero es màs
dificil reconciliarse con el hermano que tiene
algo contra tì sin que tù lo hayas ofendido. Si es
el otro el que te ofende o te hace agravios, no lo
perdonas si no viene él a pedir perdòn, mientras
que tù mismo deberìas ser el primero a ir a
donde él para hacer paz, como quiere Jesùs,
antes de hacer tu donativo al altar. Y si tu
enemigo sufre, ¿tù estàs contento? ¡Cuanto
sufrimiento para una madre!
Si no queremos dejar las cosas malas que
nos destruyen, ¿como podremos dejar las cosas
en sì no malas pero que nos impiden de ser
libres? Tù dices: Marìa me pide el rosario, el
ayuno, la confesiòn... ¡después todo terminò!
No, Ella quiere tu crecimiento espiritual en la
libertad del corazòn. Es verdad y no es verdad
que la Virgen quiera estas cosas: quiere el
crecimiento interior, y estas cosas en cuanto
necesarias para eso.
Ya estamos en el 14° Aniversario de las
apariciones. Marìa nos pide que seamos
background image
misioneros, pero no solo para entregar el mensaje
como un cartero, que quizàs lo deja en el buzòn
si no te encuentra. Solo los que lo viven se
vuelven misioneros que llevan el mensaje.
¡Una madre no tiene nunca miedo!
¿La Virgen llora làgrimas de sangre?
¿Entonces anuncia tristes acontecimientos? Yo
soy la sierva,
dijo, ¡y soy vuestra Madre! Que
se indague también sobre la señal, pero cuando
una madre llora en casa no es por el futuro, para
asustar, sino que es por el presente de los hijos.
Es hoy que tienen que cambiar por su bien. Si
hablamos de acontecimientos dramàticos del
futuro nace un poco de alarma, y dos dìas
después se olvida todo. La Virgen quiere que tù
cambies hoy. Si un hijo en casa no perdona en
la noche, la madre no puede estar bien porque
ese hijo tiene una herida, y no podrà comenzar
bien el nuevo dìa. Si en cambio perdona, todo
pasarà y habrà paz.
¿El futuro? Depende de nosotros. Jesùs dice
de no pensar al mañana y de llevar cada dìa el
propio peso. La mamà està lejos de asustar: màs
bien amonesta, ayuda, no hace la profetisa de
desaventuras. Màs bien te pone en guardia. Si la
mamà le dice al hijo que maneja el coche: Pòn
atenciòn, no es que anuncia la catàstrofe sino
que lo ayuda a evitarla. Las personas viven ya
en el miedo. La Virgen quiere liberarnos del
miedo, aunque si vé que se necesitaràn las
pruebas para purificarnos. Un hijo no puede
acusar a la madre de no quererlo o de asustarlo
si lo tiene que llevar al hospital para una
operaciòn...
“Pero, padre, es bien decirle algo a la gente
que se comporta mal para asustarlos” oìmos
que decìan. Pero esto no ayuda. Hablando de
los drogadictos, ¿como se pueden ayudar?
¿Asustàndolos con las consecuencias que les
traeràn las drogas? Esto cuenta muy poco, pero
el amor sì que los convence: si uno ofrece la
vida por ellos, como Sor Elvira, para la cuàl
“un drogadicto es una perla que se cayò en el
fango”. Asì la Virgen nos enseña a amar en
modo maternal. El Papa en la carta del 8 de
Diciembre se dirige a las mujeres para que, con
su corazòn materno, se vuelvan operadoras de
paz. He visto en América Latina difundidos por
todas partes los grupos por la paz. Es precisa-
mente lo que quiere la Reina de la Paz, y nos
ayuda para que lleguemos.
La Virgen va adelante con su Armada...
La posguerra peor que la guerra - ¿Qué
se puede esperar cuando los polìticos, que
deberìan resolverla, tratan de la misma manera
a los agresores y a las vìctimas? ¿Qué podemos
esperar de un mundo en donde los intereses
polìticos y de grupo tienen un valor primordial?
¿En donde se mata para sacar ganancia? ¿En
donde el tràfico de armas es el comercio màs
ventajoso? ¿En donde los mismos negociadores
tienen interés en continuar las siempre inùtiles
tratativas porque ganan US $ 12.500.oo al dìa?
Pero la posguerra es peor que la misma
guerra. Ahora no tenemos destruìdas solo las
casas sino también las estructuras, el tejido
social y la moral ética. No hay màs Estado ni
autoridad: entonces he aquì que prospera la
mafia y el mercado negro.
El mercado de la droga se ha transferido
ahora aquì; y es mejor tener un infierno en la
casa que un hijo drogado. Aquì hay camino
libre para todos los criminales que colaboran
con las naciones que quieren la guerra. Y
después, odios, suicidios y locura estàn
destruyendo a los individuos y a las familias.
¿Pero la guerra se acabò de verdad o volverà a
comenzar todavìa? La Virgen nos ha prevenido,
pero no hacìa lo que algunos querìan, y por esto
no la han aceptado. Para estar aquì, o tanto o
poco, pretendìan que Ella tuviera el permiso de
ellos... * *
En confidencia con Vicka
La Virgen està a menudo triste,
pero en la esperanza
Si quieres ver a Vicka véte al Campo de la
vida, en donde pareciera que ella tiene morada
fija en la comunidad. La encuentras fàcilmente
en la cocina para ayudar a los jòvenes con su
experiencia de cocinera, ò en la sala de acogida,
que es el refectorio; siempre prorrumpe en
genuinas risotadas y sonrisas que contagian el
ambiente. Aquì todo habla de la Reina de la
Paz: Si buscas su semblante ven aquì.
Los jòvenes de la comunidad me invitaron
a almorzar, reservàndome en la mesa, con sor-
presa mìa, el puesto junto a Vicka. Sentado
codo con codo con ella se desarrollò entre
nosotros una conversaciòn espontànea que trato
de reasumir como mejor recuerdo, naturalmen-
te sin la revisiòn de la interesada.
P. ¿Tienes siempre las apariciones? R. Sì,
todos los dìas a la misma hora.
P. ¿En donde? R. En la casa ò donde me
encuentro, aquì o donde los enfermos cuando
voy a visitarlos.
P. ¿Es siempre igual, ahora como al prin-
cipio? R. Siempre igual pero el encuentro con
Ella es siempre nuevo, no se puede describir
con palabras y no se puede comparar con otros
encuentros, aunque sean con la madre ò con la
amiga màs buena.
P. Un guìa espiritual de los videntes en
Italia se sorprende de que los videntes de Medj.
no hablan nunca de una Virgen que llora o que
està triste.
