El Movimiento de Peregrinos en Medjugorje

Other languages: English, Deutsch, Español, Français, Hrvatski, Italiano, Polski

1. El lugar de las reuniones

Son tres los lugares de reunión preferidos en Medjugorje:

a) El Monte de las Apariciones: así se llama el lugar situado sobre la aldea de Podbrdo en Bijakovici donde los videntes vieron por primera vez a la Virgen. Todo esto sucedió a fines de junio de 1981. Desde entonces, los peregrinos se reúnen en este sitio para rezar el Rosario. Y de día y de noche es posible encontrar grupos de peregrinos que suben hacia el sitio de la primera aparición. Este lugar ha sido marcado por un montón de piedras en el cual ha sido hincada una cruz sencilla. A lo largo del sendero de subida , en 1989 fueron colocados relieves que ilustran los misterios gozosos y dolorosos del Rosario, obra realizada por el Prof. Carmelo Puzzolo de Florencia.

b) El Krizevac es un monte sobre Medjugorje. Aquí en el año 1934, los habitantes de la aldea de Medjugorje, en memoria del aniversario 1900 de la muerte de Jesús erigieron una cruz de cemento de ocho metros de altura. Tanto grupos de creyentes como personas individuales, expresan la propia devoción al Vía Crucis andando de estación en estación. Los primeros años, las estaciones estaban indicadas por cruces de madera. A partir del 1988, junto a las cruces fueron colocados relieves en bronce - las estaciones del Vía Crucis - obra del escultor italiano Carmelo Puzzolo. El Krizevac ha llegado a ser uno de los lugares preferidos para la adoración del sufrimiento de Cristo y así también, ha llegado a ser el Calvario del santuario de Medjugorje.

c) La iglesia parroquial y el área en torno de la iglesia: el lugar de la celebración de la eucaristía y de la vida sacramental. Un terremoto destruyó la antigua iglesia parroquial, construida a fines del siglo pasado. La nueva iglesia fue terminada en 1969. Tanto la iglesia como la parroquia fueron consagradas a San Santiago, apóstol y protector de los peregrinos. En 1991, junto a la iglesia fueron erigidos un templete para celebrar al aire libre y veinte confesionarios. Fue construida también una pequeña capilla para la adoración del Santísimo con dependencias para conferencias y coloquios espirituales. Fueron construidos además dos pabellones para celebraciones especiales. Existe una gran necesidad de nuevos locales destinados a usos sagrados.

2. Horario de las reuniones

Es posible hablar de reuniones cotidianas (a), semanales (b) y anuales (c) de los peregrinos.

a) Los peregrinos se reunen diariamente en Medjugorje según su idioma, para la celebración de la Eucaristía:

* grupo de idioma croata 7, 30 horas los días de trabajo, 7,30 y 13,00 los sábados, 8,00 y 11,00 los domingos

* países del Este 8,00 los días de trabajo, 7,00 los domingos

* grupo de idioma alemán 9,00 los días de trabajo y los domingos

* grupo de idioma inglés 10,00 los días de trabajo y 12,00 los domingos

* grupo de idioma italiano 11,00 los días de trabajo y 10,00 los domingos

* grupo de idioma francés 12,00 los días de trabajo y 13,00 los domingos

Las otras nacionalidades celebran la Eucaristía según previo acuerdo.

La reunión colectiva vespertina de los peregrinos inicia en invierno a la 17,00 horas (en verano a las 18,00 horas), con el rezo de los misterios gozosos y dolorosos del Rosario como preparación para la celebración eucarística que comienza a las 18,00 horas (19,00) y prosigue posteriormente con las alabanzas y los misterios gloriosos del Rosario hasta las 20,00 horas (21,00).

La celebración de la Santa Misa en otro horario es posible previo acuerdo con el personal de la Oficina parroquial.

b) En cuanto a los reuniones semanales podemos citar:

* la oración del Rosario sobre el Monte de las Apariciones los domingos a las 14,00 horas (16,00 horas en verano);

* el Vía Crucis en el Krizevac los viernes a las 14,00 horas (16,00);

* la adoración de Jesús en el Santísimo Sacramento del Altar los miércoles y los sábados a las 21,00 horas (22,00);

* la adoración eucarística los jueves como agradecimiento, después de la Santa Misa vespertina;

* la adoración de la cruz los viernes como agradecimiento, después de la Santa Misa vespertina.

c) Las reuniones anuales de los peregrinos más numerosas son:

* con ocasión de las principales festividades de la Virgen, como por ejemplo, la Anunciación, la Asunción, la Natividad de la Virgen María;

* con ocasión de las grandes solemnidades del Señor como por ejemplo, la Navidad, el Año Nuevo, la Pascua, el Pentecostes;

* hay reuniones muy frecuentadas en mayo y octubre;

* la reunión anual más importante es aquella que se tiene con ocasión del aniversario de las apariciones (25 de junio) y para la Exaltación de la Cruz (primer domingo después de la Natividad de la Virgen María).