R. No, a menudo la veo triste porque
las cosas del mundo no van bien. Yo lo he
dicho que en ciertos perìodos la Virgen estaba
muy triste (Lo escribimos también en Eco 116;
90, etc.). Llorò los primeros dìas diciendo: ¡Paz,
paz, paz!, pero ha llorado también porque los
hombres viven en el pecado o no comprenden
la S. Misa, o no acogen la Palabra de Dios. Pero
aùn si està triste Ella siempre quiere que no
miremos el mal, dà confianza en el futuro: por
esto nos llama a la oraciòn y al ayuno que todo
pueden.
P. ¿Qué hace la Virgen cuando se aparece?
R. Reza conmigo o me dice algo.
P. ¿Por ejemplo? R. Dice sus deseos,
recomienda de rezar por la paz, por los jòvenes,
de vivir sus mensajes para vencer a Satanàs que
trata de engañar a todos sobre lo que no vale; de
rezar para que se realicen sus planes, pide de
leer y de meditar cada dìa una paso de la
Biblia...
P. ¿No dice nada para tì personalmente?
R. Lo que dice para todos lo dice para mì
también.
P. ¿Y no pides nada para tì? R. Esta es la
ùltima cosa en que pienso.
P. ¿Cuando publicaràs la narraciòn que la
Virgen te hizo de su vida? R. Ya todo està listo
y se publicarà solo cuando Ella lo dirà.
P. ¿Vives en la casa nueva? R. No, siempre
en la vieja con mamà, papà y tres hermanos.
P. ¿Pero no tienen también una casa nueva?
R. Sì, pero esa es para mi hermano que tiene
familia y para otros dos hermanos con él.
P. ¿Vàs a Misa todos los dìas? R. Claro, es
la cosa màs importante. A veces voy a la iglesia
en la mañana, a veces aquì, a veces viene a mi
casa algùn sacerdote que celebra ante pocas
personas.
P. Vicka, tù, a diferencia de los demàs
videntes, no te casas. Esto te hace un poco màs
que todos. El matrimonio, para una persona
que està llamada, es un gran sacramento y hoy,
en medio a la decadencia de la familia,
necesitamos familias santas, como creo que
sean las de los videntes. Pero la condiciòn de
virginidad te pone màs cerca del modelo de los
videntes que tenemos ante los ojos, como
Bernardette, los pastorcillos de Fàtima,
Melania de La Salette, que se consagraron
completamente a Dios...
R. ¿Vés? Mi estado
me permite de estar siempre a disposiciòn de
Dios y de los peregrinos para un testimonio, no
teniendo otros vìnculos que me lo impiden,
como cuando uno tiene una familia...
P. Por esto te has vuelto la vidente màs
buscada y frecuentada. He oìdo ahora que iràs
a Africa con P. Slavko: ¿ò prefieres estar en la
casa?
R. Yo no prefiero nada. Me es indiferente
ir o quedarme. Para mì vale lo que querrà el
Señor, es igual estar aquì o estar allà. (Y aquì,
con toda la vehemencia de su hablar, sazonado
con la sonrisa, quiere hacernos entender que
tiene prisa de ir a donde quiere Dios).
P. ¿Ahora estàs bien? R. Muy bien -
responde - (y efectivamente se le nota un buen
aspecto fìsico). El brazo se curò, no siento màs
ningùn mal. (Y después de haber gustado un
buen plato tìpico de Bérgamo... y un hermoso
pez asado, và a dar una mano en la cocina, en
donde hay que hacer... para la alegre brigada de
60 comensales, entre jòvenes y huéspedes).
Otras confidencias de Vicka - P. ¿La
Virgen dona las mismas gracias hoy como al
principio?
R. Sì, todo està en que nosotros
estemos abiertos para recibir lo que Ella nos
quiere dar. Cuando no tenemos problemas nos
olvidamos de rezar. En cambio cuando hay
problemas corremos a donde Ella para obtener
ayuda y para resolverlos. Pero antes que nada
tenemos que esperarnos lo que Ella desea darnos;
después le diremos lo que necesitamos. Lo que
vale es la realizaciòn de sus planes, que son los
de Dios, no nuestras intenciones.
P. ¿Qué dices de los jòvenes que sienten el
vacìo y la absurdidad total de sus vidas? R. Es
porque han puesto en segundo plano lo que
tiene un verdadero sentido. Tienen que cambiar
y reservarle a Jesùs el primer puesto en sus
vidas. ¡Cuanto tiempo perdido en el bar o en la
discoteca! Si encontraran media hora para rezar
el vacìo cesarìa.
P. ¿Pero, como hacer para darle el primer
puesto a Jesùs? R. Comenzar con la oraciòn
para aprender a conocer a Jesùs como persona.
No basta decir: creemos en Dios, en Jesùs, que
se encuentran en algùn lado ò màs allà de las
nubes. Tenemos que pedirle a Jesùs que nos dé
la fuerza de encontrarlo en nuestro corazòn,
para que entre en nuestra vida y nos guìe en
todo lo que hacemos. Después progresar en la
oraciòn.
P. ¿Por qué tù hablas siempre de la Cruz?
R. Una vez Marìa vino con su Hijo crucificado.
¡Basta ver una vez hasta qué punto sufriò por
nosotros! Pero nosotros no lo vemos y
continuamos cada dìa a ofenderlo. La Cruz es
algo grande también para nosotros, si la
aceptamos. Cada uno tiene su cruz. Cuando se
acepta es como si desapareciera, y entonces se
siente hasta que punto Jesùs nos ama y que
precio pagò por nosotros.
También el sufrimiento es un don muy
grande, del cuàl tenemos que estar agradecidos
a Dios. El sabe porque nos lo ha dado y también
cuando nos lo quitarà; pide nuestra paciencia.
No digas: ¿Por qué precisamente a mì? No
sabemos el valor del sufrimiento ante Dios:
pidamos la fuerza de aceptarlo con amor.
Nuestra Madre celestial nos indica un ca-
mino materno: su escuela es una escuela de
Madre, y no se puede ser madre si no se es
simple.
Eco de Marìa Reina de la Paz se encuentra
en todas las lenguas principales en Medj. en la
tienda de souvenirs afuera de la iglesia, a la
izquierda, junto a la casa parroquial, y también
en la Comunidad Cenàculo, después de
Bijakovic; el depòsito està en el Centro
informaciones MIR, apenas se pasa el puente,
yando hacia la iglesia, a la izquierda.
background image
Las làgrimas de Marìa:
antes de negar examinémonos
por si acaso es una señal para
nosotros
La primera reacciòn en muchos ambientes,
catòlicos y no, fué la de poner todo en ridìculo,
la de hablar de “religiosidad desviante, de
“fenòmenos paranormales” o de trucos
explicabilìsimos, sobretodo en la vigilia de las
competiciones electorales (!). ¿Pero por qué
tanto esmero en tratar de negar? ¡También los
Fariseos hacìan lo mismo con las señales de
Jesùs! Pero no hablar ni siquiera de tomar en
consideraciòn la otra posibilidad: ¿y si fuera
verdad? Esto nos inducirìa a cambiar ruta a
tiempo. “Lo que no se tendrìa que hacer es
cerrarnos del todo ante la posibilidad de que
también existan en el mundo cosas que no se
comprenden”.
Hay una estrecha relaciòn entre la pasiòn de
Jesùs nuestro Salvador, de Marìa Madre de
todos nosotros, y nuestro pecado. No
comprendemos y no queremos admitir cuanto
es grave nuestra situaciòn de pecado y por lo
tanto no comprendemos el infinito Amor de
Jesùs, manifestado en su Sangre derramada por
nosotros, y cuanto sea fatal el rechazo de su
misericordia. Y de reflejo imaginamos cuanto
sea grande el dolor de Marìa nuestra Madre,
que puede manifestarse también en las làgrimas
de sangre
, mucho màs que con sus acongojadas
llamadas de amor en Medj. Recordamos que es
precisamente a través de una estatuita de Medj.
que la Virgen ha llorado. Y exactamente en
Medj. Ella misma habìa dicho: Os lruego, no
permitàis que mi Corazòn llore làgrimas de
sangre
por las almas que se pierden en el
pecado. Por lo tanto, queridos hijos, ¡rezad,
rezad, rezad!
(25.05.84).
En las apariciones del 19 de Septiembre de
1846, en La Salette, la Virgen Marìa le dijo a
los dos videntes, Melania Calvat y Maximino
Giraud: “¡Desde hace cuanto tiempo que
sufro por vosotros!
Si quiero que mi Hijo no
os abandone tengo que rogarle continuamente,
mientras que vosotros no os preocupàis. Podréis
bien rezar y daros que hacer: no podréis nunca
recompensar la pena que me doy por
vosotros”.
P. Tomislav me recordò que el 5 de Agosto
de 1984, bimilenario del nacimiento de Marìa,
Jelena, que estaba con él, presentò a la Virgen
una estatuita de Marìa niña traìda de Lourdes
para hacerla bendecir por Ella y asì tener un
recuerdo de esa fecha. De los ojos de la Virgen
comenzaron a salir làgrimas normales, que
después se volvieron làgrimas de sangre:
después estas se transformaron en làgrimas de
oro que bajaron sobre la estatuita. “En esto se
vé un significado - añade P. Tomislav - : Las
làgrimas de sufrimiento seràn apagadas con el
triunfo del Corazòn Inmaculado de Marìa. Todo
esto concuerda también con el mensaje de
Mirjana del 18 de Marzo sobre el sufrimiento
de Dios”.
"Mi Madre llora de verdad"
Por lo tanto no nos parece extraño el mensaje
de Jesùs que, mientras se rezaba intensamente
en un grupo, recibiò una carismàtica el 6 de
Marzo, y que parece referirse precisamente a la
lagrimaciòn de Civitavecchia, de Marmore, de
Tìvoli y de otros lugares.
“Mi Madre llora de verdad, hijos mìos. Si
una madre terrenal llorase làgrimas de sangre,
serìa reconocida como madre de gran amor. En
cambio se burlan de la Madre Celestial. Es
argumento de escàndalo para los que se sirven
de la prensa; es objeto de burla para los que
visten mis vestiduras; es motivo de supersticiòn
para el que cree como si fuera un objeto de
supersticiòn al cuàl agarrarse para ser liberado
de todo mal. Marìa, en este momento de
profundo dolor tiene la vestidura de la
humillaciòn y derrama làgrimas de sangre por
puro amor, porque vé a sus hijos ir hacia la
perdiciòn. Ya nadie la escucha, es màs la hacen
objeto de burla. Amadla profundamente,
hermanos. Amadla porque Ella os llevarà a la
salvaciòn, y veréis triunfar mi Nombre a través
de su Nombre.
No os confundàis con la desiluciòn de los
hombres. No renunciéis a ser hijos de Marìa y
objeto de Su Amor, porque Ella se define
Madre de la humanidad, porque con este gran
tìtulo la revistiò el Padre. Seguid sus huellas y
tendréis segura la salvaciòn. Cubrìos con su
manto, el manto de la humildad.
No escuchéis a los hombres, y estad
silenciosos como Ella. Quedad intactos en el
espìritu y, antes de pronunciar palabras vanas,
callad: Ella en el silencio meditaba y se unìa
con Dios. Dadle espacio en vuestro corazòn
para que Su Corazòn se una al vuestro, y asì
podàis hacer una comuniòn ùnica, una unidad
perfecta entre Madre e hijos, y Ella os harà
sentar en su mesa en la casa de Nazareth.
No os sintàis nunca disminuìdos y sed pobres
y humildes, pero tened el orgullo de ser hijos de
tal Madre, y dignos hijos del Padre a través de
Ella. Por lo tanto venerad esta sagrada imagen
que llora làgrimas de dolor por sus hijos.
Yo (Jesùs) os doy mi Corazòn: amadla con
mi Corazòn”.
Lo que dice el Card. Ratzinger -
Habiéndosele pedido una reflexiòn sobre las
recientes y numerosas lagrimaciones de las
imàgenes marianas, el Card. Ratzinger respondiò
asì en la abertura del Congreso Mariològico
Internacional de Loreto: “Nuestra fé no està
fundada en ciertas señales y milagros, que
pueden también ayudar; pero al final lo que
cuenta es su fundamento màs profundo y màs
radical en el encuentro con Dios. Por tanto se
puede haber un inicio, un despertar del sentido
de lo sobrenatural...
No hay que estimar màs de lo que valen a
tales fenòmenos: dejarle, sì, a los hombres este
aspecto que puede ayudarlos, pero al mismo
tiempo ser muy claros. Esto no es el fundamento
de la fé, y si una cosa se demuestra no
sobrenatural, no maravillosa, no se rompe la fé,
porque sus fundamentos son mucho màs
profundos” (22 de Marzo ’95).
Tomad muy en serio las señales: si son de
Dios, resisten
Después de la clara intervenciòn del Card.
prefecto de la Congregaciòn de la Doctrina de
la Fé,
P. Tomislav explicò:
Ante las señales del cielo tenemos que ser
muy serios y no superficiales, y ni siquiera
mirarlas con una lògica solo humana. Algunas
señales de este tipo la Iglesia ya las ha reconocido
(Siracusa). Ante estos fenòmenos tiene que
seguir una respuesta de fé y de conversiòn
pràctica a Dios. Y entonces estas señales podràn
ser objeto de verdadero discernimiento; y por
los efectos constatados resultarà si son de Dios
ò no. Si son de Dios creceràn los frutos de
conversiòn, si son falsas todo caerà en la nada.