Entre las reuniones anuales extraordinarias podemos incluir:

* la vigilia alternativa del Año Nuevo;

* la marcha internacional de la paz de Humac a Medjugorje el 24 de junio;

* el encuentro internacional juvenil de oración del 31 de julio al 6 de agosto.

3. El contenido de culto de las reuniones

En Medjugorje no sucede nada aparentemente insólito. Todo es idéntico a los otros lugares de peregrinación. Se celebra la Santa Misa (a), los peregrinos se acercan al sacramento de la penitencia (b), se reza el Rosario (c) y el Vía Crucis (d), se ora por los enfermos (e). Sin embargo, el modo de celebrar es diverso. La atmósfera influye de modo significativo en el estado de ánimo de los peregrinos. No es el aspecto exterior el que cuenta, sino la espiritualidad que lo caracteriza.

a) La celebración eucarística vespertina está al centro de las reuniones cotidianas de todos los peregrinos de Medjugorje. Es precedida por la oración común de los misterios gozosos y dolorosos del Rosario y después de los gloriosos. La Misa es celebrada según el calendario litúrgico y el Misal romano. Los Evangelios son leídos en los idiomas de los grupos que participan en la celebración. La homilía es habitualmente una actualización del evangelio del día en idioma croata, seguida por una síntesis en algún otro idioma. Una parte de la oración eucarística es recitada en latín. Frequentemente los versículos cantan en latín. La Santa Comunión es impartida según el deseo de cada uno de los peregrinos, en la boca o en la mano.

Inmediatamente después de la Santa Misa se reza arrodillados el Credo, siete Padrenuestros, Ave Marías y Glorias; sigue la bendición de los artículos religiosos, la oración por los enfermos y los misterios gloriosos del Rosario. Junto con la Eucaristía colectiva vespertina grupos de idiomas diversos celebran la Santa Misa con los cantos y la homilía en el idioma del propio país.

De año en año se ha ido desarrollando cada vez más la adoración individual, colectiva y de grupo a Jesús en el Santísimo Sacramento del Altar. La adoración colectiva se celebra todos los jueves después de la Santa Misa Vespertina y los miércoles y los sábados de 21,00 a 22,00 horas (22,00-23,00), como forma individual de recogimiento. Existe también una pequeña capilla para la adoración y aquí los peregrinos oran ante el Santísimo que es expuesto para la adoración también de 13,00 a 17,00 horas (18,00) todos los días.

b) Medjugorje se ha hecho famoso en todo el mundo en estos tiempos debido al sacramento de la Santa Confesión. La gente acude a Medjugorje de todas partes partes para reconciliarse consigo mismo, con Dios y con los hombres en el sacramento de la reconciliación. En este lugar es posible encontrar un cierto número de confesores disponibles a prestar la propia atención, a escuchar las necesidades de la gente y a revelar a ellos los tesoros de la misericordia de Dios. Muchos y con razón definen Medjugorje el confesionario del mundo. La misma atmósfera de Medjugorje ayuda a muchos a vivir la propia conversión en el encuentro sacramental y a un real cambiamiento de la propia vida de creyentes. Todo este se ve facilitado por la preparación colectiva para la confesión, bajo la forma de liturgia penitencial o de otro modo, pero sobre todo por el coloquio abierto con el confesor.

c) El Rosario es una de las oraciones más queridas por los peregrinos de Medjugorje. En el programa colectivo vespertino de oración se rezan los misterios gozosos, dolorosos y glorioso con una breve introducción a cada misterio, si es posible en varios idiomas. La oración es interrumpida varias veces para cantar himnos simples a la Virgen. El Rosario, como expresión de la devoción del peregrino, es rezado colectivamente sobre el Monte de las Apariciones cada domingo a las 14,00 horas (16,00). Además los grupos de peregrinos rezan el Rosario caminando estación en estación y lo mismo hacen las personas que acuden de manera individual. En cualquier período del año, de día y de noche, es posible encontrar grupos de peregrinos en torno de la iglesia, en varios lugares o sobre los montes, haciendo correr por los dedos las cuentas del Rosario y rezándolo en voz alta o silenciosamente.