Asì como Dios actùa en los sacramentos,
que son señales de gracias, asì mismo El puede
obrar con muchas otras señales (También
Satanàs tiene sus manifestaciones). Esta señales
no son fundamento de la fé, en el sentido que la
fé no puede basarse en ellas sino en la palabra
de Dios. Pero si Dios llama o se hace sentir con
señales, tenemos que acogerlo asì, porque se ha
dignado de darnos una prueba màs de su
Presencia, y una llamada de su Amor...
Juntos para los niños de Bosnia:
Audiocassette de Roberto Bignoli y de los autores-
cantantes cristianos, en favor de aquellos huérfanos:
cassette “Balada para Marìa”, ed. MIR, Via del-
l’Industria 15, M. S. Vito (AN), Italia.
Algunas preguntas
a D. Amorth
1. Si le hacen un maleficio a uno que està
en gracia de Dios y a uno que no està en gracia
de Dios, ¿Hay diferencia?
R. Quién està en
gracia de Dios està protegido, està acorazado.
Piense por ejemplo a lo que afirma S. Juan (1Jn
5,18) Sabemos que todo el que ha nacido de
Dios no peca, sino que el Engendrado de Dios
le guarda, y el Maligno no llega a tocarle.
Podràn haber excepciones permitidas por Dios,
para una mayor santificaciòn de la persona,
como le sucediò a varios santos que fueron
atormentados y golpeados por el demonio. Pero
en general quién vive en gracia de Dios està
protegido y no tiene que temer. Tenemos que
temer solo a quién puede matar al alma, como
advierte el Evangelio.
2. Se dice que solo el sacerdote nombrado
por el Obispo tiene la autoridad de la Iglesia
para exorcizar, y solo a él le corresponde el
nombre de exorcista. ¿Los otros sacerdotes
pueden exorcizar privadamente?
R. Solo el
sacerdote exorcista (nunca un laico) puede
administrar el apropiado sacramental, que
compromete a la autoridad de la Iglesia, y es
oraciòn pùblica. Los demàs sacerdotes, y
también los fieles, pueden decir las oraciones
de liberaciòn, de acuerdo con el poder otorgado
por Cristo: Los que creeràn en Mì, en mi
nombre expulsaràn a los demonios
(Mc 16,17).
Se trata de oraciones privadas, también muy
eficaces si hechas con fé. No necesitan ninguna
autorizaciòn, y pueden ser escogidas ò
improvisadas libremente, porque no estàn
vinculadas a fòrmulas particulares.
3. ¿Las oraciones de liberaciòn pueden
hacerse siempre, ò se excluyen en los casos en
que una persona se pone en manos de un
exorcista? ¿Pueden ser dichas por cada uno ò
solo por los grupos preparados para esto?
R. Las oraciones de liberaciòn se pueden
hacer siempre. También cuando una persona es
regularmente exorcizada por un sacerdote
autorizado, es de gran utilidad el recibir también
las oraciones de liberaciòn. Sobretodo es util
que se le ayude a recorrer un camino de oraciòn
y de instrucciòn cristiana. Claro que es màs
eficaz la oraciòn de un grupo preparado que
sepa hacer estas oraciones con fé, observando
las prescripciones dadas por la S. Congregaciòn
para la Doctrina de la Fé. Pero también cada
uno puede rezar las oraciones de liberaciòn.
4. Se oye hablar a menudo de ciertos laicos
que tienen el carisma de la liberaciòn y que
exorcizan sin ninguna autorizaciòn. ¿Como
tenemos que comportarnos?
R. Si una persona
recibe del Espìritu Santo el carisma de la
liberaciòn, tiene màs fuerza que un exorcista;
aunque, que sea claro, no haga exorcismos sino
oraciones de liberaciòn. En Lumen Gentium, en
el N° 12, se precisa que le correponde a la
autoridad eclesiàstica la verificaciòn de los
carismas y la regulaciòn de su uso. Claro que un
primer discernimiento tiene que hacerse con
nuestro buen sentido, y el segundo por los
sacerdotes, como sugiere el S. Padre en la
Exhortazione Pastores dabo vobis. Estamos
llenos de supuestos carismàticos, por lo que el
equilibrio, la prudencia y el buen sentido tienen
que ofrecer las primeras sugestiones de como
comportarnos.
5. Muchos grupos se ven obligados a
reunirse en casas privadas. ¿Las personas que
las habitan pueden sufrir consecuencias por
las oraciones de liberaciòn ò por los exorcismos
hechos en casa de ellos?
R. No, no existen
contagios, ni sobre las personas ni sobre el
lugar. Y es gran caridad prestar los propios
locales para las oraciones de todo tipo, también
las de curaciones ò para exorcismos, cuando
para estas cosas no se encuentra en el momento
locales màs oportunos: normalmente se hacen
en las iglesias, en las sacristìas ò en locales
adyacentes a las iglesias. D. Gabriele Amorth
background image
¿Dar crédito a las
profecìas de desaventuras?
"¿Hay que tomar a la letra las predicciones
de catàstrofes inminentes de las cuales estàn
llenos muchos mensajes que nos llegan a
través de videntes?
Como Juan XXIII, no amo los profetas de
“desaventuras”: porque no son infalibles,
ofuscan la verdad y, en fin, pueden crear
fenòmenos psicològicos en las muche-
dumbres, inhibiciones ò excesivas precau-
ciones inùtiles y costosas. He aquì un ejemplo:
hace algùn tiempo algunos grupos carismà-
ticos le dieron demasiada credibilidad a un
“profeta” que habìa anunciado la destrucciòn
de una gran ciudad de Quebec, Sherbrook. La
profecìa tuvo una gran influencia provocan-
do la caìda de los precios inmobiliarios,
permitiéndo asì a verdaderos y propios
“chacales” de comprar casas y apartamentos
a bajo precio. Otros, asustados, prepararon
todo para la fuga; y todo esto para nada.
Seamos claros: ¡una profecìa no es nunca
fatal! El libro de Jonàs nos lo enseña. El
profeta dijo: Nìnive serà destruìda. Pero los
habitantes hicieron penitencia y Nìnive se
salvò. El profeta se disgustò, cuenta
irònicamente el epìlogo del libro, porque su
palabra fué desmentida." (René Laurentin)
Los tres dìas de tinieblas - Muchos
hablan de tres dìas de tinieblas absolutas que
obscureceràn la tierra. Esta predicciòn no es
nueva, pero ha sido ampliamente difundida
en Canadà a principios de 1990, cuando un
diario de Quebec, el Michael Journal referìa
la profecìa que habrìa recibido en Medjugorje
David Lopez, un religioso de la ermita de
Ternora, en Texas: “Durante los tres dìas de
tinieblas no habràn màs demonios en el
infierno, estaràn todos en la tierra. Algunos
pueblos seràn martirizados. Habrà tal
obscuridad que no veremos màs nuestras
manos. Cerrad las ventanas y no escuchéis
ninguna llamada de afuera en esos dìas...
Pero no tendràn nada que temer los que estàn
en las manos de Dios. Después regresarà el
sereno, el agua pura y la vida nueva en los
pueblos...” Los videntes de Medj., en
particular Ivàn, al cuàl le atribuìan la profecìa,
han excluìdo categòricamente que haya salido
de ellos.
De este hecho han hablado en estos dos
siglos la vidente Annamarìa Taigi (que muriò
en 1837) y muchìsimos otros (catalogados en
el Gran libro de las profecìas, Ed. Segno),
pero ninguno precisò cuando habrìa sucedido.
Muchos han añadido que, en esos dìas, ¡solo
las velas benditas podràn dar luz a los
creyentes, protegidos por Marìa! Por lo tanto
Marìa protegerìa solo una parte de los
hombres: ¡los que habràn conseguido las velas
benditas! Pero esto es ridìculo y sumamente
egoìstico.
Si las tinieblas vendràn, segùn la imagen
bìblica de la novena plaga de Egipto, seràn
las tinieblas del obscurecimiento de la fé, de
los pecados y de los desòrdenes de la
humanidad, de los cuales nos defenderemos
solo con la luz de la fé custodiada en nuestro
corazòn.
Sabemos que el verdadero mal es el
pecado y la pérdida de Dios. Todo el resto,
incluìdos los castigos materiales, son
consecuencia de este verdadero mal ò son
figuras que nos lo representan, ò adverti-
mientos para que lo alejemos. Efectivamente,
Dios nos amonesta desde el principio: Yo te
pongo delante vida ò muerte, bendiciòn ò
maldiciòn. Escoge la vida para que vivas, tù
y tu descendencia, cumpliendo con mis leyes
y mis mandamientos
(Deut 30,15-20). Todo
sirve para provocarnos màs intensamente a la
conversiòn, a la oraciòn y a los sacrificios
personales y colectivos para la salvaciòn de
todos, ademàs de invitarnos a ser vigilantes.
Conocemos también el puesto de la Cruz
y de los sufrimientos humanos en la obra de
redenciòn y en nuestra purificaciòn; pero
Jesùs nos invita a la confianza, a la alegrìa y
a la esperanza. Obstinarnos con las profecìas
de desaventuras nos hace perder tiempo
porque nos distrae del ùnico empeño a una
conducta santa segùn los preceptos del Señor
y de la oraciòn de los hijos confiada en la
bondad y providencia del Padre, el cuàl no
dejarà caer ni siquiera un cabello de nuestra
cabeza:
a El pertenece el futuro.
“Otra cosa que hay que recordar: Una
profecìa no es nunca segura, y en la mejor de
las hipòtesis no es otra cosa que una ventana
abierta sobre las problemàticas del futuro. El
futuro le pertenece solo a Dios y nuestra
actitud puede cambiar sus elecciones. Una
verdadera profecìa es generalmente incom-
prensible antes que se realice; a menudo
confunde el profeta porque se puede realizar
en un contexto diverso a lo que se pudiera
imaginar”. Asì dice Laurentin.
¿Y los secretos de Fàtima? Papa Juan
los abriò en 1960, pero considerò que era
bien no revelarlos: no era tarea de un Papa
hacer pùblica una revelaciòn privada; en todo
caso podìa hacerlo el Obispo de Leirìa. Pero
este secreto no revelado se volviò para muchos
una leyenda, y para los otros un espantajo.
Probablemente sentìa las desaventuras que se
habrìan abatido sobre la Iglesia después del
Concilio por una equivocada interpretaciòn:
caìda de la fé , de la pràctica y de la educaciòn
cristiana, crisis del clero (abandono de 40 mil
sacerdotes) y caìda de los valores morales. El
conocimiento anticipado de tal peligro podìa
abrir los ojos y despertar en las almas un
empeño de oraciòn y vigilancia que le habrìan
impedido al prìncipe de las tinieblas de hacer
tanta devastaciòn. Pero habìa el peligro que
nos limitàramos a ver el aspecto material de
las previsiones catastròficas y por lo tanto
provocar desordenados alarmismos sin cap-
tar el mensaje espiritual en orden a la
conversiòn.
“Vivimos tiempos muy graves, concluye
Laurentin. Dios necesita, no de nuestras
adivinaciones ò de pronòsticos ilusorios, sino
de nuestra oraciòn, generosidad y vigilancia
para realizar la explosiòn que el mundo
necesita: la obra de la gracia en la escucha del
Espìritu Santo”. d.A.
de la costa y todavìa hasta Bosnia, y el container
se llenaba a pesar mìo. Volvìa a partir atraìdo por
una fuerza independiente de mì y de mi voluntad
de verdadero egoìsta: no sabìa nada de la guerra
y no sabìa nada de Medj.: en mi mezquina fé me
encontré ante un sufrimiento mayor que el mìo y
descubrì que existe un universo que llora y que
pide auxilio.
Vigilia de Pascua florida ‘92: la situaciòn era
particularmente dificil, la guerra amenazaba
también Medj., estàbamos el bajo toque de queda,
se viajaba con los faros apagados, mujeres y
niños fueron evacuados a Makarska a un centenar
de kilòmetros; los hombres estaban en el frente.
Llegué a este lugar que sabe de sufrimiento y de
esperanza, de dolor y de confianza, con P. Jozo y
Chiarina. Abrimos las puertas del container
comenzando a distribuir dulces a estos niños y a
sus madres. Fué un momento de alegrìa, de
felicidad para ellos: un ejemplo de dignidad y de
amor por nosotros que fuimos recompensados
con huevos duros pintados, costumbre pascual
tìpica del lugar. Fué dificil para mì calcular el
valor de estos huevos; son màs preciosos que el
oro y que los diamantes: son un pedazo de amor.
Como a menudo sucede a quién tiene cambios
tumultuosos en la propia vida, las dudas, las
incertidumbres y la tentaciòn de hacer polémicas
sin razòn se despertaron muy bien también en mì:
no soy un héroe invulnerable. Y asì, los pretextos
para no regresar a Bosnia fueron tantos y tales
que me hicieron suspender desde Agosto hasta
Diciembre ’92. Al principio, altanero con mia
arrogancia siempre en acecho, estaba satisfecho
de poderle decir mi “no” a Chiarina, y el tiempo
pasaba y la arrogancia le dejaba el puesto a una
tristeza y a una nostalgia latentes; las ganas de
regresar se hacìan sentir siempre màs vivas y en
Diciembre partì de nuevo.