d) También el Vía Crucis pertenece al repertorio de oración de los peregrinos de Medjugorje. Quien logra escalar el rípido monte Krizevac recorre el Vía Crucis deteniéndose ante los relieves que se hallan colocados en cada estación. Aquellos que no pueden subir el Krizevac tienen la posibilidad de sumergirse en el misterio del sufrimiento de Jesús en la iglesia, ante los trabajos de tallado, obra del famoso artista Peppino Sacchi. Meditando acerca del sufrimiento de Jesús el peregrino se une a él y une su propio sufrimiento y los sufrimientos de todos aquellos con los cuales está relacionado en la vida, así también los de aquellos que constituyen una cruz para él o que son causados por él y recaen sobre otros. Como forma de devoción colectiva de los peregrinos, el Vía Crucis se realiza en el Krizevac cada viernes a las 14,00 horas (16,00) y los viernes y los domingos de Cuaresma en la iglesia parroquial.

e) La oración por los enfermos en Medjugorje entra en el programa de oración vespertino y se halla insertada en el agradecimiento por la celebración eucarística. Su definición oficial es oración por la curación del cuerpo y del alma. El hombre, y el peregrino en modo particular, busca la salud en el verdadero sentido de la palabra, o bien aquello que se entiende con el término latino "salus", que comprende tanto la salud física como la salvación del espíritu.

4. Génesis de las reuniones de peregrinos en Medjugorje

Todo inició a fines de junio de 1981, cuando seis niños comenzaron a afirmar que la Virgen se les había aparecido presentándose como la Reina de la Paz e invitando el mundo a la paz y a la reconciliación. Paz, paz, paz con Dios y entre los hombres. "Todo esto no sólo ha hecho Medjugorje famoso en todo el mundo, sino que lo ha hecho fuente de una gracia extraordinaria, un punto de encuentro de millones de peregrinos de todas las razas y nacionalidades: hombres, mujeres, niños, pobres y ricos, enfermos y sanos, no convertidos y gente simple, pecadores y personas santas. El flujo incesante de peregrinos se hace cada día más grande, el interés por Medjugorje se hace cada vez más profundo, las reacciones siempre más intensas, más espirituales y masivas." (Rupcic: Medjugorje en la historia de la salvación, Duvno 1989, pág. 5).

Durante Sus últimas apariciones, la Virgen ha incesantemente invitado a la conversión, o bien al cambio de nuestra relación hacia Dios sobre la base de una oración reforzada con el corazón, a una transformación de la relación consigo mismo en el ayuno corporal que libera de todo tipo de dependencia y a un cambio de relación con la gente en torno de nosotros en el perdón, en la reconciliación y en loa actos de amor.

Dejando de lado las preguntas acerca de lo sobrenatural de las apariciones de la Virgen y de los mensajes de Medjugorje, no se puede negar el hecho de que la celebración del misterio de la salvación, tal como hoy en día acaece en Medjugorje, fue adquiriendo gradualmente forma sobre la base justamente de los mensajes de la Virgen. En los mensajes, la Virgen pide una participación concreta en la Santa Misa que debe llegar a ser el centro de la vida cristiana sea para cada uno de los cristianos, sea para toda la comunidad cristiana. Es un deseo de la Virgen que "su Misa sea una experiencia real de Dios" (16 de mayo de 1985), "deseo invitarlos a vivir la Santa Misa" (3 de abril de 1986), "que la Santa Misa sea para ustedes vida" (25 de abril de 1988).

La Virgen invita a adorar a Jesús en el Santísimo Sacramento del Altar: "Adoren sin cesar al Santísimo Sacramento del Altar. Yo estoy siempre presente cuando los fieles están en adoración. En esos momentos se obtienen gracias particulares. "Hoy los invito a enamorarse del Santísimo Sacramento del Altar. Adórenlo, hijitos, en sus parroquias y así estarán unidos con todo el mundo ... Cuando adoran a Jesús también están cerca de Mí." (25 de septiembre de 1995).