Volvì a encontrar en Medj. a la Virgen, que
me es màs querida de cuanto quiera admitir, y a
esta gente; recompuse mi corazòn, del cuàl un
pedazo se habìa quedado siempre aquì. En mì
comenzò a abrirse el camino el significado de la
enseñanza evangélica del “dar para recibir”, y
me sentì amado con todos mis lìmites, mis cierres
y caìdas, con un amor grande; encontré la paz, sì,
la paz en donde hay guerra, una paz que hay que
defender, una tregua con el mundo hecha de
esfuerzos cotidianos, de “callos en las manos y
en las rodillas”, como dicen los muchachos de
Sor Elvira.
Necesitaba seguridadesacerca del amor gra-
tuito, y puntualmente llegaron: Mostar, Enero
’93, toque de queda, faros apagados, descargamos
en el convento de los franciscanos; los almacenes
estàn desiertos, son solo desoladoras cajetas
vacìas. En poco tiempo, con la compañìa del
algùn disparo de los francotiradores, llenamos
nuevamente sus despensas, y la gente esperaba
afuera impaciente, el hambre es tanta y tal también
para estos frailes, pero que alegres renuncian a su
cena para darla a nosotros los choferes: huevos y
queso. Es su manera de agradecernos, quizàs
podràn comer mañana después de haber
abastecido a las familias que se presentan para
pedir ayudas, independientemente del hecho que
sean croatas, musulmanas, servias ò de quizàs
que otra facciòn, porque todos tienen derecho a la
vida: el alba y el ocaso son un bien comùn e
independiente.
Aquì en Bosnia nacì a la vida y entendì que la
caridad no se acaba nunca... Cuando yo era niño
hablaba como niño, pensaba como niño, razonaba
como niño. Al hacerme hombre dejé todas las
cosas de niño... Ahora conozco de un modo
parcial, pero entonces conoceré como soy
conocido. Por lo tanto estas son las tres cosas que
subsisten: fé, esperanza y caridad. ¡Pero la mayor
de todas ellas es la caridad!
(1 Cor 13,8,11-13).
A Chiarina y a todos aquellos que me han
ayudado a encontrar a La que, en esa tierra
pedregosa, se hace visible cada dìa, un gracias de
corazòn, sin hipocresìa e incondicionado. >
Luciano B.
¡En Bosnia descubrì...
el Amor!
En cuanto a mì... He competido en la noble
competiciòn, he llegado a la meta en la carrera,
he conservado la fé,
dice S. Pablo (2 Tim 4,7). En
cambio yo no habìa combatido mi batalla, habìa
terminado mi carrera como quién no tiene nada
màs que dar ni que recibir. La fé era una luz lejos
de mi realidad hecha de egoìsmo, dinero,
presunciòn, arrogancia y rijosidad. Sin tener los
“callos en las manos” habìa tenido todo y habìa
perdido todo, mi rabia era incontrolable y
profunda: todo me era debido pero no obtenìa
màs nada: como quién no vive la vida pero que se
deja vivir por la vida.
Y asì llegò mi primer viaje: un container, un
camiòn, el mìo de autotransportador de Baraggia
di Viggiù (VA), Italia, después el segundo y el
tercero, etc... Yo buscaba las excusas para no ir a
la frontera de Pese; después para abajo a lo largo
background image
El Santo de la alegrìa:
S. Felipe Neri
No podemos callar en el centenario de la
muerte del santo “profeta de la alegrìa y
reformador de la ciudad eterna, que todavìa hoy
- asì se expresa el Papa - mantiene intacto el
irresistible encanto que ejercìa sobre todos los
que se le acercaban”. Naciò en Florencia en
1515, se quedò huérfano de madre y en las
alegres brigadas de muchachitos era llamado
Pippo Bueno. A dieciocho años fué enviado a
Cassino, a donde un tìo comerciante, y fué
atraìdo por la vida de oraciòn de los monjes.
A veinte años se transfiriò a Roma y siguiò
los cursos en la Sabidurìa, pero pronto dejò los
libros y consagrò su vida a la oraciòn y al
apostolado para el pueblo en las calles de Roma.
Recogiò a su alrededor hordas de mucha-
chos, atrayéndolos con el modo jovial y abierto
con los cuales los educaba: Estad tranquilos si
podéis. Siempre que no se hagan pecados -
decìa - soportarìa con ganas que me rompieran
la leña en la cabeza. ¡Beatos vosotros
que
tenéis tiempo para hacer todavìa tanto bien!
“Eran màximas que traducìan la sabidurìa de
un corazòn habitado por el Espìritu Santo”.
Por obediencia se volviò sacerdote a 36
años. Con un grupo de jòvenes que aspiraban a
una vida ferviente fundò el Oratorio, que se
volviò ràpidamente en centro espiritual de
Roma, en donde se cultivaba la palabra de Dios,
el canto, el arte y el servicio a los pobres:
salieron de allì grandes santos y personalidades
ilustres. En torno a Felipe se desarrollaba una
espiritualidad alegre, vivaz, espontànea, de
acuerdo con el caràcter del Santo màs italiano
de los Santos. En las puertas de los ricos
pordioseaba para los pobres, y una vez un
señor, enojado, le diò un bofetòn: “Esto es para
mì - dijo sonriendo - y se lo agradezco. Ahora
déme algo para los pobres”.
Dios lo llenò de un gran amor sobrenatural,
que la naturaleza no lograba contener, hasta el
punto de romperle las costillas sobre el corazòn
en una visita nocturna a las catacumbas:
¡Retìrate, Señor, - exclamaba - retén la onda
de tu gracia!
Pero conociendo su debilidad le
rezaba al Señor asì: ¡Tén tu mano sobre mi
cabeza si no Felipe, sin tu ayuda, harà tonterìas!
Se volviò reformador del clero a través del
ejemplo de los laicos cristianos, reuniendo a sus
sacerdotes “oratorianos” en una vida comùn.
Le diò impulso a la piedad popular con ejercicios
espirituales, en ese entonces una osadìa, como
la visita a las 7 iglesias, etc.
Durante la Misa era levantado de lo alto y,
para evitar hacer espectàculos, se hacìa leer los
“chistes” del pievano Arlotto para volver a
bajar al suelo. A 80 años se enfermò y,
recibiendo la comuniòn, exclamò contento: ¡He
aquì mi medicina! Muriò el dìa del Corpus
Domini, 26 de Mayo de 1595.
> Este pequeño testimonio quiere ser una
recompensa para todos los generosos portadores
de ayudas
que desde hace años recorren los
caminos de la Ex-Yugoslavia, en medio a
estrecheces y peligros, y ahora a dificultades casi
insuperables que ponen en las fronteras para las
cargas privadas. Ellos son humanamente testigos
de como Marìa los haya sacado prodigiosamente
de situaciones imposibles, para que llevasen a
cumplimiento la obra de caridad hacia sus hijos
màs pobres.
Una peregrinaciòn de choferes portadores
de ayudas se hizo en Medj. del 23 al 26 de Marzo,
con meta final en Osarici, patria de P. Jozo.
Una nueva Iglesia de màrtires - “Nuestra
Iglesia se ha vuelto nuevamente Iglesia de màrtires,
a menudo desconocidos, casi soldados descono-
cidos por la gran causa de Dios”: se està prepa-
rando el nuevo Martirologio para el Jubileo. Casi
500 son los misioneros - sacerdotes y monjas,
pero también laicos - matados en los ùltimos 30
años (de los cuales 50 italianos), sin contar los
248 religiosos matados cruelmente en Ruanda.
“En fin, continùa, para decir asì con el Papa, la
siembra de los màrtires”. Con el tema Han dado
la vida,
por iniciativa de los jòvenes de las PP.
Obras misioneras, se celebra el 24 de Marzo la
jornada dedicada a los màrtires misioneros, con
muchas iniciativas, entre las cuales Via Crucis al
aire libre, hacer callar la TV para darle espacio a
la oraciòn, ayunos, obras de misericordia - la
visita a un enfermo - y hasta plantar àrboles
conmemorativos (el año pasado fueron plantados
1 millar. La iniciativa tuvo mucha aprobaciòn.
China: continùa la persecuciòn
En esto ùltimos meses està en acto una nueva
ofensiva contra la Iglesia catòlica clandestina:
algunas iglesias destruìdas, 3 sacerdotes
arrestados, 2 conventos cerrados, celebraciones
disturbadas por la policìa en 3 provincias. Al
origen de los raid policìacos estàn las delaciones
de los catòlicos gobernativos o el esmero de los
gobernantes locales. En Jianxi (China sud-
oriental) al legìtimo Obispo de Yujiang, Tomàs
Zeng, vìctimas de continuas vejaciones, le
opusieron el Obispo colaboracionista Wu Shizen.
Un episodio, referido siempre por la agencia Asia
News:
12 muchachas catòlicas que habìan decidiò
en Febrero de vivir y trabajar juntas en una
pequeña sastrerìa, fueron acusadas de querer
organizar un convento y fueron mandadas a casa
obligàndolas a pagar lo equivalente a US $ 100.oo
màs o menos como multa.
Para la unidad de las Iglesia en Rusia - P.
Werenfried, “enfermo pero un poco temerario”
recibiò la bendiciòn del Papa durante su perìodo
en el hospital y escribe: “Sigo con gran
preocupaciòn los espantosos acontecimientos en
la ex-Uniòn Soviética. Consternado veo el regreso
del terror stalinista...
Tenemos que reconocer que 70 años de
doctrina comunista han provocado incurables
heridas psicològicas, espirituales y morales; una
peste cuyos bubones continùan a proliferar... Està
aumentando la conciencia de que el Espìritu de
Dios, que llena la Iglesia, quiere respirar con dos
pulmones, es decir, con las Iglesias hermanas de
Occidente y e Oriente...
Poder poner nuestra acciòn al servicio de la
reconciliaciòn es para mì la ùltima y mayor alegrìa
de mi vida. La cristianidad occidental, consciente
de sus propias culpas, y en espìritu de
reconciliaciòn, tiene que correr en ayuda de la
Iglesia ortodoxa con la oraciòn y con las manos
colmas de bondad: Biblias, libros, publicaciones,
radio, TV, medios modernos y ayudas financieras...
“Podemos participar ofrecièndole a la Iglesia
que sufre, Madrid B'co Bilbao Viscaya C/c 0930-
01-080.500-8 Tel. 917259212 - Barcelona B'co
Central Hispano C/c 1260-01-002731-2 Tel.
932373763.
* Hemos sabido de parte de amigos que en los
monasterios y en las casas de espiritualidad de
Rusia se hacen dos dìas de ayuno a la semana: el
miércoles y el viernes, y se rompe el ayuno solo
después de la Eucaristìa de la noche. ¿Y la Reina
de la Paz no està pidiendo la misma cosa, casi
para unir a las dos Iglesias?
Como Dios exaude la sùplica
Le pedì a Dios de ser fuerte para poner en
ejecuciòn proyectos grandiosos: ¡me volviò
debil para conservarme en la humildad!
Le pedì a Dios que me diera salud para
realizar grandes empresas: ¡Me diò el dolor
para que la comprendiera mejor!
Le pedì la riqueza para poseer todo: ¡Me
hizo pobre para que no fuera egoìsta!
* SOS de Burundi, al borde de la guerra civil.
P. Vittorio Blasi pide ayuda para sus huérfanos y
refugiados. Donativos a: Misiones Saverianas, Via
S. Martìn 8, Parma, Italia, ccp 204438 “para los
huérfanos de Burundi”.
IMPORTANTE - Eco es gratuito. Quièn
desea enviar donativos puede enviarlos a la
direcciòn postal por medio de cheque.
Le pedì el poder para que los hombres
necesitaran de mì: ¡Me diò la humillaciòn para
que yo tuviera necesidad de ellos!
Le pedì a Dios todo para gozar la vida: ¡Me
dejò la vida para que pudiera apreciar todo!
Señor, no he recibido nada de lo que he
pedido: ¡Me has dado todo lo que necesitaba, y
casi contra mi voluntad!
¡Las sùplicas que NO hice han sido
exaudidas!
¡Alabado sea mi Señor! ¡Entre todos los
hombres nadie posee lo que tengo yo!
Kirk Kilgoor
(campeòn deportivo reducido
en una silla de ruedas después de un infortunio)
ECOS DEL ECO
De Francia: “Eco es la publicaciòn que
espero con màs impaciencia y que leo con màs
alegrìa. Lo paso a muchos monjes y monjas que
lo devoran...” (Françoise Bertin)
De Albania: “Recibì la buena noticia de que
el Arzobispo de Scutari pide varias copias de Eco
desde hace algunos meses” (R. Prendushi)
Desde Brasil nos hacen saber que la ediciòn
portuguesa ha llegado a las 150 mil copias.
El correo de los lectores de todo el mundo es
siempre abundante y nos dà mucha confortaciòn.
De Bergamo, Italia Ricki: “Continùo mi
camino de crecimiento hacia el Señor, con su
ayuda arrolladora... Quiero moverme también
hacia los jòvenes desviados para hacerme util a la
Reina de la Paz, y salvarlos. Espero una ayuda
vuestra”.