Durante la víspera de la gran fiesta de Su Asunción, el 14 de agosto de 1984, la Santísima Virgen dio, por medio del vidente Ivan Dragicevic, el siguiente mensaje: "Quisiera que el mundo orara por Mí en estos días, y lo más posible. Que ayune los miércoles y viernes. Que rece cada día cuando menos el Rosario: los misterios gozosos, dolorosos y gloriosos" (S. Barbaric: "Ora con el corazón", Medjugorje 1994., pág. 57). "Recen el Rosario cada noche" (8 de octubre de 1984). "Los exhorto a invitar a todos a rezar el Rosario. Con el Rosario, ustedes vencerán todos los obstáculos que Satanás quiere poner en estos tiempos a la Iglesia Católica. Ustedes, los sacedotes, recen el Rosario, concedan tiempo al rezo del Rosario" (25 de junio de 1985). "¡Queridos hijos! Hoy, como nunca antes, los invito a la oración. Su oración debe ser una oración por la paz ... Si lo desean, tomen el Rosario. El Rosario por sí solo puede hacer milagros en el mundo y en sus vidas." (25 de enero de 1991).

La Virgen ha recomendado orar ante la Cruz (30 de agosto de 1984). "Oren especialmente ante la Cruz, porque de ella se derraman grandes gracias." (12 de septiembre de 1985). "Mediten la Pasión de Jesús y únanse a Jesús con sus vidas" (20 de febrero de 1986).

5. Análisis teológicas de las reuniones de culto

La Iglesia, entendida como pueblo de Dios formado por naciones e idiomas diversos, se reune en Medjugorje en el Espíritu Santo. En cada celebración vespertina se vive el espíritu católico de una iglesia única, santa y apostólica "en la cual, quien habita en Roma puede sentir que un hindú es miembro de su cuerpo" (cfr. LG 13, Ivan Zlatousti, Homilía sobre el Evangelio de Juan: PG 59,361). Aquí, la Iglesia de los peregrinos, marchando entre las persecuciones del mundo y la consolación de Dios, anuncia la cruz y la muerte del Señor en espera de Su venida (LG8).

La celebración del misterio de la salvación se halla al centro de las reuniones de culto. Todas las formas de devoción están dirigidas hacia la celebración de la Eucaristía que desemboca en la adoración eucarística. Gracias al sacramento de la reconciliación, el individuo entra personalmente en el misterio de la reconciliación y la Iglesia cada vez más se libera para la celebración en el Espíritu y en la verdad.

María apareció en Medjugorje con el Niño entre los brazos, ofreciéndoLo en don a los hombres. El Hijo de Dios se encarnó en María llegando a ser hombre en Su regazo. "María alimentó este cuerpecito menudo con Su sangre, le dio calor con la tibieza de Su cuerpo inocente y fue el primer sagrario y verdadero tabernáculo de nuestro Jesús Eucarístico. Ella fue el primer altar y la primera iglesia de Jesús en el mundo." (T. Sagi-Bunic, La Madre de la Santísima Eucaristía, en "Cana" 6/1987, pág. 12). María hace parte de la celebración eucarística de Medjugorje y es Ella quien la prepara y la sigue (el Rosario antes y después de la Misa, desde el Monte de las Apariciones nos indica el Krizevac y la iglesia, guía los peregrinos hacia la fuente de la gracia).

"La Eucaristía es un verdadero pernio en torno del cual gira un mundo nuevo, la fuente de la que brota la paz. Es imposible concebirla sin la Virgen, como también no es posible concebir a la Virgen sin la preparación del banquete eucarístico en el cual los comensales se convierten en Sus hijos y "coherederos de Cristo" (Romanos, 8,17). Es por lo tanto comprensible que la Virgen en Medjugorje invite incesantemente a celebrar la Eucaristía (Rupcic, cfr. pág. 113). Siendo María la Madre del Señor, los peregrinos se abren a la gracia de la redención, la reciben y entran aún más en el misterio de la salvación. De este modo también la Iglesia crece en el Espíritu Santo.

En la encíclica apostólica "Tertio millenio adveniente" Juan Pablo II evalúa el concilio vaticano segundo como "un acontecimiento providencial" centralizado en el misterio de Cristo y en él de Su Iglesia y al mismo tiempo abierto al mundo (18). Pone en relieve de modo particular que el mundo de hoy día "tiene necesidad más que nunca de purificarse y tiene necesidad de conversión" (18). Según el Papa el concilio "ha mostrado con un nuevo vigor Cristo a los hombres, el Cordero de Dios que quita los pecados del mundo, el Redentor del hombre, el Señor de la historia" (19). La enorme riqueza de contenido y el tono nuevo, antes desconocido, en la presentación al interior del concilio de estos contenidos, anuncian, por un decir, un tiempo nuevo. Los padres del concilio han hablado con la lengua del Evangelio, con la lengua del Sermón en la Montaña y con la de las bienaventuranzas (20).