Querido Ricki... Conserva tu amor hacia
Jesùs. Este amor se desbordarà solo sobre los
demàs sin que corramos a la aventura para
salvarlos: podrìas no lograr en el propòsito. Es el
Señor el que, en la obediencia, nos hace
instrumentos de salvaciòn, y puede llamarnos
también a alguna obra particular. Pero la mayor
obra es que nos volvamos, no solo propagandistas
sino
presa de su amor; que continuemos su
oraciòn y su ofrecimiento por todos: entonces El
se servirà de nosotros cuando lanzaremos las
redes en su Nombre...
Giovanna Ellis, que hasta hace poco era
distribuidora en USA y que ahora està en el
Consulado USA en Nàpoles, P.zza Repubblica,
nos escribe que continùa el trabajo en la Armada
Blanca de los niños y, para responder a la invitaciòn
del Papa, en Nàpoles està organizando un
movimiento de mujeres educadoras de paz, que
se llama PAN (proyectos americanos napolitanos).
El PAN es otra gota que baja al mar de la paz.
Con todas las mujeres operadoras de paz Marìa
està tejiéndole una vestidura al Cristo doliente en
la humanidad, para que mañana resurja segùn la
imagen de Quién la creò.
Eco tiene que quedarse asì. Una agradable
confirmaciòn de Francia. Sor Dominique escribe:
“Como fiel lectora de Eco francés, a nombre de
muchos lectores os digo: Conservad Eco en la
forma actual, modesta, sobria. No hay necesidad
de otra cosa agradable al ojo. Estas “moderni-
dades” no le darìan nada a los lectores y darìan
mucho peso a vosotros. Eco responde perfecta-
mente a lo que nos esperamos: una presentaciòn
sobria, simple, escritura densa como en la Biblia:
la palabra de Dios no necesita accesorios y
miniaturas. Es facil, ligero y de poco estorbo en
los bolsillos, circula fàcilmente y termina “ajado”
de tanto leerlo. Sòis el objeto de nuestra simpatìa,
agradecimiento y oraciones”. Gracias por esta
confirmaciòn que nos consuela.
Que el Sacramento pascual y la Madre
del Resucitado despierten en nosotros la fé y
la oraciòn para que tengamos amor y paz que
donar. Por esto acogemos la bendiciòn ma-
terna en el Nombre del Padre, del Hijo y del
Espìritu Santo.
Respons.: Alberto Lanzani - Tip. DIPRO, Roncade (TV)
background image
* De Palermo: “He comenzado a leer Eco... y no podrìa
evitarlo. La metàstasis osea procede, pero yo también quiero
proceder en mi camino siguiendo la voluntad del Señor,
aunque si esto me cuesta, con dos hijos de 6 y 8 años. La
Reina de la Paz me ha dado tanta fuerza y he logrado
transmitirla también a otras jòvenes madres, que estàn
hospitalizadas conmigo...” (Rita)
Los cuatro volùmenes de meditaciones de
los pp. Tomislav y Slavko son siempre actuales
y contienen una verdadera direcciòn espiritual de
Marìa. Estàn a disposiciòn en las principales
lenguas en: Josè Luis Lopez de San Romàn -
Apartado 246 - 34080 Palència, España; en U.S.A.
Teresa Manax, 407 West Oak Street, 76691 West-
Texas, tel. 817826/5054
Adopciones de niños croatas y bosnìacos
que se quedan en su patria. Las familias dispuesta
a la adopciòn tienen que dirigirse a Matteo
Rossi - Via delle Grazie 9 - 54100 Massa -
Italia, tel. 0585/43653, dando los datos precisos
para obtener la adopciòn. Quièn ha ya adoptado
deposite la cuota trimestral en el ccp. 10810547
a nombre de Matteo Rossi, delegado para esta
iniciativa por P. Jozo Zovko.
* Desde Trieste, Italia, hacia Medjugorje:
continùa seguro el servicio de autobus. Parte cada
dìa a la 6:00 P.M. desde la estaciòn de buses de
Trieste (tel. 040/360.300) al lado de la estaciòn
ferroviaria, con regreso de Medj. a la misma hora,
6:00 P.M. Precio de ida y vuelta US $ 51.00 màs
o menos, vàlido por 10 dìas.
En España : Josè Luis Lopez de S. Romàn,
EDICIONES EXTRANJERAS
Eco en inglès: Echo of Medjugorje, Cas. Post.
27, 31030 Bessica, Treviso, Italia; Francès: Echo
de Medjugorje, 18 Allée Thévenot, 39100 Dole,
Francia; Alemàn: Echo aus Medjugorje,Cas. Post.
149,I-46100 Mantova; Español: Roger Watson,
c/o Antonucci G., Via Verrotti 1 47100 L'Aquila,
Italia; Catalàn: Amics de Medj., C. Carme 11
baixos 08700 Igualada - Cataluña, España;
Portuguès: a) en Portugal: Gilberto Correia, rua
de Brito 24, 4915 Vila Praia de Ancora, tel. 911181,
Portugal; b) en Brasil: Servos da Rainha Caixa P.
02576; 70279-970 Brasilia DF, Brasil; Polaco:
Czeslawa Mirkiewicz, ul.I. Krasickiego 21/3,30-
515, PL-Krakow-Podgorze, Polonia; Holandès:
Frank Strijhagen, Misericord/plein 12C-6211-XK
Maastricht, Holanda; Ruso: Dom Marii, Plotnikov
3, 121002; fax 007-095-2415057 Moscù, Rusia;
Hùngaro: Fraternitas, 1399 Budapest, p.f. 701/
85, H, fax 36-2176183; Rumano: Ecou din
Medjugorje, cas.post. 41-132 Bucarest, Romania.
DISTRIBUIDORES -
En Suiza: Nora
Kuenzli, Via Caressa, 6862 Rancate, Suiza - Tel.
091/463469 - Donativos: Banca Raiffeisen, Eco
di Medj., 6862 Rancate, Suiza, CC 69-1079-0 En
España:
Josè Luis Lopez de S. Romàn, Ap. 246,
Palencia. En U.S.A.: Peter Miller, P.O. Box 2720-
230, Huntington Beach CA 92647, Ph 714-
9637240 Fax 9631432; Ellis Giovanna, 9809
Stoneybrook Dr., Kensington MD 20895, Ph 301-
5883198En Canadà: Giuseppe Bozzo, 8324
Nicolas Leblanc, Montreal Que H1E 3W5 Au-
stralia:
(en todos los idiomas) Medjugorje Sentinel,
P.O. Box 746 Pennant Hills NSW 2120