Muchos obispos y teólogos ven en los eventos de Medjugorje y en sus simples mensajes evangélicos la realización de los eventos providenciales del Concilio, un tono nuevo y el anuncio de tiempos nuevos.

6. Una evaluación pastoral

Uno de los teólogos pastorales más conocidos de nuestros tiempos, el profesor de Viena Paul M. Zulehner, ha examinado a fondo en el verano de 1988 los fenómenos de Medjugorje y ha englobado sus conclusiones en las lecciones "Medjugorje eine mystagogische Lektio (Hrsg. Medjugorje Zentrum, "Medjugorje eine mystagogische Herausforderung?" pág. 72. 100). El parte de la convicción que las apariciones de María son importantes para nuestra época y que además son irrefutables (79). Con respecto a los mensajes de la Virgen en Mejugorje dicen que son una "catequesis óptima" y "un excelente encauzamiento al mensaje de las Sagrada Escritura" (82). Justamente esto es par él uno de los criterios teológicos más importantes. Medjugorje no aleja de la Sagrada Escritura, antes bien acerca a ésta, y María no es la destinación, pero una indicación a lo largo del camino (Nicht die Endstation sondern wie ein Wegweiser). La actividad pastoral en Medjugorje, el modo de predicar y de celebrar la Eucaristía conducen a la gente que acude a ese lugar al centro de la fe. La actividad de los pastores de almas está dirigida a hacer vivir a la gente la palabra de Dios y la Sagrada Escritura, y a celebrar la Eucaristía. Es importante también la relación de esta pastoral con el concilio (82). Los peregrinos se van de Medjugorje llevando a sus propias iglesias locales una profunda devoción hacia la Sagrada Escritura y la Eucaristía. "Me fascina mucho, y lo considero un aspecto decisamente positivo, el hecho de que los pastores de almas no buscan alejar a la gente de la Iglesia normal, sino que, por el contrario, desean incorporarlos a la vida cotidiana de la iglesia" (82-83). El profesor Zulehner está fascinado con el hecho de que en Medjugorje reune una iglesia de los pequeños. "Todos pueden venir, no hay obstaculos a superar. Este lugar está abierto a todos. También aquellos que yo definiría como no propiamente virtuosos de la religión, sino como la simple infanteria de la Iglesia, aquí se sienten como en su propia casa. Me alegro cuando veo qun la esperanza en la vida y regresan a sus casas con la frente levantada ... Estos son para mí los frutos del espíritu que, independientemente de las apariciones, gracias a Dios, está presente por doquier, porque donde obra el Espíritu, allí está presente la Iglesia, ya que la intención de Dios es aquella de levantar al hombre". (87)

En los eventos de Medjugorje, Zulehner descubre una "mistagogia", el conducir al hombre hacia el misterio en el cual Dios desde el interior abre el corazón, como a la mujer de nombre Lidia en los Hechos de los Apóstoles (cfr. 16, 14). Con Su gracia Dios anticipa nuestra obra en la Iglesia. El verdadero objetivo de la pastoral, según Zulehner, es aquél de ayudar al hombre a descubrir el misterio de la obra divina en la propia existencia y a este misterio entregarse en un amor libre. "Tengo el temor de que en la Iglesia actual se halla perdido la dimensión mística de la fe. Es por esta razón que existe la amenaza de reducir el Evangelio a una moral. Si desaparece el misticismo no queda nada más. Sería dañoso si en Medjugorje sólo quedaran mensajes morales. No es este el objetivo. El sentido de los mensajes debe ser buscado en la renovación del misticismo, en la experiencia de la comunión entre DIos y el hombre. Este es el evento que precede toda obra y toda moral. Sin este fundamento místico ninguno de nosotros puede actuar moralmente." (96-97). Los teólogos y los hombres de iglesia son favorables a la interpretación del misterio. "yo, sin embargo, en la teología he aprendido que los misterios de la fe no están para ser interpretados sino para que convivamos con ellos, para que vivamos en ellos como en casa. La Iglesia se salvará cuando nos volvamos a acostumbrar a convivir con el misterio de manera completamente personal, decidida y valiente" (98-99). Según Zulehner, Medjugorje sería esto: mistagogia, un guiar a la gente normal hacia el misterio cotidiano del Evangelio.

Allfons Sarrach dice: "La Iglesia en Medjugorje ha tomado conciencia de no ser una organización, de no ser una creación perfecta hecha por mano humana, un instrumento de la potencia humana o un autoservicio de sacramentos, de no ser ni opio ni droga, de no ser nada de artificioso, sino justamente un "misterio". Cuando todo esto se consolide al interior de la Iglesia, los hombres recobrarán el camino que conduce a ella y en su interior se sentirán seguros y podrán postrarse, libres y seguros" (Los mensajes de Medjugorje sobre Dios que está al servicio, Medjugorje, 1995, pág. 143).

7. El significado de la evengelización

La celebración del misterio de la salvación es la experiencia más inolvidable para los peregrinos de Medjugorje. Es este el motivo principal de su presencia en el santuario. La experiencia del encuentro con el misterio de la fe los lleva a ser más o menos conscientes del hecho de que vale la pena vivir en el gris de la vida cotidiana.

Los factores principales que los convencen son la celebración eucarística, los mensajes de la Virgen con los cuales se han puesto en contacto y la religiosidad que los ha entusiasmado.

En Medjugorje se predica de una manera verdaderamente simple. Los Evangelios siguen el calendario litúrgico e indican el camino para su realización en la vida del hombre contemporáneo. Se pone el acento en la conversión como camino hacia la paz, en la oración, el ayuno, el perdón y en las obras de caridad. Estos y otros mensajes se fundan sobre cuanto ha sido escrito en el Evangelio de Juan: "Hagan lo que El les dice" (2,5).

Los mensajes son una invitación maternal y un ruego, ellos respetan la libertad del hombre y procuran alentarlo para hacer el bien. Su objetivo es él de estimular al individuo a la conversión personal, sólo entonces pueden subseguirse otros efectos.

Las homilías, como también los mensajes, por su forma y contenido reflejan la simplicidad de todos los eventos de Medjugorje.

Medjugorje fue inmediatamente acogido por un gran número de personas en todo el mundo como un fenómeno religioso llegando a ser después un movimiento religioso de vastas proporciones, entre otras cosas también por la simplicidad del mensaje.

Los peregrinos de Medjugorje cuando regresan a sus propias comunidades no permanecen pasivos.

Ellos primeramente procuran vivir los mensajes y el Evangelio y de participar activamente en la iglesia local. Se crean así las comunidades de oración que viven en el espíritu de los mensajes. La invitación de María está dirigida a todos a fin de que como Abraham emprendan el camino a lo desconocido, a través de los territorios inexplorados de la fe, conducidos por el llamado de Dios a la libertad.

Es difícil evaluar el efecto de la aparición de la Virgen en el mundo de hoy. Eso sí, hay algo cierto: aquello que los pastores de la Iglesia muchas veces no se atreven a nombrar, es realizado por el Espíritu Santo por medio de las apariciones de María y de Sus mensajes al mundo. El mundo de los pequeños acoge y comprende la palabra de María. La fe y la experiencia de la Sagrada Escritura vuelven a ser vivas y actuales. Por medio de María, Dios renueva la Iglesia y el mundo.

Conclusiones

En Medjugorje día tras día se reune la Iglesia de los peregrinos: una, santa, católica y apostólica que une a pueblos e idiomas diversos para celebrar el misterio de la salvación en el Espíritu Santo. La celebración del misterio de la salvación está al centro de todos las reuniones. María, Madre del Señor, elemento unificador de esta celebración y presente como una madre premurosa y una educadora experta. Ella los exhorta y les agradece tiernamente (Queridos hijos, hijitos ... ¡Gracias por haber respondido a mi llamado!) pero al mismo tiempo también exigente: oren, ayunen, creen y difundan la paz, celebren la Misa, vivan el Evangelio ... No están solos. Todo lo pueden en Aquel que los saca de las tinieblas para llevarlos a Su esplendida luz. Ella, Madre de la Luz, nos ofrece a Su Hijo, Sol de justicia, Luz que ilumina a cada hombre y le consiente de llegar a ser luz del mundo.

 


Para que Dios pueda vivir en sus corazones, deben amar.